En dos años el Icetex será otro

Noticias destacadas de Educación

Un plan de alivios para 120 mil usuarios, que son los más endeudados, descuentos si realizas trabajos sociales y licencias de pago mientras estés en embarazo o sin empleo son algunas de las reformas de la entidad, según su presidente, Manuel Acevedo Jaramillo.

Manuel Acevedo Jaramillo es el presidente de Icetex, entidad del Estado que presta dinero a jóvenes para acceder a la educación superior. El pasado 27 de noviembre, en medio del paro nacional, pensó que algunas personas iban a quemar la sede ubicada en el centro de Bogotá, con él y el resto de los funcionarios adentro. Desde entonces el edificio está vigilado por policías con cascos y escudos antidisturbios. (Lea: Las medidas del gobierno para frenar el descontento en los usuarios del Icetex)

Continúan ahí, aunque hayan cesado las protestas, para evitar ataques, ya que la inconformidad de muchos estudiantes frente al Icetex es innegable. Más allá de las cuotas impagables y los excesivos intereses, “esta institución lleva 25 años haciendo las cosas igual, es un problema que envejeció mal”, según Acevedo. Por eso desde hace más de un año, una comisión compuesta por representantes de usuarios, maestros, miembros del Gobierno y otros expertos se han reunido con él para concertar una reforma integral. Estos son los avances. (Puede leer: Créditos educativos 90% condonables para soldados y policías con discapacidad)

¿De qué se trata la reforma del Icetex?

El cambio estructural de la entidad está compuesto por cinco ejes. El plan de alivios e incentivos que ya materializamos el año pasado, la transformación de las características de las líneas de crédito, el acompañamiento a los estudiantes, la transformación digital y la modificación en la gobernanza y la estructura.

¿En qué consiste el plan de alivios?

El plan comprende ocho líneas. Las primeras cuatro de corto plazo, que estarían funcionando para marzo, y las otras de mediano plazo. La primera es que los usuarios podrán extender el número de giros hasta catorce para que continúen con sus estudios. Icetex solo ofrece doce giros actualmente y eso generó que algunos jóvenes con doble titulación, cursan programas en el exterior o sufrían alguna dificultad académica abandonaran sus carreras. El segundo es que los usuarios van a poder cambiar, una vez, la línea de crédito con la que están estudiando en caso de ser necesario un ajuste. El tercero es que aquellos que tengan una mora entre 31 y 90 días, que hoy son unos 15.000 estudiantes, van a acceder a una condonación de los intereses corrientes y en mora. La cuarta es que sus plazos de pago puedan ampliarse.

¿De qué se tratan las otras medidas de mediano plazo?

Este paquete de medidas, que requiere la aprobación de una ley por parte del Congreso de la República, busca generar incentivos para quienes estén al día. Una de las líneas es un descuento para los usuarios que puedan hacer pagos anticipados. Otra es una transición al pago contingente al ingreso; es decir, que los estudiantes no tengan un valor fijo mensual que pagar sino un porcentaje definido en una tabla y en un periodo máximo de tiempo. En ese caso, si el usuario queda desempleado o es una mujer y queda en embarazo, durante ese tiempo no tendrá que pagar. Además, está la medida que reconoce las actividades de impacto social positivo como un beneficio en el valor de la deuda. Aquellos jóvenes que trabajan en territorio o emprendimientos podrán acceder a descuentos.

¿Cuál es la garantía para los usuarios de que el plan de alivios será real?

El primer paso fue la discusión, llegar a esta construcción colectiva de la comisión de reforma; el siguiente son los estudios técnicos que la junta directiva entrará a analizar y a aprobar este mes, y los cambios en los parámetros de nuestros sistema de información y en el entrenamiento de los funcionarios de la entidad para que los jóvenes puedan hacer uso de estas reformas. En nuestro cronograma, las primeras cuatro medidas, que benefician a 120.000 usuarios, estarán vigentes en marzo. En cuanto a las que requieren la ley, necesitamos la aprobación del Congreso de la República, pero yo sí he visto: la reforma del Icetex no tiene color de partido, todos están interesados en que esto suceda.

¿Cómo les informarán a los usuarios los alivios a los que se pueden acoger?

Una parte importante es el entrenamiento de nuestro personal. Tenemos 37 oficinas de atención en todo el país y es determinante que ellos manejen el número, las condiciones y características; y como tenemos el contacto con los usuarios, lo que haremos es que a cada uno le llegará un boletín en el que les informamos los cambios.

Como dijo, la reforma comprende más ejes. Después de este plan de alivios, ¿cuál es la prioridad?

En febrero arranca la primera sesión de la comisión en 2020 y su foco es cambiar las características del portafolio de servicios. Ese punto, como ha dicho el presidente Iván Duque, es la verdadera reforma del Icetex. Tenemos que lograr tasas de interés más bajas, plazos más cómodos y formas de pago alternativas.

¿Qué se necesita para lograr reformar esta institución?

Los análisis que nosotros hacemos es que los cambios en las características del portafolio están más asociados a mejoras en el flujo de caja, pero eso se puede programar. Existe la posibilidad de que podamos obtener una nueva fuente de recursos, porque con la que tenemos no es necesario cobrar un interés con un piso. Pero ese piso podría ser más bajito.

¿Cuál es su apuesta por humanizar el Icetex?

El acompañamiento al estudiante, que es el tercer eje de la reforma. Esto significa que antes de que tomes el crédito, vamos a preguntarte qué vas a estudiar y por qué. Para ello habrá asesorías previas y durante el periodo de estudios, ya que tenemos jóvenes que desertan por distintas causas. Se trata de una serie de servicios no financieros complementarios para fomentar la permanencia. Además, con el apoyo de las cajas de compensación familiar, los acompañaremos en su inserción laboral.

Comparte en redes: