Cuatro departamentos en alertas por posibles crecidas de ríos y deslizamientos

En alerta roja hay municipios de Antioquia, Quindío y Valle del Cauca. Autoridades de Cundinamarca están monitoreando ríos como Bogotá, Sumapaz y Negro.

Imagen de referencia.Flickr - Troskiller

Las intensas lluvias en el centro del país y la región Pacífica tienen en alerta a autoridades y pobladores en varios departamentos, entre ellos Antioquia y Cundinamarca, por los riesgos en crecidas de ríos y quebradas, así como deslizamientos de tierra.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) emitió la alerta roja por crecientes súbitas en ríos y quebradas para los municipios de La Pintada, Anzá, Sabanalarga, Toledo, Puerto Valdivia, Cáceres, Tarazá y Caucasia (todos en Antioquia). En su más reciente boletín (fechado 13 de abril), el Instituto asegura que “se destaca también que en ríos de alta pendiente del norte de Antioquia, particularmente la cuenca alta de los ríos San José, Tenche y El Bagre (afluentes del río Nechí), se pueden presentar crecientes súbitas”.

Lea también: El 62% de la población de Cundinamarca está expuesta a inundaciones o avalanchas

La alerta roja por inundaciones y crecientes súbitas se extiende a las zonas de influencia del río La Vieja, en cuya cuenca alta se han registrado lluvias considerables. Así mismo, el Ideam recomienda la alerta roja “para los ríos Alambrado y Otún, los cuales presentan incrementos importantes de sus niveles. Se sugiere especial atención a los pobladores ribereños de las zonas bajas, especialmente en zonas rurales y urbanas de los municipios de Pereira (Risaralda) y Cartago (Valle del Cauca)”.

Así mismo, el Ideam emitió la alerta naranja para Cundinamarca por el aumento en los cauces de los ríos Sumapaz, Negro (que cruza poblaciones como Tobia y Villeta), así como la cuenca baja del río Bogotá.

Esta alerta se extiende para los municipios de Caparrapí, Chaguaní, Topaipí y Yacopí por riesgos de deslizamiento. En esta zona ya hacen presencia funcionarios de la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres de Cundinamarca (Uaegrd).

La Unidad también tiene brigadas de vigilancia en los municipios de La Mesa, Girardot, El Colegio, Apulo, Anapoima y Tocaima en donde está en contacto con las autoridades locales de gestión del riesgo.

Lea también: Temporada de lluvias en Bogotá deja 56 incidentes y 161 familias afectadas

“Nuestro llamado es a los alcaldes para que lideren desde los consejos municipales de gestión del riesgo y se acompañen de los bomberos y demás organismos de socorro, para desarrollar jornadas de limpieza y remoción de escombros en las rondas de los ríos, y mantengan el sistema de alcantarillado en óptimas condiciones, libres de basura. Además deben vigilar los niveles de cauces de ríos y quebradas y evaluar las zonas que tengan riesgo de deslizamiento”, señaló Wilson García Fajardo, director de la Uaegrd.

La Unidad realizó trabajos luego de que se presentaran deslizamientos en las veredas La Montaña (Vergara),  Ilo y Maní en (Villeta), Algodonales (Pacho), Loma Larga (Nocaima), Papatas (Topaipí)  y en el barrio Villa Coty del municipio de La Palma.