A paro profesores y administrativos de la Universidad Autónoma de Colombia

Según los trabajadores, la institución no les paga los salarios desde hace meses. Además, ningún programa de pregrado cuenta con acreditación de alta calidad, lo que agrava la crisis.

La Universidad Autónoma de Colombia fue fundada en 1971. Universidad Autónoma de Colombia

La crisis en las universidades del país por la falta de pago a docentes y administrativos no acaba. A la lista conformada por la Escuela de Arte y Letras y la Universidad Innca, ahora se le suma la Universidad Autónoma de Colombia. La situación de la institución se agrava luego de que el sindicato anunciara el cese de actividades académicas en las 7 sedes que tiene en Bogotá. (Lea: Las claves de la crisis en la Universidad Incca)

Luego de no recibir el pago de su sueldo ni de la seguridad social durante varios meses, han renunciado más de 25 profesores. Por lo que decidieron, junto a los administrativos, realizar una votación para aprobar la huelga. En total fueron 461 votos, de los cuales 332 fueron a favor y 129 en contra.

La situación de la Universidad Autónoma de Colombia no es nueva. Desde hace 10 años, los profesores y estudiantes reclaman una mayor inversión y condiciones de calidad. Peticiones que no fueron escuchadas y que se ven reflejadas en los programas que ofrece la universidad, ya que ninguno de ellos cuenta con la acreditación de alta calidad, como lo informó el Observatorio de la Universidad Colombiana.

El Sindicato de Profesores de la Fundación Universidad Autónoma de Colombia, Sintrafuac, denuncia varias irregularidades, entre ellas la disminución de estudiantes matriculados (pasaron de siete mil a cinco mil alumnos inscritos en un año), el despido de docentes y las cifras de los estados financieros. (Puede leer: Ni pago a profesores, ni buenas instalaciones: así es la situación en la Escuela de Artes y Letras)

Según los documentos publicados por el Observatorio de la Universidad Colombiana, el déficit neto en 2016 fue de $9.412 millones, en 2017 de $9.100 y en 2018 $11.200. También señalan que el patrimonio de la institución se ha reducido de 60 mil millones a 40 mil millones. Pero el sindicato alega que el déficit es mayor y que, incluso, puede llegar a los $60 mil millones.

Ante esta situación, Eduardo Enrique Hoyos Villamizar, presidente y representante legal, asegura que cuando asumió el cargo en abril de 2018, recibió una institución quebrada. “Cuando se inició esta administración nos encontramos con dos situaciones estructurales por mejorar. La primera fue la parte financiera. En términos técnicos financieros, recibimos una universidad quebrada, sin embargo, estamos buscándole la viabilidad a través de dos ejes que son la optimización de recursos y la reducción de costos, sin sacrificar la calidad académica, que es la esencia de la propuesta de servicios de una universidad. En eso nos ha ido bien”.

Por medio de un comunicado la universidad explicó que “En el último año hemos obtenido el registro calificado de tres programas nuevos de maestría, lo que evidencia que existe confianza de los entes estatales educativos frente al Proyecto de la Universidad Autónoma. Fueron aprobadas la Maestría en Derecho Público, la Maestría en Derecho laboral y Seguridad Social y la Maestría en Relaciones Internacionales”.

La institución está en la lista del Ministerio de Educación de IES que tienen denuncias por parte de la comunidad. Los docentes, así como el personal administrativo, le pidieron a la cartera, encabezada por la ministra María Victoria Angulo, que intervenga. (Puede leer: Estas son las 30 universidades investigadas por el Ministerio de Educación)