La historia detrás de la pareja gay que está a un paso de adoptar

El padre biológico de la menor adoptada es sobrino de uno de los magistrados a favor del fallo de adopción.

Ana Leiderman y Verónica Botero.
Ana Leiderman y Verónica Botero.

La pareja conformada por Ana Elisa Leiderman y Verónica Botero además de ser las protagonistas de lo que algunos han llamado un histórico fallo de la Corte –que las deja a un paso de la adopción de una menor- son ahora cuestionadas debido a la revelación de la verdadera identidad del padre biológico de la menor.

Según Noticias RCN miembros de la misma familia revelaron que el padre biológico de la menor que será adoptada por la pareja de mujeres, es primo de una de ellas. Lo que descarta que el procedimiento de inseminación haya sido anónimo, como lo manifestó el abogado de la pareja.

“Se hizo a través de un procedimiento de inseminación artificial, que se puede hacer a través de bancos, instituciones que están especializadas, en las cuales los hombres hacen donaciones de semen, las donaciones son anónimas, razón por la cual no se sabe el padre del menor. Sin embargo, ella como madre biológica, tenía una relación de pareja del mismo sexo, quería que amabas quedaran con la maternidad conjunta, en este caso, la niña tiene dos mamás”, afirmó Germán Humberto Rincón, abogado de las mujeres demandantes.

Dicho medio asegura además que el hombre es el padre biológico de ambos menores, la menor sobre quien se obtuvo el derecho de adopción recientemente, y un menor que nació posteriormente.

De acuerdo a las fuentes consultadas por Noticias RCN, el hombre –quien reside en Estados Unidos- es reconocido entre los miembros de la familia como el padre de ambos menores y los visita con frecuencia. De hecho, el medio tuvo acceso a varias fotografías en las que se ve al hombre en compañía de los menores y de la pareja.

Pero el hombre además de tener una relación cercana con la pareja, es sobrino del magistrado de la Corte Constitucional, Jorge Iván Palacio, uno de los seis togados que votó en favor de la adopción demandada por las mujeres.

El magistrado Palacio confirmó que tiene un sobrino que responde al nombre y apellidos de la persona que sería el padre biológico de los menores y a su vez admitió conocer a la pareja de mujeres, señaló Noticias RCN en su informe.

Sin embargo, el magistrado no se declaró impedido para el caso porque desconocía que su sobrino fuera el padre biológico de los niños, ya que el nombre del mismo no se reveló durante el proceso o en la ponencia que le fue entregada.

Hasta el momento, sectores que se han declarado inconformes con el fallo que le permite a esta pareja del mismo sexo adoptar a la hija biológica de una de ellas, han advertido que estos detalles podrían ser elementos claves para poder declarar nulidad del mismo.

Ana Elisa y Verónica aún no se han pronunciado al respecto.

Cabe recordar que el pasado 28 de agosto, la Sala Plena de la Corte Constitucional aprobó la adopción de una menor por parte de una pareja homosexual. El alto tribunal falló una tutela a favor de Ana Leiderman y Verónica Botero teniendo en cuenta que una de ellas es la madre biológica de la niña.

Este aval sólo servirá, entonces, para los casos en los que uno de las demandantes sea la madre o el padre biológico del menor, y aunque este fallo no cobija a toda la población LGBTI sí servirá de precedente para casos venideros. (Lea: Corte Constitucional avala adopción de menor por parte de pareja homosexual)

La Corte, acogiendo la ponencia del magistrado Luis Guillermo Guerrero con seis votos a favor y tres en contra, defendió el derecho de los infantes a crecer en un núcleo familiar.

La ponencia a discutir giraba en torno a la titánica lucha de Ana Elisa y Verónica quienes ante la imposibilidad de formalizar su matrimonio en Colombia, en noviembre de 2005 firmaron su unión civil en Núremberg, Alemania. Dos años después la pareja inició el proceso para que Ana Elisa Leiderman fuera inseminada artificialmente con un esperma donado. Años después las mujeres se radicaron en Colombia y Leiderman dio a luz el 4 de febrero de 2008 en Medellín. Después de haber documentado ante una notaría su unión marital de hecho, el 6 de enero de 2009, Verónica Botero presentó solicitud de adopción ante la Defensoría de Familia de Rionegro.