Sigue la tensión en Venezuela

Lo que le espera a Maduro esta semana

Los próximos siete días pueden determinar el futuro del país. El presidente venezolano deberá enfrentar una tensión diplomática cada vez mayor, a la oposición que busca el apoyo de los militares y nuevas marchas de protesta en su contra.

 El fin de semana Nicolás Maduro realizó actividades militares. Por ahora, todo parece indicar que las Fuerzas Armadas siguen de su lado. / AFP

Ofensiva diplomática

La división internacional está cada vez más marcada. La Unión Europea, que hasta el momento desconocía a Maduro, pero no apoyaba a Juan Guaidó, puso contra las cuerdas al primero y le dio un ultimátum al gobierno venezolano para que convoque elecciones en los próximos ocho días, plazo que se cumple el próximo sábado.

De no hacerlo, reconocerán a Guaidó como presidente legítimo del país.

El mandatario, sin embargo, confía en que no necesita a los europeos teniendo aliados como Rusia, China, Irán, Turquía, Cuba, Bolivia, Uruguay y México, quienes ya le manifestaron su apoyo.

Israel, por su parte, tomó partido ayer y respaldó a Juan Guaidó, sumándose a 11 de los 14 países del Grupo de Lima, a Estados Unidos, Canadá y el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

(Le puede interesar: El verdadero rostro del poder en Venezuela)

El chavismo responde

El ultimátum de la Unión Europea, como era de esperarse, cayó mal al gobierno de Maduro. Por ahora no parece que en los próximo ocho días vayan a ceder ante la presión.

Mientras el mandatario calificó el anuncio de arrogante, por parte de países como España, Alemania y Francia, el jefe de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela (ANC), Diosdado Cabello, les respondió: “Váyanse al carajo, que a los venezolanos y a las venezolanas no nos da órdenes nadie”.

En el plano internacional, el gobierno oficialista, a través de su canciller, Jorge Arreaza, se defendió en el Consejo de Seguridad de la ONU: “¿Europa dándonos ocho días de qué? ¿De dónde sacan ustedes que tienen potestad alguna para a un pueblo soberano darle plazos o un ultimátum? ¿Cómo se les ocurre semejante acción injerencista y hasta infantil?”, afirmó

Amnistía y militares

Guaidó es consciente de la importancia de contar con el apoyo de las fuerzas militares para poner en jaque a Maduro. Ayer se jugó una de sus cartas fuertes con la publicación la ley de amnistía, que promete olvidar la responsabilidad civil, penal, administrativa, disciplinaria o tributaria de todos los civiles y militares que contribuyan a la defensa de la Constitución.

Lograr ese cambio de postura, sin embargo, es complicado. De los 32 ministros, nueve son militares, incluyendo al de Defensa, Vladimir Padrino, figura leal al chavismo y clave en la toma de decisiones en el interior de los militares.

Sin embargo, aparecen algunas grietas: el sábado, el agregado militar de Venezuela en Washington, el coronel José Luis Silva, anunció que desconoce a Maduro como presidente e hizo un llamado a sus “hermanos militares” para que apoyen a Guaidó.

(Le puede interesar: ¿Hasta dónde va a llegar EE. UU. en Venezuela?)

Posible diálogo

Ambas partes han manifestado su deseo de negociar. Cada una, sin embargo, con exigencias diferentes.

Nicolás Maduro señaló la semana pasada que está dispuesto a ir hasta donde esté Guaidó con tal de hablar y negociar: “Estoy comprometido con el diálogo nacional. Hoy, mañana y siempre estaré comprometido y listo”.

Aunque Guaidó declaró que no se va a prestar para negociaciones fraudulentas, el pasado sábado reconoció que ha estado en contacto con miembros del gobierno. “Estamos dispuestos a reunirnos con todos los funcionarios para el cese de la usurpación y para elecciones libres”, aseguró.

La puerta quedó entreabierta y esta semana se podrían concretar las primeras charlas oficiales entre ambas partes. Falta ver qué tanto están dispuestas a ceder para llegar a una solución.

Marchas programadas

La oposición no quiere dejar enfriar el momento. Por eso buscará capitalizar el apoyo que tuvo el 23 de enero, durante las marchas que se vivieron en todo el país. La semana pasada Guaidó anunció que esta semana se convocarán nuevas protestas en las calles, más grandes y fuertes que las anteriores.

(Ver más: ¿En Venezuela hay dos presidentes? Las preguntas de la actual crisis )

La Asamblea Nacional (AN) también hizo un llamado para que en los próximos días vuelvan a salir a las calles. “Hoy, en todos los municipios del país, rendimos honor a los caídos, recordando nuestro llamado a la protesta pacífica y a organizarnos para los próximos días”.

Ayer, a través de su cuenta de Twitter, Guaidó denunció la muerte de 29 personas en el marco de las protestas, cifra publicada por el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), y agregó: “Que sepan el régimen y nuestro pueblo que no me quedaré de brazos cruzados ante la masacre que están realizando en nuestros barrios y pueblos”.