En 2017 el flujo migratorio desde Venezuela aumentó 600%

Cerca de 550 mil ciudadanos venezolanos se asentaron permanentemente en el país en 2017, un incremento del 62% respecto al año anterior. Migración Colombia también encontró otras modalidades de migración.

De los residente venezolanos permanentes el 40% lo hacen en Bogotá, el 9% en Medellín, el 4% en Cali y un 3% en Cartagena, Bucaramanga y Santa MartaAFP

La autoridad migratoria en un informe sobre la radiografía migratoria entre ambos países identificó tres formas en que los nacionales venezolanos ven a Colombia “como una alternativa para hacer tránsito hacia otros destinos, para radicarse o bien, para adquirir productos de primera necesidad”.

La "migración pendular" es la que muestra la cifra de venezolanos que transitan por nuestro territorio más alta. Precisamente porque esta no tiene como finalidad establecerse en Colombia y “su ingreso obedece a la urgencia de querer suplir necesidades básicas”, dice el informe.

Para esto, los venezolanos necesitan de una Tarjeta de Movilidad Fronteriza (TMF) que les permita entrar y salir constantemente entre uno y otro país.

Migración Colombia registró más de un millón trescientos mil personas que tiene la TMF y que viene principalmente de los estados de Táchira, Zulia, Carabobo, Lara y Barinas.

Los jóvenes son los que más usan este tipo de migración, entre los 18 y 39 años es el rango que más registra la oficina migratoria colombiana. Lea también: En Colombia hay más de 550.000 venezolanos

Lo hacen principalmente para comprar alimentos, visitas familiares, turismo cercano a la frontera, atención y compra de medicamentos, asegura el reporte.

Diariamente por la frontera, con este TMF, ingresan unas 37 mil personas, y salen unas 35 mil, siendo el Puente Internacional Simón Bolívar, en Villa del Rosario, Norte De Santander, el paso migratorio con mayor registro “con más de 10 millones de movimientos de entrada y de salida”.

Pero Colombia también es un destino de paso para aquellos venezolanos que buscan llegar a otro país. La llamada “migración de transito” aumentó exponencialmente el año recién culminado.

El 2017 presentó un crecimiento del 600% de flujo respecto al 2016, cuando pasaron solo 32 mil ciudadanos del país vecino, contra los más de 231 mil del 2017.

Pero no solo los puestos terrestres registraron este un aumento en esta modalidad migratoria. El aeropuerto de la capital colombiana “pasó de registrar 130 mil salidas de ciudadanos venezolanos en 2016 a cerca de 177 mil en 2017”, resalta la investigación.

Además, el Director General de Migración Colombia, Chrsitian Krüger, asegura que “cerca del 60% de los ciudadanos venezolanos que salieron de nuestro país lo hicieron hacia destinos diferentes a Venezuela”.

Estos destinos son Ecuador, Perú, Chile, EE.UU., Panamá, México, España, Argentina, Brasíl y Costa Rica. Lea también: ¿Estamos listos para recibir a los migrantes venezolanos?

En esta misma modalidad migratoria existe un subgrupo que, aunque no tiene la intención de quedarse permanentemente, se asientan en ciudades colombianas y permanecen hasta 90 días aquí, que es el número máximo del permiso de ingreso y permanecía que otorga Colombia.

Las ciudades donde más se asientan estos migrantes de tránsito son: Bogotá, Ipiales, Barranquilla, Cúcuta, Maicao, Medellín, Pasto, Bucaramanga, Cartagena y Cali.

Y sigue siendo el Puente Internacional Simón Bolívar el que más registra a este tipo de migrantes con un 53%, le sigue el paso en La Guajira, 19%, y el Aeropuerto el Dorado, con un 17%.

De estos migrantes transitorios, un 34% volvió a Venezuela y el 66% tenía como destino otro país.

Este aumento de flujo migratorio también ha representado un desafío de seguridad en las zonas fronterizas.

“No hemos descuidado el tema de seguridad. Por el contrario, como autoridad migratoria, hemos aumentado los procedimientos de control y verificación para garantizar que los extranjeros que ingresan y se encuentran dentro del territorio nacional cumplan con la normatividad migratoria vigente”, afirma el director de Migración Colombia en el informe.

Finalmente, el tipo de migración que más está cambiando la composición y dinámicas sociales en nuestras ciudades, la “migración con vocación de residencia” ha otorgado el “permiso de Ingreso y Permanencia” desde el 3 de agosto hasta el 31 de octubre del año pasado a cerca de 69 mil ciudadanos venezolanos.

De estos, el 40% residen en Bogotá, el 9% en Medellín, el 4% en Cali y un 3% en Cartagena, Bucaramanga, y Santa Marta.

A este tipo de migrantes se suman los casi 19 venezolanos a los que se les expidió una cédula de extranjería en 2017, en su mayoría expedida en la regional andina de Migración Colombia (58%).

Krüger además señala en el informe que “para entender la dinámica migratoria entre Colombia y Venezuela hay que ir más allá de las cifras, hay que entender la realidad que está viviendo el país vecino y sobretodo comprender que construir una migración ordenada y segura es un compromiso de todos”.