5 Jul 2021 - 5:05 p. m.

¿Quién es Elisa Loncón, presidenta de la Convención Constituyente chilena?

Elisa Loncón, una mujer indígena de 58 años, tendrá la tarea de presidir la Convención Constituyente chilena, encargada de redactar una nueva Carta Magna en el país. Participó del diseño de la bandera Wenufoye del pueblo mapuche y es doctora en Humanidades y Literatura.

“Buscamos instalar la plurinacionalidad en la nueva Constitución, que implica el reconocimiento de las 10 naciones preexistentes al Estado chileno. No es un Estado único indivisible, como lo dice la Constitución antigua, sino compuesto por pluralidad de naciones con derechos tales como el territorio, autonomía, autodeterminación, lenguas, culturas, historias. El derecho a autodeterminación no implica secesión ni dividir el Estado en 10, sino instalar sistemas de Gobierno autónomo”.

En contexto: La mapuche Elisa Loncón presidirá la Convención Constituyente chilena

Con esas palabras respondió Elisa Loncón cuando le preguntaron por el Chile que se imagina tras la expedición de la nueva Constitución, en una entrevista con El País de España. Las respuestas fueron publicadas un día antes de que la mujer indígena, de 58 años, resultara elegida como presidenta de la Convención Constituyente chilena, el pasado 4 de julio. Con 96 de los 155 votos, en la segunda ronda, Loncón logró el respaldo para comandar un organismo que redactará la nueva Carta Magna, sepultando la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Elisa Loncón nació el 23 de enero de 1963 en Traiguén, en la región de La Araucanía -centro de Chile-. Vivió su infancia en la comunidad mapuche Lefweluan, siendo miembro activo del grupo indígena más numeroso del país austral. “Mi comunidad está ubicada en la comuna de Traiguén, un hermoso territorio, cada vez más amenazado por las forestales, al interior del Wallmapu. Es por ello que hablo mapudungun desde que nací y siempre tuve la inquietud por la palabra porque creo que en la lengua habita el alma de un pueblo”, explica en su página web.

En contexto: Empieza el proceso constituyente en Chile, ¿cómo funcionará?

Loncón inició su formación profesional en la Universidad de la Frontera en Temuco, estudiando pedagogía en inglés. Segura haber sido miembro de un grupo de teatro, con el cual participó en las manifestaciones contra la dictadura de Pinochet. “Hicimos del teatro una herramienta de resistencia y vínculo con las comunidades”, agrega. En su juventud se interesó por impulsar la lengua indígena e hizo parte del Consejo de Todas las Tierras, con lo cual se creó la bandera Wenufoye, del pueblo mapuche.

“Mi proceso de formación continua, me ha permitido conocer diversas realidades que enfrentan las Naciones Originarias en el mundo, y eso me dio la convicción de que debemos luchar por una sociedad en que se respete la diversidad de los pueblos. Que nuestra lucha sea por reconocer y garantizar derechos fundamentales como la autonomía y la autodeterminación”, explica la presidenta de la convención. El proceso político inició tras las constantes jornadas de protestas en 2019. El 10 de noviembre de ese año, de hecho, se abrió la puerta al Congreso Constituyente.

Elisa Loncón no solo ha sido profesora de inglés, también tiene estudios de posgrado en el Instituto de Estudios Sociales de la Haya (Países Bajos) y en la Universidad de Regina (Canadá). Tiene un par de doctorados: en Humanidades por la Universidad de Leiden (Países Bajos) y en Literatura en la Universidad Católica (Chile). “Me esforcé mucho para estudiar, trabajé para estudiar y esos estudios los volqué para entender la condición de opresión que vivíamos. Entender por qué existía esa opresión y también ver cuáles podían ser las salidas”, le dijo a La Tercera, diario de su país.

Le recomendamos: ¿Por qué Chile quiere cambiar la Constitución?

A El País de España, Loncón aseguró que nunca ha pertenecido a un partido político, sin embargo, se identifica con ideologías de izquierda. Asegura que su tatarabuelo y bisabuelo combatieron contra la ocupación militar de La Araucanía en 1883 y defendieron la capital regional: Temuco. Tal es su arraigo con el pueblo mapuche que, el día de su elección como presidenta, subió a la tarima vestida con el traje típico y portando la bandera que ayudó a diseñar. También desplegó un saludo en mapudungun, su lengua natal.

En la nueva Constitución chilena participarán 155 asambleístas que fueron elegidos el pasado 15 y 16 de mayo por el pueblo. De ellos, 78 son hombres y 77 mujeres. Hasta lo que se sabe, ninguna autoridad del Estado participará del proceso, por orden del presidente Sebastián Piñera. Como Loncón ya fue elegida como presidenta, ahora los constituyentes se centrarán en definir el reglamento de la Convención, la composición de las mesas, los problemas a tratar y las normas éticas para cada uno.

Lea también: La constitución de Augusto Pinochet que muchos chilenos quieren acabar

Ese proceso, como máximo, irá hasta el 4 de septiembre de este año. Luego de eso, los asambleístas tendrán un plazo de nueve meses para elaborar la nueva Constitución. Este proceso podría extenderse por un período de hasta tres meses y no podrá sobrepasar del 4 de julio de 2022. Se considera que es un “tiempo adecuado”, dado que es un órgano que solo se dedicará al proceso de la nueva Constitución. No tiene más funciones. Se tomó como ejemplo el caso de Colombia, en donde se consiguió redactar la Constitución de 1991 en seis meses, la cual a propósito está cumpliendo 30 años.

::El Espectador lo invita a visualizar el documental “Constitución política de 1991: 30 años de un nuevo país::

Comparte: