Homenaje al líder indígena asesinado en el Cauca

En la movilización, las organizaciones sociales pidieron que se les garantice sus derechos.

Cortesía

Este jueves las comunidades indígenas estuvieron acompañando el féretro del gobernador del resguardo Río Blanco Sotará, Alexander Oimé Alarcón, de 43 años, quien murió este miércoles cuando fue atacado a bala en la calle del barrio El Empedrado. El hombre fue trasladado al Hospital Universitario San José, donde falleció a las 7:30 p,m.

Este acto fue masivo y tuvo la asistencia de líderes indígenas de la zona, familiares y amigos, durante éste se le realizó un homenaje a Alexander Oimé, quien perdió la vida cuando llevaba consigo 20 millones de pesos para la ejecución de un proyecto productivo de una entidad bancaria, para la zona rural de del oriente del Cauca. (Vea: Asesinan a líder indígena del Cauca)

El Gobernador Indígena, al momento que le dispararon, dijo “no me dejen morir, llévenme a un hospital”, así lo relataron algunos transeúntes al El Nuevo Liberal, quienes lo auxiliaron en ese momento y le avisaron a la Policía.

Por su parte, las organizaciones integrantes de la Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca, en un comunicado, hicieron un llamado frente a la situación de derechos humanos que se vive en el primer trimestre de este 2016, con hechos que vulneran la integridad de comunidades indígenas, organizaciones sociales y líderes.

También, dieron a conocer que han sido asesinadas 45 personas en Popayán, El Tambo, Santander de Quilichao, Argelia, Puerto Tejada y Patía. De estos asesinatos, cinco fueron de mujeres, así como la aparición de grafitis y circulación de panfletos en los que se anuncia una limpieza social, firmada por el grupo armado 'Los urabeños' y 'Autodefensa Unidas de Colombia' (AUC), en las cabeceras municipales y en zonas rurales de los municipios de El Tambo, Patía y Almaguer en el sur, y Corinto, Caldono y Santander de Quilichao en el norte del Cauca.

La organización Comité de Integración del Macizo Colombiano (CIMA) le hizo un llamado al Gobierno Nacional para que garantice a los defensores de los derechos humanos poder ejercer su labor y al Ministerio del Interior para que tome medidas de protección para salvaguardar la vida de las personas que se dedican a denunciar las diversas problemáticas que le aquejan al departamento.

Uno de los miembros del CIMA, relató a El Espectador que “los últimos días los líderes que estamos dedicados a la defensa del territorio, del agua y el medio ambiente nos encontramos en riesgo de sufrir ataques contra nuestra integridad, porque se están tocando intereses muy poderosos, asociados con la minería de carácter legal e ilegal en el departamento del Cauca”.

Las organizaciones sociales del Cauca piden la garantía de los derechos individuales y colectivos de la comunidad.

Temas relacionados
últimas noticias