La actividad humana aumentará el riesgo para 1.700 especies animales

Según un estudio realizado por ecologistas de la Universidad de Yale, el aumento del uso de la tierra reducirá sus hábitats naturales para 2070. Además, señala que dentro de 50 años unas 1.700 especies habrán perdido entre el 30 y el 50 % de sus hábitats actuales.

La pajonalera de pico curvo (Argentina, Brasil y Uruguay) está entre las especies que perderán la mitad de su rango geográfico actual durante las próximas cinco décadas. Pablo Pegazzano - Flickr

Un estudio realizado por ecologistas de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, arroja cifras alarmantes. Según la investigación, publicada en Nature Climate Change, la actividad humana, fundamentalmente el aumento del uso de la tierra, reducirá los hábitats naturales de 1.700 especies de anfibios, aves y mamíferos para 2070.  Esto implicaría una elevación al riesgo de extinción.

Los expertos señalaron que en las 1.700 especies amenazadas están incluidos 886 anfibios, 436 aves y 376 mamíferos. Para llegar a esta conclusión, los ecólogos comenzaron desde la situación presente de 19.000 especies de anfibios, aves y mamíferos con las expectativas consensuadas de la comunidad científica sobre futuros desarrollos en la sociedad global, demografía y economía. Usaron cuatro escenarios posibles y los relacionaron con los índicies de contaminación actuales. (Lea: En el Aviario Nacional nacen dos polluelos de Paujil Piquiazul, especie en vía de extinción)

El estudio señala que en los dos escenarios intermedios hasta 1.698 especies verán reducidos sus hábitats de forma significativa. En este "cambio moderado" en el uso humano de la tierra, dentro de 50 años cerca de 1.700 especies animales habrán perdido entre el 30 y el 50 % de sus hábitats actuales. Los anfibios son los más afectados, con casi 900 especies.

El coautor de la investigación y profesor en la Universidad de Yale, Walter Jetz aseguró que "el cambio en el uso de la tierra con un mayor impacto previsto sobre la biodiversidad es la transformación de tierras silvestres en tierras agrarias, como cultivos o para pastos (...) Esto incluye la conversión de bosques primarios en secundarios, plantaciones arbóreas o cultivos, y la modificación de sabanas y praderas en tierras de cultivo y pastoreo". 

Entre las especies que perderán la mitad de su rango geográfico actual durante las próximas cinco décadas, la investigación menciona a la rana de Lombok (Indonesia), el lechwe del Nilo (Sudán del Sur), el ticotico de cejas claras (Brasil) y la pajonalera de pico curvo (Argentina, Brasil y Uruguay). (Puede leer: Retrasar políticas de protección amenazan a cientos de especies, según estudio)

Además el estudio muestra qué regiones o países van en camino a perder mayor cantidad de vida salvaje. Casualmente las que están en mayor riesgo son las zonas más biodiversas: África Central y Oriental, Centroamérica, Suramérica y el Sudeste Asiático sufrirán la mayor pérdida de hábitat y un mayor peligro de extinción. 

"En el este de África, por ejemplo, se esperan grandes cambios en el uso de la tierra debido al crecimiento económico previsto y la demanda regional e internacional de tierras para la agricultura. Además, hay un importante número de especies ya amenazadas o limitadas a estas zonas, lo que la convierte en una región muy sensible a los impactos del cambio en el uso de la tierra sobre la biodiversidad", añadió Jetz. 

El otro escenario que plantean los investigadores de Yale es la continuidad de las actividades humanas como se ha venido haciendo, como el uso de combustibles y la emisión de gases de efecto invernadero. De seguir así se vería agravada la situación de las especies y las que están en amenaza pasarían a estar en peligro crítico. 

Sin embargo, los investigadores le apuestan a una realidad un poco más esperanzadora. Plantean que si se comienzan a reducir las emisiones para 2030 y se cumplen los Acuerdos de París, podría bajar la presión humana sobre la naturaleza, lo que generaría posibles mejoras para estas especies y se llegaría a pensar, incluso, en la recuperación de hasta un tercio de sus territorios.  (Le puede interesar: Ingerir una sola pieza de plástico representa un riesgo de muerte de 20% para aves)

843184

2019-03-04T18:53:54-05:00

article

2019-03-04T23:57:10-05:00

paucasas_95_95

none

-Redacción Medio Ambiente / EFE

Medio Ambiente

La actividad humana aumentará el riesgo para 1.700 especies animales

70

4748

4818