El futuro de la industria puede ser el reciclaje

Noticias destacadas de Liderazgo

Este domingo es el Día Mundial del Reciclaje y es importante hablar sobre el compromiso que existe de reutilizar la ingente cantidad de residuos que se generan a diario en el mundo. Conozca la historia de un emprendimiento que decidió apostarle al reciclaje para la elaboración de zapatos ¿Qué tan grande es el reto?

En Colombia se generan cerca de 12 millones de toneladas de basura al año, de las cuales se recicla un 17% aproximadamente. En Bogotá se producen 6.300 toneladas de basura al día y solo se aprovechan entre el 14% y 15%, según el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. (Puede leer: Crean cama hospitalaria con más de 29.000 envases de Tetra Pak)

Uno de los materiales que más se desecha es el plástico, ese gran invento que ha mejorado la calidad de vida de muchos y que actualmente tiene en jaque al planeta. En la actualidad se hace más necesario pensar sobre la producción de desechos y la necesidad de un consumo responsable, es por esta razón que nace una compañía interesada en crear valor económico, ecológico y social.

Cappaz es una marca que le apuesta a la moda sostenible, y esto lo hace a través de la reutilización de botellas plásticas y retal de confección para la fabricación de zapatos. Angie Ballesteros, gerente de este emprendimiento, cuenta por qué es importante aportar a la sostenibilidad y al cuidado de la naturaleza. 

Una apuesta  

Angie Ballesteros es profesional en finanzas y comercio exterior, luego de trabajar varios años como empleada, surgió en ella la idea de crear una empresa y lo único que tenía claro es que esta debía ser una que generara un impacto positivo tanto a nivel ambiental como social. “Yo quería poner a disposición de la comunidad mi experiencia y no quería hacer lo mismo que el resto, aquí lo más importante era generar cambios en la industria”, asegura Angie. 

Lo que busca Cappaz es cambiar el concepto de consumo sin propósito y el reciclaje se convirtió en la manera de lograrlo. La reutilización de materiales no sólo ayuda a la disminución de contaminación, sino que además aporta a la generación de empleo, al ahorro de materias primas y a la reducción de la explotación de recursos naturales. (Puede leer: Estos son los códigos de colores para reciclar a partir del 1 de enero de 2021)

El proceso 

Detrás de la creación de cada par de zapatos está un conjunto de personas comprometidas con el reciclaje. Todo empieza con la recuperación de botellas plásticas por parte de una empresa que se encarga de hacerlo llegar a otra compañía para que éste sea tratado y convertido en fibra. 

Por otro lado, trabajan con una empresa que recolecta retazos de textil sobrante, los agrupa por colores similares y los convierte en un hilo que después será tejido junto a la fibra de reciclaje PET. De esto resulta una tela que se lleva a un proceso de fusión para hacerla resistente y, por último, está la manufactura. 

Además, la suela del zapato está hecha de caucho natural, no tienen ningún elemento químico y contienen cascarilla de arroz, lo que mejora el proceso de descomposición.

La sociedad debe empezar a actuar en pro del medio ambiente, ser consciente de dónde viene el producto que están comprando es una manera de hacerlo y apoyar este tipo de comercio también lo es. 

Cappaz cree en la generosidad de la comunidad, por lo que añadieron a su marca el proyecto “cajas con propósito”, el cual consiste en que el cliente recibe su producto en una caja biodegradable y la idea es que ponga dentro de ella alguna prenda o zapatos que no utilice y los done, de esta manera intentan disminuir la brecha social.  (Le puede interesar: La mujer que pasó de buscar en la basura a procesar más de 700 toneladas de reciclaje)

“La industria de calzado es tremendamente contaminante y aunque se están creando nuevos esquemas y procesos de producción un poco más limpios, es necesario seguir trabajando en crear conciencia alrededor del consumidor y de la empresa”, asegura Angie. 

Cappaz lleva alrededor de tres años trabajando de esta forma, fueron elegidos como mejor empresa naranja en el Gran Desafío Naranja, ganaron el Premio Valor Compartido de la Cámara de Comercio, también ganaron el premio ‘Qué buena idea’ de Brisa, la marca de agua de The Coca-Cola Company, hacen parte de un colectivo uruguayo llamado Mola, el cual busca promover la moda sostenible de Latinoamérica en el mundo y recientemente presentaron su colección en el New York Fashion Week. 

Comparte en redes: