Caso Uribe: el testigo y “negociante” Juan Guillermo Monsalve, según la Fiscalía

Noticias destacadas de Judicial

El fiscal Gabriel Jaimes ordenó al Centro Estratégico de Valoración Probatoria (inaugurado en 2017) “caracterizar” al testigo Juan Guillermo Monsalve, quien desde 2011 ha sostenido que el expresidente Álvaro Uribe promovió la creación del Bloque Metro de las AUC en el nordeste antioqueño. El grupo que quedó con la tarea a cargo tomó una a una las declaraciones que ha dado en los últimos diez años y estas fueron sus algunas de sus conclusiones.

En un informe de 155 páginas quedaron consignadas las respuestas que expertos del Centro Estratégico de Valoración Probatoria de la Fiscalía (CEVAP), inaugurado en 2017 durante la administración de Néstor Humberto Martínez, entregaron el pasado 25 de marzo al fiscal Gabriel Jaimes. El funcionario, a cargo del proceso contra el expresidente Álvaro Uribe por presunta manipulación de testigos, había pedido detalles políticos, psicológicos y sociodemográficos del testigo Juan Guillermo Monsalve, quien ha declarado desde 2011 que el exmandatario fue promotor del surgimiento del bloque Metro en el nordeste antioqueño.

El CEVAP de la Fiscalía escarbó hasta el 16 de septiembre de 2011, cuando Juan Guillermo Monsalve declaró por primera vez -de que se tenga conocimiento- contra el expresidente Álvaro Uribe. El testigo principal contra quien fue jefe de Estado de Colombia entre 2002 y 2010 habló desde la cárcel de máxima seguridad de Combita (Boyacá), donde pagó durante años parte de una pena -que aún lo tiene preso- por delitos de secuestro y extorsión, como miembro del grupo armado Los Rastrojos.

Juan Guillermo Monsalve, a quien los investigadores definieron como “asocial y ostentoso”, inició esa declaración de 2011 con fuertes señalamientos: “La masacre de San Roque (Antioquia) obedece al robo de reses y ganado (…) ordenada por Álvaro Uribe”. El crimen data del 13 de junio de 1996, cuando un grupo de paramilitares ingresó a ese corregimiento para asesinar a cuatro personas. Por ese crimen, ejecutado cuando Uribe era gobernador de Antioquia, este tenía una indagación preliminar abierta en la Corte Suprema que está ahora en manos de la Fiscalía también, tras su renuncia al Senado en agosto de 2020.

En contexto: Caso Uribe: audiencia de preclusión se suspendió sin que Fiscalía argumentara

Aunque el informe del CEVAP luego citó que la creación del Bloque Metro de las AUC se dio para 1998, Monsalve aseguró que el grupo paramilitar operó, por lo menos, desde 1996, y que su fundador habría sido el expresidente Uribe Vélez, en asociación con los hermanos Juan Guillermo y Luis Alberto Villegas, hijos de un poderoso ganadero de la región antioqueña que, además, han sido cercanos a los Uribe Vélez por décadas. “Álvaro Uribe coordinaba lo militar, terminar lo que había empezado, masacres (titubea)”, transcribió el CEVAP sobre la versión del testigo.

El CEVAP de la Fiscalía añadió anotaciones a las declaraciones de Monsalve entre paréntesis, queriendo indicar pistas sobre el estado psicológico del testigo durante la declaración. “Titubea cuando hace referencia a limpiar la zona”, comentaron los investigadores. “Se aparta e inclina en su costado derecho y el brazo izquierdo lo ubica en posición de jarra”, reseñó el CEVAP, cuando el testigo dijo que estaba “en confianza” con el grupo paramilitar.

Lea también: Caso Uribe: la duda del reloj grabadora que habría resuelto el exabogado de Monsalve

Sobre la campaña presidencial de Uribe Vélez para su primer periodo en 2002, Monsalve dijo que en las veredas donde operaba el Bloque Metro de las AUC se pintaron grafitis que decían “Álvaro Uribe Vélez, AUC a la presidencia”, los cuales tuvieron que ser borrados con aerosol, porque el entonces candidato se estaba metiendo en problemas. “Prácticamente a él lo montamos nosotros las autodefensas, él iba y hacía campaña allá en San José del Nus (Antioquia) y el helicóptero no despegó. Y nosotros fuimos y lo llevamos hasta Barbosa en unos carros de Villegas”, testificó.

Para el CEVAP de la Fiscalía, resultó llamativo que cuando Monsalve habló sobre la primera campaña presidencial, entre 2001 y 2002, haya mirado al interlocutor que le hacía las preguntas. “Baja la cabeza”, señalaron los investigadores, cuando el testigo terminó de responder. Tras un análisis de su comportamiento, el informe dio a entender que la motivación del testigo para declarar, en general, “estuvo basada en las expectativas de lograr una rebaja (de pena) o inclusión en justicia de paz a cambio de información”.

Le puede interesar: Cepeda y Montealegre denuncian al fiscal Jaimes por “buscar la impunidad” de Uribe

En otra entrevista, con fecha de 27 de septiembre de 2012 ante una Fiscalía Delegada para la Corte Suprema, quedó reseñado que la misma Fiscalía interrumpió a Juan Guillermo Monsalve y no lo dejó terminar de articular una idea. En ese momento, minuto 29:52 de un video, el testigo sostenía que el expresidente Uribe iba a montar un “matadero regional”, porque no estaba de acuerdo con que el Eln hubiera incendiado la hacienda Guacharacas que fue de su familia -la incineró en 1996- y por la muerte de unos policías y una mujer embarazada.

Sobre las habilidades cognitivas de Monsalve, el CEVAP señaló que “su nivel de inteligencia, aunque debe ser promedio, le ha permitido desarrollar una importante habilidad como negociante, e incrementar conocimientos en áreas específicas debido a su cotidianidad”. Durante las diferentes declaraciones el testigo señaló que hizo hasta quinto de primaria en la Hacienda Guacharacas y terminó su bachillerato en centro de reclusión, en asociación con el Sena.

“El relato del declarante presenta un engranaje cronológico y contextual de los hechos; en el que logra explicar las circunstancias que se presentaron en la actividad delictiva y algunos detalles de los momentos posteriores. Mantiene su cuerpo en dirección aparentemente hacia los intervinientes, busca un control y vigilancia sobre el entorno”, concluyó el CEVAP sobre la gesticulación y el manejo del espacio del testigo Juan Guillermo Monsalve.

Al analizar su carácter, el CEVAP concluyó que Monsalve “le concede gran importancia a su imagen proyectada y autocuidado. Se esfuerza en controlar situaciones de entrevista”; “si bien no se trata de un sujeto emocionalmente expresivo, probablemente tiene un fuerte vínculo afectivo con su familia y debe realizar habitualmente contactos con ella, lo que se convierte en una vulnerabilidad”; “marcada impulsividad y desconfianza”, y un dato más: que sostiene una relación con Maricela del Socorro Granda Álvarez, hermana de un exguerrillero del Eln que luego se volvió paramilitar en Antioquia, la cual “le permitió afianzar el conocimiento de esta actividad delictiva”.

::El Espectador reveló como fue el negocio de la finca La Veranera, antigua propiedad de Juan Guillermo Monsalve y de su familia. Conozca aquí la historia::

Todavía no es claro si el fiscal Gabriel Jaimes podrá usar estos datos mañana 9 de abril, en la audiencia de preclusión que solicitó él mismo el pasado 5 de marzo, alegando que no encontró elementos que puedan vincular al expresidente Uribe con una investigación penal. La víctima acreditada en el proceso, el senador Iván Cepeda, asegura que no puede incluir nada de lo que haya hecho desde ese día, pues se le venció el plazo para hacer labores investigativas, pero ese dilema tendrá que resolverlo la jueza que ahora tiene este expediente, Carmen Helena Ortiz, del Juzgado 28 de Conocimiento de Bogotá.

“Ninguno de los actos investigativos busca ahondar en la presunta responsabilidad penal del imputado Uribe Vélez”, reclamó hoy el congresista Iván Cepeda, acreditado como víctima en el proceso contra Uribe. “La labor investigativa continúa centrada en obtener información relacionada con el testigo de cargo, Juan Guillermo Monsalve Pineda, su excompañera Deyanira Gómez Sarmiento -quien solicitó el pasado 6 de abril ser reconocida como víctima-, así como con las víctimas en el proceso. Esta labor investigativa no guarda relación con el objeto del mismo y, por consiguiente, no debe ser materia que sustente ninguna solicitud concerniente al imputado”.

Comparte en redes: