Magistrados del Consejo de Estado se enfrentan por micos de Patarroyo

Los permisos de Manuel Elkin Patarroyo para investigar con monos amazónicos seguirán suspendidos hasta que no resuelva la discusión entre los jueces.

El científico colombiano Manuel Elkin Patarroyo.Óscar Pérez - El Espectador

Los magistrados de las secciones Tercera y Cuarta del Consejo de Estado se enfrentaron este lunes por el fallo que, en 2013, emitió el tribunal en el que se le cancelaron a la Fundación Instituto de Inmunología de Colombia (Fidic), liderada por Manuel Elkin Pararoyo, los permisos para seguir capturando monos Aotus vociferans en el Amazonas.

En una decisión sin precedentes, y como respuesta a una acción de tutela interpuesta por la Fidic, la Sección Cuarta suspendió el fallo que había sido emitido por magistrados de la Tercera, argumentando que con la decisión se violó el derecho a la investigación científica de la Fundación.

La magistrada ponente Carmen Teresa Ortiz concluyó que el centro de investigaciones de Patarroyo no estaba utilizando los monos por “capricho”, sino por “justificaciones científicas de fondo y para desarrollar una vacuna contra la malaria que podría salvarles la vida a miles de personas”. Avances que “no hubieran sido posibles sin los ensayos en animales”. (Vea "Patarroyo está desinformando a la comunidad científica": Consejo de Estado)

Además, la magistrada sentenció que la Sección Tercera no tuvo en cuenta un paquete de pruebas que la Fidic entregó al tribunal, violando también el derecho al debido proceso. Así que resolvió suspender el fallo de 2013 y le ordenó a Corpoamazonia, autoridad ambiental local, verificar en un plazo de 30 días si la Fundación de Patarroyo cumple con las exigencias y condiciones impuestas por la ley para que, de ser así, se le regresen los permisos.

De inmediato la Sección Tercera, en cabeza de la magistrada Olga Valle de la Hoz, apeló este fallo aclarando que la sentencia de 2013 (que además ratificaba en segunda instancia una decisión ya emitida por el Tribunal de Cundinamarca), no se oponía a la investigación científica en Colombia, sino que exigía que los animales utilizados para los estudios no fueran sometidos a malos tratos.

En la apelación se recordó que en este caso se había comprobado que las autoridades ambientales, tanto Corpoamazonia como el Ministerio de Ambiente pasaron por encima de la ley al no ejercer control y fueron sancionadas, además se encontró que la Fidic incumplió con el pago de la tasa de repoblación de monos, no construyó un zoocriadero que se exigía para evitar la caza indiscriminada de especímenes de Aotus vociferans y tampoco diseñó el comité de ética que exige la ley. (Vea Manuel Elkin Patarroyo se queda sin permiso para usar primates en investigaciones)

“La sentencia de la Sección Cuarta es torpe y está llena de inconsistencias, pues se centra en el argumento de que la medicina necesita animales para obtener resultados y por eso es justificable que la Fidic deba seguir usando monos. Pero el Fallo de la Sección Tercera es muy claro: los animales pueden ser utilizados en investigación científica mientras se respete la ley y se les cause el menor sufrimiento y la Fidic y las autoridades ambientales incumplieron la ley”, dice Enrique Gil, magistrado ponente de la sentencia (AP2011-227) de 2013.

Ahora será la Sección Quinta del Consejo de Estado, a cargo de los magistrados Lucy Yaneth Bermúdez, Alberto Yepes y Susana Buitrago la que en los próximos días tendrá que aclarar cuál de los dos fallos deberá ser revocado. Mientras esto se resuelve, los permisos para recolectar monos amazónicos seguirán suspendidos para Manuel Elkin Patarroyo y su equipo de científicos. (Vea Hace 27 años Manuel Elkin Patarroyo creó la primera vacuna contra la malaria)

[email protected]