Nuevo incidente por fallas en un articulado de Transmilenio

Frente a la estación de la Calle 45, a uno de los buses se le regó el líquido refrigerante, lo que provocó caos en la movilidad hacia el mediodía de este martes.

Archivo El Espectador

Un nuevo incidente se presentó en uno de los buses de Transmilenio. Hacia el mediodía de este martes, en la estación de la Calle 45 sobre la Avenidas Caracas se varó uno de los articulados del sistema (Lea también: Buses viejos de Transmilenio, una de las causas de la accidentalidad).

Al parecer el vehículo tuvo inconveniente con su sistema de refrigerado, que terminó en el derrame del líquido en una de las paradas del servicio, lo que ocasionó retrasos en la movilidad tanto en la estación de la Calle 45 como en la de la Calle 39.

Esto, debido a que se tuvieron que enviar los servicios por un solo carril, hasta que fue trasladado el articulado en una grúa y se hizo la limpieza del líquido en el lugar.

Este es el cuarto caso que se presenta este mes. El primer registro del mes se dio en la Autopista Norte con Calle 99, y afectó la carrocería de tres vehículos, entre ellos un taxi, además de desatar una gran congestión en los carriles vehicular y exclusivo de TM. 

El segundo caso fue en la Autopista Norte con calle 100. El bus se varó y empezó a despedir una humareda que paralizó momentáneamente la movilidad en el carril del sistema. Aunque inicialmente se habló de un incendio en el vehículo, en realidad las llantas se quedaron frenadas, el autobús se recalentó y la fricción empezó a causar el humo. Como en el primer caso, Transmilenio anunció un reporte técnico del fabricante, pero tampoco hay resultados de la auditoría.

El tercero se presentó el lunes pasado frente a la estación de Puentelargo, sobre la Avenida Suba. En similares circunstancias al primer caso, un articulado en movimiento se quedó sin una de sus llantas que salió expulsada hacia la avenida y afectó a un vehículo Mazda rojo.

En la actualidad de 2.005 articulados con los que cuenta el sistema, el 53 % tiene más de 10 años y rodea el millón de kilómetros recorridos. Tan sólo tres de cada 10 vehículos tienen menos de seis años.

En cuanto a accidentalidad, en la última década se ha evidenciado un incremento en los casos. Aunque en este período la flota creció menos de un 30 % (con la fase III), el número de accidentes pasó de 231 en 2007 a 552 el año pasado. Hasta julio de 2017 ya eran un poco más de 300.

 

últimas noticias