Fiscalía pide a la Corte Suprema y a la Procuraduría investigar a Armando Benedetti

La compulsa de copias se da por la supuesta relación del senador del partido de la U con la red de interceptaciones ilegales que al parecer conformaron integrantes de la Fuerza Pública.

El senador del Partido de la U, Armando Benedetti.Prensa de Armando Benedetti

Este viernes la Fiscalía General de la Nación le solicitó formalmente a la Procuraduría General y a la Corte Suprema de Justicia que investigue al senador del partido de la U Armando Benedetti por su supuesta relación con una red de interceptaciones conformada por exoficiales de la Fuerza Pública , entre ellos, el general en retiro Humberto Guatibonza, hoy en detención domiciliaria. El nombre de Benedetti salió a la luz pública el pasado 12 de septiembre como una de las personas que habría pedido a esa red que “chuzara” al fiscal General, Néstor Humberto Martínez, así como al abogado Jaime Lombana.

En la compulsa de copias, la Fiscalía entregó como pruebas copias de los interrogatorios rendidos por los supuestos integrantes de esta red como la hacker María Alicia Pinzón, Jorge Humberto Salinas,  Juan Carlos Madero Mendienta; así como de Luis Mesías Quiroga Cubillos, Fabio Humar Jaramillo, Marliza Guiza Pardo. De acuerdo con la fiscalía, en estas declaraciones, "los deponentes aluden espontáneamente conductas que vincularían al citado senador, a quien señalan los declarantes como Barbas, dentro del caso denominado "chuzadas ilegales".

(Lea: Armando Benedetti pide a la Corte Suprema que lo investigue por escándalo de chuzadas).

Igualmente, la Fiscalía envió copias de las pruebas que soportan la supuesta orden de interceptar al fiscal Martínez, que está reseñada como "Orden de Trabajo Faro No. 6".  Así como la copia del informe de vigilancia y seguimiento del hijo menor de edad de Jaime Lombana y copias del índice de las 175 carpetas que relacionan clientes de la red de interceptaciones. Entras las pruebas enviadas a la Corte y a la Procuraduría hay también unas copias de carpetas que al parecer estarían relacionadas con el senador Benedetti, denominadas "Gordos" y copia de un mensaje de WhatsApp que aportó Madero, "correspondiente a un mensaje de difusión donde un político le aportada su nuevo número celular a todos sus contactos".

Igualmente, la Fiscalía envió copia de un video que registró una reunión entre Madero y Diego Rayo, supuesto hombre de confianza de Benedetti, el día en el que se hizo una entrega de un material "consistente en cuentas bancarias en el exterior del doctor Jaime Lombana". Tras conocerse la compulsa de copias, el senador Benedetti asegura que se trata de un "linchamiento público" en su contra por parte del fiscal Martínez. "Ahora que él ha inventado toda esa payasada, y se ha declarado víctima porque dice que lo “chucé”, lo reto públicamente para que sea él el que vaya a la Corte y sea él el que me denuncie. Sino lo hace, que renuncie porque ya estoy harto de todas sus equivocaciones desde hace año y medio".

(En contexto: Así se descubrió la nueva red de chuzadas ilegales)

Cabe recordar que, según el expediente de la Fiscalía, Benedetti habría comprado estos servicios a través de Juan Carlos Madero, quien se encargaba de buscar clientes a cambio del 25 % del negocio. Y el coronel (r) Jorge Humberto Salinas, dueño de la empresa encargada de hacer estas "chuzadas", que Madero fue quien le dijo que Benedetti estaba comprando servicios para interceptar comunicaciones de Lombana.

Entre las 175 carpetas de seguimientos ilegales que halló la Fiscalía en el computador de la hacker, María Alicia Pinzón Montenegro, una se denominaba Barbas. Según el coronel (r) Salinas así identificaba Juan Carlos Madero al senador Benedetti. Además, el testigo en su declaración dijo que por el trabajo para Benedetti recibió un pago de $4 millones. “El trabajo del señor Benedetti fue como por tres meses y se le enviaban los informes a través del correo electrónico. En una ocasión él (Juan Carlos Madero) como que le entregó unos informes físicamente a Benedetti o al escolta, y esos documentos fueron hurtados del carro. Eso me lo contó Madero”, indicó. Y agregó: “Benedetti estaba enterado de lo que se hacía y qué información se le pasaba”.

(Le puede interesar: El testimonio que hizo caer al general (r) Humberto Guatibonza)

Durante las audiencias de judicialización del general en retiro Humberto Guatibonza, exdirector del Gaula, procesado por este caso, la Fiscalía presentó el testimonio de Madero quien dijo que su función consistió en buscar clientes que llegaban por el voz a voz y que una de esas personas que pidió el servicio fue el senador Armando Benedetti, con el que reunió a finales de 2017 en las oficiales del congresista por la avenida circunvalar, en Bogotá.
 
“En esa reunión estuvo el senador Benedetti, la mano derecha del senador y la esposa del senador Benedetti. Yo le expliqué unos servicios que tenía y el me pidió los siguientes: la protección de sus dos teléfonos celulares y el de su esposa, y adicionalmente solicitó una investigación al celular del abogado Jaime Lombana, de quien entregó los números de celular con el fin de encontrar algo para usarlo en contra de él”, dijo declarante, quien agregó: “Me dijo textualmente: ‘yo lo que quiero es cogerlo’”. Ahora, le corresponderá a la Corte Suprema y a la Procuarduría definir si hay lugar a investigar o no a Benedetti por estos hechos.

En contexto: “Esto es un tema personal”: Armando Benedetti)

813565

2018-09-21T12:05:29-05:00

article

2018-09-21T17:56:53-05:00

abonilla_250859

none

Redacción Judicial

Judicial

Fiscalía pide a la Corte Suprema y a la Procuraduría investigar a Armando Benedetti

85

6356

6441