Rafael Uribe Noguera aceptó ante la Fiscalía que mató a Yuliana Samboní

A pesar de su confesión, que ahora tendrá que ratificar ante un juez, por haber sido la víctima una menor de edad Uribe Noguera no tendría rebaja de pena. Se enfrenta hasta a 60 años de cárcel.

Colprensa

Rafael Uribe Noguera finalmente aceptó ante la Fiscalía lo que todo el país sabía desde el pasado 4 de diciembre: él violó y asesinó a la niña Yuliana Samboní. Y es que no le quedó otro camino. A pesar de que en la audiencia de imputación no aceptó los cargos por tortura, secuestro, acceso carnal y feminicidio, “por recomendación de su abogado”, las pruebas científicas, periciales, documentales y testimoniales que recaudó el ente acusador no dejaban duda de su autoría. (Lea: Uribe Noguera sí mató a Yuliana Samboní y el vigilante de Equus 66 mintió)

Aunque las grabaciones de casi 30 cámaras fueron determinantes, realmente la prueba clave fue la que el pasado lunes reveló Medicina Legal, cuando indicó que en el cuerpo de la niña se encontró material biológico que vincula a Uribe Noguera en la muerte y abuso sexual. “Terminados los análisis de laboratorio, así como las pruebas biológicas y genéticas, se puede decir, sin ninguna duda y con la mayor certeza científica, que hay material biológico que vincula a Uribe Noguera en la muerte y abuso sexual a la menor”, aseguró en su momento Carlos Valdés, director de la entidad. (Lea ¿Quién es Rafael Uribe Noguera, señalado por el feminicidio de Yuliana Samboní?)

Lo que se conoce hasta el momento, es que Uribe Noguera con su confesión busca llegar a un acuerdo con la Fiscalía que apuntaría a aceptar solo el homicidio y el abuso sexual, a cambio de que no lo acusen por los delitos de tortura y secuestro. A esta condición, dicen en la Fiscalía, se sumaría otra: que sus hermanos (Francisco y Catalina) queden libres de cualquier cargo. Vale recordar que el ente investigador trata de determinar si ellos tuvieron que ver con la posible alteración de la escena del crimen. (Lea: Hermanos Uribe Noguera sí entraron al edificio Equus 66 el día del crimen de Yuliana) 

No obstante, la confesión ante la Fiscalía la tendrá que ratificar Uribe Noguera ante un juez de conocimiento. De hacerlo, por ahora el único efecto práctico sería ahorrarle a la justicia meses y meses de proceso judicial. Y en cuanto a los efectos sobre la condena, que hoy se calcula en 60 años (la máxima permitida en el país), aún no hay claridad, pues es importante recalcar que, por haber sido Yuliana una menor de siete años, según el Código de Infancia, no tendría derecho a ninguna rebaja de pena ni beneficios judiciales. Incluso, dice la ley, su pena se podría duplicar. 

Sin embargo, la ley sí establece una excepción para poder otorgarle una eventual rebaja de pena. Se trata de una colaboración eficaz. Es decir, que en su promesa de contarlo todo, brinde elementos para condenar a todos los que de alguna y otra manera hubieran tenido algún tipo de participación en el crimen de la niña. 

Esta herramienta de negociación ayudaría a despejar una duda que aún tiene el ente acusador: si hubo más personas involucradas en el asesinato. Hasta la fecha, la Fiscalía no ha descartado esta hipótesis. Además, en medio de todo este caso, se puso el foco ante la posible relación de Uribe Noguera con redes de explotación sexual. Una versión que se ha alimentado por el material pornográfico y los rastros de contactos con prostitutas que, al parecer, encontraron al revisar su computador.

La confesión se conoce justo luego de que el fiscal general Néstor Humberto Martínez anunció públicamente que con las pruebas recolectadas tenían lista una teoría del caso y “acusarían en tiempo récord” a Uribe Noguera. 

Mientras las indagaciones avanzan y cada día se conocen nuevos detalles alrededor del crimen contra Yuliana Samboní, aún hay incógnitas que representan los mayores desafíos para las autoridades. ¿Qué pasó en el apartamento 603 del Equus66 durante las horas posteriores a la muerte de la niña? La respuesta a esta pregunta permitirá establecer el rol de los hermanos de Uribe Noguera, Francisco y Catalina, en este caso. La Fiscalía los tiene en la mira y ya los interrogó. (Lea: Hermanos de Rafael Uribe Noguera tendrán que declarar ante la Fiscalía)

Investigan filtración de pruebas

Por cuenta de la filtración de videos, evidencias científicas, pormenores y demás material probatorio que rodean el abuso y posterior muerte de la pequeña, la Fiscalía anunció también que investigará a los miembros de la Policía Judicial –detectives de la Sijin y del CTI– que han participado en el proceso. 

Según el ente investigador, que calificó como ‘deplorable’ que las evidencias se hayan hecho públicas e incluso hayan llegado a los medios de comunicación sin mayor tratamiento judicial y fuera del expediente, se indagará la responsabilidad de funcionarios por los ‘descuidos’ que permitieron la divulgación de evidencias que debían permanecer bajo custodia. 

"La Fiscalía General de Nación deplora que evidencia física que forma parte de la investigación de la niña se encuentre por fuera del expediente, tanto más cuando la víctima es un menor de edad que es sujeto de especial protección por la Constitución y la ley", sostiene el ente investigador en un comunicado de prensa. (Lea:"Nos vamos a juicio": abogada de la familia de Yuliana Samboní)

 

últimas noticias

Agilizar la calle 13, problema de peso