4 Nov 2020 - 10:00 a. m.

Trump-Biden: ¿Por qué Pensilvania, Wisconsin y Michigan pueden definirlo todo?

En el reñido recuento de votos, la atención del país se centra en el llamado “muro azul”: Wisconsin, Michigan y Pensilvania. Estos tres estados eran bastiones demócratas, pero Trump logró cambiar la histórica tendencia en 2016. ¿Qué puede pasar ahí?

Redacción Mundo

Internacional

A medida que avanzaba la noche electoral en Estados Unidos, la carrera por la Casa Blanca se hizo más apretada y entonces el llamado muro azul tomaba más importancia. Michigan, con 16 votos electores es un estado clave del llamado “muro azul” (demócrata) del cinturón industrial junto con Wisconsin (10 votos electorales) y Pensilvania (20 votos) , como lo demuestra que en 2016 se lo llevó Trump por apenas 10.000 votos, menos de un 1% del total.

Fue la primera vez desde 1988 que Michigan abandonó a los demócratas en una elección presidencial.

Cuando Florida se inclina hacia Donald Trump, Biden tiene que recuperar Wisconsin, Michigan y Pensilvania, que forman parte del conocido como “cinturón de óxido”, el corazón de la industria que impulsó el país en el siglo XX y que se vio después se vio afectado por la desindustrialización y competencia que llevó a una pérdida masiva de empleos.

Ver más: ¿Cuándo sabremos los resultados de las elecciones de EE. UU.?

Michigan, con 16 votos electorales, empezó a procesar los votos anticipados. Pero Wisconsin y Pensilvania comenzará a contar el voto por correo en los siguientes días.

“Esperamos ver al menos algo de vuelco azul en Pensilvania, porque las autoridades electorales no pueden procesar el voto por correo hasta las 7:00 de la mañana del día de las elecciones y por ello hay una gran posibilidad de que gran parte del voto publicado al principio sea de los sufragios de ese día de tendencia republicana”, explica la página FiveThirtyEight.

Ver más: ¿Qué es el voto anticipado y por qué es clave en estas elecciones?

Pensilvania es el estado natal de Biden y si no vuelve a sumar sus 20 electores al partido demócrata complicará bastante el acceso de Joe Biden a la Casa Blanca.. Trump fue el primer republicano en cambiar el color del territorio desde George H.W. Bush en 1988 y su triunfo en este territorio inclinó la balanza hacia el magnate en 2016.

Pensilvania se parece a EE. UU. está dividido entre ciudades cosmopolitas y luego hay lugares rurales, en donde hay pueblos en donde no hay empleo, existe mucha pobreza y ocupan el espacio unos hispanos. Los contrastes son muy grandes en este estado, familias muy religiosas, llena de iglesias y por eso es un estado bien complejo, no tiene identidad ideológica.

Ver más: Lo que está en juego para el país, según los votantes de EE. UU.

Los latinos le dieron la espalda a Biden. “Florida siempre ha sido el estado bisagra, pero ya estaba inclinado al lado republicano. La novedad es que los latinos aumentaron su apoyo por los demócratas, entre los latinos no cubanos, ha calado el tema que Joe Biden pactó con la extrema izquierda del Partido Demócrata es decir Alexandria Ocasio-Cortez y Bernie Sanders y ese mensaje caló entre los votantes. El discurso del comunismo fue definitivo en Florida y en el voto latino en todo EE. UU.”, explicaban analistas.

Voto por correo

Gran parte del voto por correo ya está en manos de los centros electorales en ese crucial estado, lo que puede acelerar el proceso.

Para Trump, perder Pensilvania supone reducir mucho las posibilidades de la reelección. Este estado aporta 20 votos del Colegio Electoral y si el candidato republicano falla aquí,n o podría perder en estados como Michigan y Wisconsin.

Los dos candidatos hicieron varios viajes a este estado, prometiendo la creación de puestos de trabajo. Analistas anticipan que Trump revivió en este estado cuando Joe Biden reconoció el último debate que quiere eliminar gradualmente los combustibles fósiles, principal motor económico de Pensilvania.

Ver más: Imágenes de la jornada electoral de hoy en EE. UU.

Este estado no permite procesar las papeletas emitidas de forma anticipada hasta el mismo día de las elecciones y ha prorrogado el recuento hasta el día 6 de noviembre, tres días después de las presidenciales, con autorización del Tribunal Supremo.

El voto por correo ha sido la modalidad más polémica y controvertida en estas elecciones. Sin embargo, 64 millones de estadounidenses

Analistas dicen que Pensilvania determinará el resultado final de las elecciones de este año, pueden pasar días para que sepamos el ganador. Eso sin contar las disputas legales para las que ambas campañas ya se preparan.

Ver más: Elecciones en el país epicentro de la pandemia

“Estamos seguros de que tomará más tiempo del habitual (…) Probablemente no sabremos los resultados la noche de las elecciones”, advirtió el gobernador Tom Wolf la semana pasada.

Del número récord de 100,1 millones de votos anticipados, 44,8% se estiman demócratas, pero los republicanos esperaban una masiva concurrencia.

Ver más: ¿Cómo ganó Donald Trump Florida?

Solo 75.000 de los 350.000 votos recibidos por correo en el estado clave de Pensilvania serán reportados este martes. La comisaria de la ciudad de Filadelfia, Lisa Deeley, dijo esta noche en rueda de prensa al cierre de los colegios electorales que 275.000 votos recibidos por anticipado no aparecerán en el cómputo final en las elecciones hasta mañana miércoles o posiblemente a lo largo de semana.

Varios condados también se han negado a realizar el escrutinio de votos enviados por correo este martes y esperarán hasta el miércoles para hacerlo, algo que podría modificar aún más el resultado final y dilatar la proclamación oficial de un ganador.

Por el momento, un porcentaje menor del 20 % de los votos reportados esta noche corresponden a voto por correo o anticipado, que se espera que favorezca a Joe Biden en su gran mayoría. Con el 32 % escrutado, Trump aventaja a Biden en este estado por más de 200.000 votos.

Comparte: