Publicidad
27 Jun 2020 - 5:25 p. m.

Leopoldo López contrató mercenarios para derrocar a Maduro: The Wall Street Journal

El líder opositor y expreso político se habría reunido en varias ocasiones con Jordan Goudreau, mercenario y ejecutor de la fallida “Operación Gedeón”, sin consultarle a Juan Guaidó o a miembros de su equipo, de acuerdo con el diario estadounidense The Wall Street Journal.
Jesús Mesa

Jesús Mesa

Editor de Newsletters
Leopoldo López fue señalado por distintas fuentes de ser la cabeza detrás de la fallida "Operación Gedeón". / AFP
Leopoldo López fue señalado por distintas fuentes de ser la cabeza detrás de la fallida "Operación Gedeón". / AFP
Foto: AFP - HO

Leopoldo López, líder opositor venezolano y mentor político de Juan Guaidó, habría estado detrás de la fallida operación con mercenarios para derrocar al gobernante Nicolás Maduro, ejecutada el pasado mes de mayo, de acuerdo con fuentes que hablaron a The Wall Street Journal.

López, quien se encuentra refugiado en la embajada de España en Caracas, junto con otros líderes opositores venezolanos, habrían evaluado al menos seis opciones armadas para derrocar a Maduro, según cuenta el diario estadounidense.

Una de ellas, encabezada por el exmilitar y mercenario norteamericano Jordan Goudreau, fundador y dueño de la empresa de seguridad Silvercorp, fue la que finalmente terminó ejecutándose.

En su momento, el equipo de Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, afirmó que el ataque de mayo, denominado como “Operación Gedeón” fue obra del régimen de Maduro y que el año pasado cortaron el contacto con el grupo seis meses antes de que se produjeran los dos intentos de incursión en las costas de Macuto (La Guaira) y Chuao (Aragua) que fueron frustradas por el gobierno chavista.

Puede leer: La película de la Operación Gedeón: el nuevo lío en Venezuela 

El círculo de Guaidó asegura que por “diferencias en la estrategia” determinaron que la opción militar no era “viable” y en la segunda parte de 2019 abrieron un canal de diálogo con el gobierno chavista.

Sin embargo, de acuerdo con fuentes consultadas por el diario estadounidense, López no creía en el diálogo y seguía reuniéndose con Goudreau para pensar un “plan B”, sin consultarle a Guaidó.

“En 2019, mientras algunos líderes de la oposición venezolanos y diplomáticos prosiguieron las negociaciones con Maduro para ganar el derecho a elecciones libres y justas, López y sus colaboradores más cercanos buscaron una empresa de seguridad sin alertar a los políticos de otros partidos opositores a Maduro”, manifestaron personas involucradas en la planificación de la operación y otros líderes de la oposición.

“Si una de estas propuestas hubiera sido viable, habríamos tomado esa opción de inmediato”, dijo una figura de la oposición cercana a los dos líderes a The Wall Street Journal. “No tenemos ningún problema ético para deshacernos de Nicolás Maduro”, agregó.

Le recomendamos: J.J. Rendón renuncia al equipo de Juan Guaidó por su participación en la “Operación Gedeón” 

De acuerdo con el rotativo estadounidense, durante la primavera de 2019, personas cercanas a López presentaron a Clíver Alcalá, exmilitar venezolano y a Goudreau a varios dirigentes y simpatizantes opositores en varias reuniones en Bogotá. Su objetivo era reunir entre 2 y 7 millones de dólares para financiar una redada, según personas familiarizadas con las conversaciones.

“Finalmente la oposición no pagó a Goudreau los cientos de miles de dólares que pedía, sino que solo le dieron 50.000 dólares para sus gastos antes de cortar todo tipo de relación, a finales de 2019″, relata The Wall Street Journal. Dos miembros del equipo de Guaidó: Juan José Rendón (J.J.) y Sergio Vergara asumieron la responsabilidad de firmar ese contrato con el mercenario.

Un error costoso

Líderes de oposición venezolanos consultados por el WSJ reconocieron que fue un error que los miembros de Voluntad Popular, partido de Leopoldo López, se sentaran con mercenarios. “Legitimaron a Goudreau y la idea de toda esta operación”, habría dicho uno de ellos, desde Bogotá, al calificar la acción de “deshonesta”.

De hecho, el diario afirma que la responsabilidad política de esta fallida operación recae sobre López, quien durante años ha abogado por la acción directa para salir de Maduro. Sus posiciones, a menudo radicales, han chocado en diferentes ocasiones con la de otros líderes opositores. La última de ellas fue el año pasado, cuando Guaidó aceptó la invitación de Noruega y Barbados de conversar con Maduro.

“Uno de los errores más grandes que ha cometido la oposición es apoyar a Leopoldo López”, dijo al diario estadounidense Humberto Calderón Berti, quien se desempeñó como embajador de Guaidó en Colombia hasta que el autoproclamado presidente interino le despidió por una disputa pública con López el año pasado.

Le recomendamos: “Acciones como Gedeón no hacen parte de la estrategia”: Tomás Guanipa, embajador de Guaidó en Colombia 

“Al final, solo está dañando a Guaidó. Tiene que haber una rectificación de la estrategia, del liderazgo“, agregó el exfuncionario.

De hecho, tras la operación, la popularidad de Guaidó también salió perjudicada, pues del 61% que disfrutaba en enero de 2019 pasó a un 25% de aprobación, su punto más bajo hasta ahora.

Por su parte, Goudreau, que estaba en Florida en el momento de la operación, no ha dicho por qué ordenó que la misión se desarrollara a principios de mayo, cuando era evidente que fracasaría. El saldo del fallido ataque fue de ocho mercenarios muertos y 66 detenidos, entre ellos los militares retirados estadounidenses Luke Alexander Denman y Airan Berry, imputados por terrorismo entre otros cargos.

Síguenos en Google Noticias