Justicia italiana ordena el desembarco del “Open Arms”

Luigi Patronaggio, fiscal de Agrigento en Sicilia, ordenó la incautación y el desembarco “inmediato” de las personas dentro del “Open Armas” poniéndole fin a una pesadilla de más de dos semanas.  

Varios migrantes estaban esperando este martes dentro del barco de la ONG española Open Arms, poder desembarcar en la costa italiana para ser atendidos.EFE

El fiscal de Agrigento en Sicilia, Italia, ordenó este martes el desembarco en la isla de Lampedusa de los migrantes rescatados por el barco humanitario español "Open Arms". Además, declaró la incautación del navío, poco después de que Madrid anunció que tenía un barco militar para recoger a las personas a bordo.

"Tras 19 días, desembarcaremos hoy en Lampedusa. Se incautará el barco temporalmente, pero es un costo que Open Arms asume para asegurar que las personas a bordo puedan ser atendidas. Consideramos indispensable priorizar su salud y seguridad en esta emergencia humanitaria. Por fin se acaba la pesadilla", escribió en Twitter el fundador de la ONG española, Òscar Camps.

Luigi Patronaggio, fiscal de Agrigento, decidió tras la inspección policial a los miembros de la embarcación que los rescatados debían ser desembarcados en las próximas horas en la pequeña isla siciliana, tras enterarse de la tensa situación a bordo. Varados desde el pasado jueves a unos cientos de metros de la costa de la isla italiana, los migrantes no han podido desembarcar ante la negativa del gobierno italiano a permitirlo, pese a existir un acuerdo de seis países europeos para acogerlos.

Socorridos en el Mediterráneo por la oenegé española Open Arms, algunos de los migrantes llevan 19 días a bordo del barco, igualando el récord que marcaron los 32 migrantes rescatados por el SeaWatch3 y desembarcados finalmente en Malta el pasado enero. Vea también: Desesperados, 10 migrantes del Open Arms se lanzan al agua para intentar llegar a la costa de Italia

El martes, en un gesto desesperado, quince migrantes, algunos de ellos inclusive sin chalecos salvavidas, se lanzaron al agua para intentar llegar a nado a Lampedusa. Una portavoz de la oenegé española indicó que fueron rescatados por los guardacostas italianos y llevados a la isla.

"La situación está fuera de control", tuiteó Open Arms, cuyo barco albergaba 147 migrantes al llegar cerca de Lampedusa y ahora mantiene a poco más de 80, luego de que decenas de menores de edad y enfermos fueran evacuados.

Ante la negativa del ministro de Interior italiano saliente Matteo Salvini de dejarlos desembarcar, el Gobierno español fletó este martes un navío militar hacia Lampedusa para encargarse directamente de los indocumentados y llevarlos a Mallorca, a unos 1.000 km al oeste de Sicilia.

El patrullero español "Audaz" enviado por Madrid partió hacia las 18:30 (11:30 hora Colombia) de la base de Rota (sur), con 62 personas a bordo, mostró la televisión pública. Sin embargo, al ser contactado por la AFP, el Gobierno español no pudo precisar si el barco enviado daría media vuelta o no tras el anuncio de la fiscalía italiana.

El fiscal italiano también abrió una investigación "contra desconocidos" por secuestro de persona, una acusación indirecta contra el ministro ultraderechista del Interior, Matteo Salvini, quien está por perder su cartera por la crisis de gobierno. Salvini, por su parte, indicó en Facebook que la investigación apuntaba directamente contra él.

"Si alguien cree que me espanta con la enésima denuncia y petición de proceso, se equivoca. Sería un chiste haber logrado convencer a España para que envíe un navío [para recoger a los migrantes] y, ahora, obrar para que desembarquen en Italia y hacer que se juzgue al ministro de Interior que sigue defendiendo las fronteras del país", publicó en Facebook. Le puede interesar: La guerra de Italia contra los barcos de rescate va en aumento 

Así las cosas, solo quedaría un barco humanitario frente a las costas libias, desde donde suelen partir los migrantes en embarcaciones precarias rumbo a Europa. El "Ocean Viking", operado por SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras (MSF), sigue buscando un puerto seguro para sus más de 350 migrantes a bordo.

La suerte de los migrantes del Open Arms desembocó en un intercambio de recriminaciones entre España y Matteo Salvini, acusado de querer beneficiarse políticamente de este asunto en plena crisis política en Roma, donde el gobierno populista torpedeado por el jefe ultraderechista de la Liga cayó este martes.

Fustigando de nuevo a Salvini, cuya posición tildó el lunes de "vergüenza para la humanidad", la ministra española de Defensa, Margarita Robles, estimó este martes que "las vidas humanas no le importan nada".

"La firmeza es la única forma de evitar que Italia se convierta nuevamente en el campo de refugiados de Europa, como se demuestra nuevamente con el barco de la oenegé española de falsos enfermos y falsos menores", tuiteó Salvini.

 

876954

2019-08-20T15:23:43-05:00

article

2019-08-20T15:23:43-05:00

cgomez_250775

none

* Redacción AFP

El Mundo

Justicia italiana ordena el desembarco del “Open Arms”

58

6232

6290