Acciones judiciales contra obras de infraestructura perjudican a los bogotanos: ProBogotá

La fundación propuso modificar leyes estatutarias que mejoren el uso de acciones populares, al considerar que están siendo utilizadas de manera inadecuada y que "ponen en vilo esfuerzos y recursos institucionales".

Uno de los proyectos más controversiales que continúa frenado por una acción popular es el de Transmilenio por la Séptima.Pixabay

En el marco del Foro de Movilidad 2050 (donde se discute con expertos nacionales e internacionales acerca de distintas soluciones a problemáticas de movilidad) liderado por ProBogotá, la fundación expresó su preocupación por el freno que han tenido algunas obras de infraestructura de la ciudad, como resultado de acciones populares interpuestas en su contra. 

>>>Lea: Licitación de Transmilenio por la Séptima sigue suspendida

Para Juan Carlos Pinzón, presidente ejecutivo de ProBogotá, estas acciones judiciales ponen en vilo los proyectos y perjudican a todos los bogotanos, al considerar que el actuar de la institucionalidad busca el bien común. 

>>>Lea: ProBogotá presentó propuestas y observaciones al Plan Nacional de Desarrollo

"Desde la entidad que presido estamos muy preocupados por las recientes decisiones judiciales que ponen en vilo los esfuerzos institucionales de varios años y miles de millones de pesos de recursos públicos que por cuenta de distintas decisiones  judiciales, hoy están en vilo, afectando de manera grave el bien común de los ciudadanos” expresó.

>>>Lea: Admiten acción popular contra la tala de árboles en el suroccidente de Bogotá

Así mismo, hizo un llamado a que, de manera rápida y con un consenso previo, se puedan reformar las normativas que ponen freno a los proyectos y aseguró que desde la entidad están dispuestos a ser un punto de contacto entre expertos, autoridades, académicos, para llegar a dichos acuerdos.

"Proponemos, por ejemplo, modificar leyes estatutarias que de alguna manera mejoren el uso de acciones populares. Estoy convencido de que esta es una herramienta muy importante, pero se está usando mala manera, no aguantamos un palo más en la rueda del desarrollo” precisó Pinzón.