Las ‘metidas de pata’ de famosos por la figura de Pablo Escobar

Wiz Khalifa y J Álvarez se cuentan entre los que molestaron a los paisas, y colombianos en general, por sus actitudes cuando visitaron la ciudad. Sin embargo, la figura del capo ha motivado otros hechos que reabren la herida profunda que ha dejado el narcotráfico en esa ciudad.

Pablo Escobar murió en 1993.Archivo

Era 2014 y se vivían las épocas de la mejor presentación de la Selección Colombia en un Mundial de Fútbol en la historia. Los nacionales le había ganado a Uruguay 2-0 y se prepara para enfrentar a Brasil en cuarto de final cuando la indignación se hizo presente por una caricatura del caricaturista belga PAD'R.

El dibujante, bajo el título “Colombia respira la confianza”, ilustraba a tres jugadores con la camiseta de la selección aspirando la espuma que el árbitro utilizaba para señalar la ubicación de la barrera en el cobro de tiro libro, en clara alusión al consumo de cocaína. La carta de protesta por parte del embajador en Bélgica, Rodrigo Rivera, llegó inmediatamente y el caso terminó con la eliminación de la publicación y las disculpas por parte del caricaturista al país.


Esta fue la caricatura del dibujante belga. 

El estigma que llevamos los colombianos en el exterior, por causa de nuestro pasado y presente marcado por el narcotráfico es innegable, como lo son las —para muchos— preguntas incómodas sobre la droga y Pablo Escobar, cuyo título de “patrón” ha trascendido fronteras, en parte, por las series que sobre él se han difundido en la televisión del mundo.

De ahí la frecuencia con la que los personajes de notoriedad internacional tengan la curiosidad por Escobar y, específicamente, Medellín —ciudad en donde creció el negocio del otrora capo de la droga—, hasta el punto de considerarla como un obligatorio paso en sus visitas a Colombia. Su interés y posible desconocimiento los lleva a realizar acciones que golpean la dignidad de una gran mayoría de los paisas que vivieron de cerca el terror del capo.

El caso más reciente fue el del rapero estadounidense Wiz Khalifa, que, tras su presentación en Estéreo Picnic, en Bogotá, hizo una visita fugaz a Medellín y publicó en su cuenta de Instagram fotos desde la tumba de quien fue jefe del Cartel de Medellín, lugar desde el que también se fumó un porro.

 

Una publicación compartida de Wiz Khalifa (@wizkhalifa) el

La reacción de Federico Gutiérrez, alcalde de la capital antioqueña, fue inmediata. Calificó de sinvergüenza al rapero y señaló: “Aquí no puede ser que vengan artistas y que hagan apología al delito y la violencia. Nos han hecho mucho daño. Y justamente esta ciudad todavía está padeciendo toda esa cultura de ilegalidad que dejó el narcotráfico”. (Vea: Alcalde de Medellín llama al rapero Wiz Khalifa "sinvergüenza")

Para Gutiérrez, en Medellín no es bienvenido quien tenga esas actitudes y resaltó que todo el que vaya a la ciudad “tiene que respetar a miles de víctimas”.

Pero el caso de Wiz Khalifa no es el primero, y seguramente no será el último. En julio de 2016, el regañado fue el reggaetonero J Álvarez, quien había sido invitado a la Feria de las Flores y se le ocurrió llegar con una camiseta alusiva al Cartel de Medellín y el apellido Escobar en su espalda.

“¿Usted sabe quién es Pablo Escobar?”, le preguntó el alcalde Gutiérrez al artista puertorriqueño y le dijo que revivir la figura de Escobar era una ofensa para la ciudad. J Álvarez también terminó por disculparse públicamente.

Ofensas de este tipo a Medellín también han llegado por parte de agencias de viaje que funcionan en el país. En 2015, Despegar.com ofreció un paquete turístico, dirigido a extranjeros, que incluía el ‘Pablo Escobar Tour’ y que prometía un recorrido por los lugares emblemáticos de la vida del capo.

Aunque en ese momento, Francisco Stengel, coordinador regional de agencias de comunicación de Despegar.com, señaló que se trataba más de un recorrido por la historia y la reflexión, los paisas rechazaron con contundencia que la promoción de la ciudad se hiciera incluyendo a Pablo Escobar.


El tour de Despegar.com incluía hasta una charla con Roberto Escobar Gaviria, hermano del capo. 

Lo mismo ha hecho Jhon Jairo Velásquez Vásquez, conocido como Popeye, y quien se desempeñó como uno de los gatilleros más temibles del capo, cuando en octubre de 2016 grabó un video desde la tumba de Escobar para darle la bienvenida Ezequiel Rescaldani como delantero del club Atlético Nacional.

Sin embargo, por doloroso que resulte la historia, la figura del capo y el narcotráfico no solo llama la atención de los artistas internacionales, sino que ha sido la inspiración para varias telenovelas y series en las que la vida de Escobar queda retratada. Desde ‘El Patrón del Mal’ hasta ‘Narcos’, una de las series más populares de Netflix y en la que las andanzas de Escobar son protagonistas.

Fue una publicidad gigantesca de esta serie en España, que se instaló en diciembre de 2016 en la plaza de la Puerta del Sol, uno de los lugares más concurridos de Madrid, la que generó una crítica por parte de personajes notables de la ciudad. La gran valla tenía la imagen del Escobar de ‘Narcos’ con la frase “Oh, blanca Navidad”, en alusión a la cocaína.

El exalcalde de Medellín, Sergio Fajardo, consideró como dolorosa la serie y la criticó que presentaba la historia de Escobar desde la perspectiva de la DEA “sin el más mínimo conocimiento ni interés por la condición de nuestra sociedad”.

Escobar murió el 2 de diciembre de 1993 y más de 20 años después de su muerte, su figura aún genera resentimientos y rechazos por parte de la sociedad que vivió en carne propia los horrores del narcotráfico. Los paisas luchan aún contra el estigma, que en última afecta a todos los colombianos, convencidos hasta la saciedad de que la figura de Escobar duele, y mucho.

686525

2017-03-27T10:43:38-05:00

article

2017-03-27T11:01:45-05:00

germangp8_76

none

redacción Nacional

Nacional

Las ‘metidas de pata’ de famosos por la figura de Pablo Escobar

67

8768

8835