Los contratos que enredan al alcalde y exalcalde de Santa Marta

En los contratos 004 y 007, según la Fiscalía, se presentaron irregularidades en la demolición y construcción de cinco puestos de salud. Rafael Alejandro Martínez, Carlos Eduardo Caicedo Omar y cuatro personas más, tendrán que responder por dos cargos: contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación.

Alcalde de Santa Marta, Rafael Martínez, y el exmandatario de misma ciudad, Carlos Eduardo Caicedo Omar. Fotos: Tomada de santamarta.gov.co/ Archivo El Espectador

Dos contratos, firmados el 18 de noviembre de 2014 y el 23 de noviembre de 2016, tienen en serios apuros al alcalde de Santa Marta, Rafael Alejandro Martínez, y al exalcalde y precandidato presidencial, Carlos Eduardo Caicedo Omar. Ambos fueron capturados este martes y tendrán que responder ante un juez de garantías, en las próximas horas, por las presuntas irregularidades en la suscripción y ejecución de estos convenios.

El primero, denominado 004, fue celebrado entre la ESE Alejandro Próspero Reverend y Mediredes S.A.S. para el mantenimiento y adecuación de los centros de salud Bastidas, Candelaria, Mamatoco, Taganga y La paz, por un valor de $6.532 millones. No obstante, según la Fiscalía, en este contrato se detectó incumplimientos como la falta de planeación y la inexistencia del concepto de viabilidad técnica por parte del Ministerio de Salud para la ejecución del proyecto. (Lea: Capturan al alcalde y al exalcalde de Santa Marta)

En este acuerdo, agrega el ente investigativo, se habrían presentado falencias en la licencia de construcción, lo que generó un detrimento patrimonial cercano a los $5.000 millones. Al parecer, Caicedo Omar “suscribió acta y acuerdo que autorizaba la demolición y construcción de los cinco puestos de salud” en un plazo de 10 meses, según se estipula el contrato.

El segundo contrato, N°007, se suscribió entre la Alcaldía de Santa Marta y la Unión Temporal Construyendo Salud por un valor de $5.863 millones. En este convenio, que tenía como objetivo la adecuación y terminación de los centros de salud La Candelaria, La paz y Taganga, la Fiscalía encontró inconsistencias con la obtención “extemporánea” del concepto de viabilidad por el Ministerio de Salud. Es decir, el concepto de viabilidad fue otorgado cuando el contrato ya se encontraba en plena ejecución.

Igualmente, el ente investigativo expresó que la licencia de construcción también se solicitó tardíamente y, a la fecha, no ha sido concedida. En este contrato, según la investigación, se otorgó un anticipo del 40% correspondiente a $2.345 millones, pero, según un dictamen pericial, solo se había ejecutado $568 millones y fueron destinados para la adquisición de elementos diferentes como equipos y otros materiales de construcción. (Lea: Suspenden al alcalde de Santa Marta por presunta influencia en procesos electorales)

Además de la captura de Martínez y Caicedo, la Fiscalía capturó a Carlos Fabián Slebi Palacio, interventor del contrato 007; Jesús Enrique Navarro Brito, contratista y representante legal de la Unión Temporal Construyendo Salud; Edgar Charris Salcedo y Gregorio Antonio Domínguez Fonseca, gerente encargado y gerente de la ESE Alejandro Próspero Reverend, respectivamente. Los capturados tendrán que responder por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación.