Reabren sendero de la quebrada La Vieja, con restricciones

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) dio el visto bueno y se abrirá por un periodo de prueba, que durará 120 días, para actividades de senderismo y turismo ecológico de manera responsable.

La quebrada La Vieja permaneció cerrada por ocho meses. CAR Cundinamarca

Tras ocho meses de permanecer cerrado el sendero de la quebrada La Vieja, ubicada en la localidad de Chapinero, la Corporación Autónoma de Cundinamarca (CAR) autorizó su reapertura, durante un periodo de prueba de 120 días, pero con algunas condiciones, entre ellas, demostrar buenas prácticas en el desarrollo de actividades, como el turismo escológico. 

 

>>>Lea: Barú, un paraíso imperdible en el Caribe colombiano

La decisión de cerrar el camino se tomó como medida preventiva, por el uso inadecuado del ecosistema que conforma el área de Reserva Forestal Protectora Bosque Oriental de los Cerros Orientales de Bogotá y por el exceso de visitantes. Por esto, el director de la CAR, Néstor Guillermo Franco, manifestó que la Empresa de Acueducto de Bogotá y los ciudadanos tendrán que demostrar que sus actividades no afectarán el corredor ecológico. 

>>>Lea: CAR propone modificar artículo del Plan de Desarrollo sobre la recuperación del río Bogotá

Entre las medidas para garantizar el buen uso del sendero están el horario de ingreso, que será de lunes a viernes, de 5:00 a 9:00  de la mañana, con hora máxima de salida a las 10:00 a.m. Los fines de semana se abrirá de 6:00 a 11:00 de la mañana, con hora máxima a las 12:00 del mediodía. 

Una de las órdenes es cerrar el sendero todos los lunes (en caso de ser festivo, será el martes),  con el fin de adelantar labores de mantenimiento y procesos de capacitación al personal que apoya las labores del sendero, entre otras actividades que se requieran para su operación.

Sumado a esto, el acuedicto debe controlar el ingreso, sobre todo los fines de semana, con el fin de no exceder la capacidad de carga del sendero en el horario estipulado. Así mismo, se debe llenar un registro de ingreso de visitantes y ser reportado a la CAR. 

Como última medida, la autoridad ambiental ordenó abrir un canal de comunicación constante con las comunidades aledañas a la quebrada, así como un espacio de articulación con las entidades que tienen injerencia en el territorio y en la operación del sendero, para atender posibles incorformidades en el tiempo justo y aplicar las acciones correctivas. 

Una vez la CAR verifique que se están cumpliendo las indicaciones señaladas y se suscriba el acta de cumplimiento, la medida preventiva se levantará de manera automática. Para verificar la situación, la entidad realizará seguimiento cada dos meses y generará informes técnicos, con la finalidad de fijar el acto administrativo como instrumento ambiental definitivo para el manejo de la zona de reserva.

*  *  * 
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

 

últimas noticias