9 Aug 2019 - 12:22 p. m.

Líder del Senado de EE. UU. descarta interrumpir vacaciones para discutir sobre armas

Tras las dos matanzas en Ohio y Texas, que dejaron 31 muertos, el líder de la mayoría republicana en el Senado estadounidense, Mitch McConnell, dijo que no convocará una s esión para aprobar una legislación de control de armas.

- Redacción Internacional

Charles Schumer (i), líder de la minoría demócrata y Mitch McConnell (d), de la mayoría republicana en el Senado de EE. UU. / AFP
Charles Schumer (i), líder de la minoría demócrata y Mitch McConnell (d), de la mayoría republicana en el Senado de EE. UU. / AFP

Los últimos tiroteos en Estados Unidos han agitado a las autoridades locales y estatales de ese país, independientemente de su afiliación política, que han pedido al Gobierno federal o al Congreso que actúen pronto para solucionar la crisis que vive el país.

En una carta dirigida al líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y al demócrata de mayor rango de la misma Cámara, Chuck Schumer, 214 alcaldes reclamaron a los integrantes de la Cámara Alta que regresen del receso de agosto para valorar las dos propuestas legislativas.

Sin embargo, el líder de la mayoría republicana en el Senado estadounidense, Mitch McConnell, dijo que no convocará a los legisladores en medio de sus vacaciones de verano para aprobar una legislación de control de armas, tras dos tiroteos masivos que dejaron 31 muertos.

Más de 200 alcaldes estadounidenses enviaron el jueves una carta a los líderes del Senado para que convoquen una sesión extraordinaria que apruebe los proyectos de ley -que ya pasaron por la Cámara baja- que permitirían verificar los antecedentes de todos los compradores de armas y regular las ventas entre particulares y en ferias.

Ver más: Videojuegos, ¿la raíz de los tiroteos en EE. UU.? 

Pero McConnell le dijo a una radio local en Kentucky que, si bien una legislación sobre armas de fuego será "central" en la próxima sesión del Senado, no ordenará la vuelta de los congresistas sino que esperará una "discusión bipartidista" entre republicanos y demócratas.

"Quiero hacer una ley, no solo ver esta lucha política sin fin", dijo a NewsRadio 840 WHAS, y agregó que "probablemente también se debata" una posible prohibición de las armas de asalto cuando los legisladores regresen de su receso en septiembre.

McConnell ha sofocado los esfuerzos del Congreso para expandir los controles de armas, en medio de temores de los republicanos de que este tema les provoque un golpe en las urnas el próximo año.

Ver más: ¿Alimenta Donald Trump el discurso del odio? 

La carta de la influyente Conferencia de Alcaldes de Estados Unidos apuntó a dos proyectos de ley de verificación de antecedentes ya aprobados por la Cámara baja -controlada por los demócratas- en febrero. Pero hasta ahora, McConnell ha esencialmente bloqueado la consideración de estas regulaciones en el Senado, controlado por los republicanos.

El miércoles, el presidente Donald Trump dijo que apoyaba la legislación propuesta en el Senado para bloquear la venta de armas a personas con enfermedades mentales.

Pero también dijo que no creía que hubiera apoyo político suficiente para aprobar una legislación más estricta como la que ya pasó por la Cámara de Representantes, o como las prohibiciones de rifles de asalto altamente letales utilizados en muchos tiroteos masivos.

De nuevo, la Asociación Nacional del Rifle

Después de que Donald Trump dijera que respaldaba una legislación para aumentar el control de armas a personas con enfermedades mentales, la Asociación Nacional del Rifle de EE. UU. (NRA, en sus siglas en inglés) salió al paso. De acuerdo a medios locales, el presidente ejecutivo de la NRA, Wayne LaPierre, le advirtió a Trump que su apoyo a un mayor control de armas "no sería popular" entre sus partidarios.

"La postura de la NRA es que aquellos que han sido hallados por un juez como un peligro para sí mismos o para otros no deben tener acceso a las armas de fuego. (...) Pero, debe haber pruebas reales, y no podemos sacrificar los derechos constitucionales de nadie sin el debido proceso", indicó el grupo conservador en su cuenta de Twitter. 

Ver más: Sangriento fin de semana por tiroteos en EE. UU., ¿y ahora qué?

En febrero, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó una ley según la cual el Gobierno federal debería someter a un control de antecedentes penales a todos aquellos que quieran comprar un arma, incluidos los que las adquieren en internet o en ferias de armas.

Actualmente, a nivel federal, ninguna ley obliga a hacer controles de antecedentes a quienes venden armas en internet o en las ferias.

El segundo proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes busca ampliar el tiempo que una persona tiene que esperar para comprar un arma: ahora, el FBI tarda unos tres días en hacer control de antecedentes, por lo que lo que en general cualquiera puede comprar una pistola en tres días.

Esa nueva ley propone ampliar a diez días ese periodo con el objetivo de impedir que alguien, de manera impulsiva, se haga con una pistola para perpetrar un acto violento o suicidarse. Pero ninguna tiene el respaldo político suficiente para ser aprobada por el Senado. 

 

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.