Pompeo: “Estados Unidos no está encubriendo el asesinato de Khashoggi”

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, negó que su país esté encubriendo el homicidio del periodista saudí Jamal Khashoggi y prometió que el gobierno tomará acciones. Sin embargo, el presidente Donald Trump ha rechazado adelantar una investigación sobre el caso.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, efectúa una breve gira por Europa Central y tiene previsto reunirse este lunes con el primer ministro húngaro Viktor Orban.AFP

El homicidio de Jamal Khashoggi sigue dando de qué hablar. Esta vez, el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, ha negado que Washington esté "encubriendo" el asesinato del periodista saudita, y prometió acciones sobre el caso. Sin embargo, el gobierno de Donald Trump ya fracasó en responder las peticiones del Congreso.

“Estados Unidos no está encubriendo un asesinato”, dijo a la prensa Pompeo, quien recibió fuertes críticas del senador estadounidense Tim Kaine sobre la reacción de la administración Trump al homicidio.

Según la ONU, el asesinato de Khashoggi fue “planificado y perpetrado por sauditas

El Congreso estadounidense dio un plazo hasta el viernes al presidente Donald Trump para pronunciarse sobre el papel del príncipe heredero de Arabia Saudita en el asesinato de Jamal Khashoggi, en momentos en que la presión internacional aumenta sobre el Riad. Para el Congreso, rump debería apuntar y castigar a los responsables de la muerte del periodista saudí, asesinado y desmembrado a principios de octubre en el consulado de su país en Estambul por un comando que viajó desde de Riad.

Esta fecha límite fue impuesta por los senadores demócratas y republicanos, quienes activaron el 10 de octubre una ley que otorga 120 días a Trump para que tome una decisión. No obstante, Trump rechazó este ultimátum y su entorno se ha defendido invocando la "separación de poderes".

La administración estadounidense "trabaja con diligencia" en ese caso y "continuará pidiendo cuentas a todos los responsables" en función de los elementos de que disponga, aseguró Pompeo. Washington ha estado haciendo todo lo posible para preservar una alianza que se considera esencial, aunque este asunto ha empañado profundamente la imagen de los líderes saudíes.

Estados Unidos ya sancionó a 17 funcionarios sauditas a mediados de noviembre, expresó el jueves el portavoz de la diplomacia estadounidense, Robert Palladino, aunque indicó que no tenía "nada que agregar" a esto.

Pompeo, que efectúa una breve gira por Europa Central, tenía previsto reunirse este lunes con el primer ministro húngaro Viktor Orban, antes de viajar a Eslovaquia el martes, y luego a Polonia donde miércoles y jueves se celebrará una reunión consagrada a la influencia de Irán en Oriente Medio.

La CIA concluyó que la operación saudita fue probablemente dirigida por el príncipe heredero, pero la Casa Blanca no ha querido señalar a su aliado. Lea también: La CIA concluyó que el principe saudí mandó matar a Khashoggi

¿Dónde está el cuerpo?

Las autoridades sauditas no saben dónde está el cuerpo de Khashoggi a pesar de tener en custodia al equipo que lo asesinó, aseguró el ministro de Estado para Asuntos Exteriores Adel Al Jubeir en una entrevista emitida este domingo.

El ministro de Estado para Asuntos Exteriores dijo que el asesinato fue realizado por agentes sauditas "actuando fuera del rango de su autoridad" y que 11 personas han sido acusadas por el crimen.

Pero cuando se le preguntó sobre el lugar donde se encuentra el cuerpo del periodista, Jubeir dijo a la cadena CBS: "No sabemos".

Jubeir afirmó también que el fiscal responsable del caso ha solicitado pruebas a Turquía, pero sin recibir respuesta. "Seguimos investigando", respondió cuando se le preguntó por qué ninguno de los detenidos podía decirles dónde estaba el cuerpo.

"Tenemos una serie de posibilidades y le estamos preguntando a ellos qué hicieron con el cuerpo, y considero que esta investigación está en marcha, por lo que espero que eventualmente sepamos la verdad", dijo Jubeir. "El príncipe heredero, sabemos, no ordenó esto. Esta no fue una operación ordenada por el gobierno", concluyó.