Paro armado: ¿Qué es y qué implicaciones tiene?

Noticias destacadas de Nacional

El paro armado que anunció el Eln en todo el país, desde este viernes hasta el lunes 17 de febrero, sumado al paro indefinido del Epl en la región del Catatumbo, tiene en alerta a las autoridades. Analistas explican cuáles son las zonas más vulnerables y los riesgos que puede haber durante el fin de semana.

El anuncio del Ejército de Liberación Nacional (Eln) del inicio de un paro armado desde este viernes, a las 6 de la mañana y hasta el 17 de febrero a la misma hora, sumado al paro indefinido en la región del Catatumbo en el que se declaró el Ejército Popular de Liberación (Epl), tiene en alerta a la ciudadanía y a la Fuerza Pública. 

Pese a que el general Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares, dio un parte de tranquilidad para las personas que se movilizan hacia estas zonas, muchos terminales de transporte del país disminuyeron su oferta de tiquetes hacia departamentos como Cauca, Nariño, Norte de Santander, Arauca y Chocó.

Pero, ¿qué es un paro armado? Según Néstor Rosanía, director del Centro de Estudios en Seguridad y Paz, es "una estrategia de poder simbólico que usan las organizaciones armadas al margen de la ley con el fin de enfrentar al Estado y demostrar control territorial y capacidad militar". Es decir, es frenar las actividades diarias de los ciudadanos (como afectar vías y no permitir la apertura de negocios comerciales), con el fin de infundir temor y demostrar poder en las zonas. 

Le puede interesar: Demanda de pasajeros disminuyó en un 50 % por paro armado: Terminal de Transportes de Cali

Según Rosanía, las tres variables por las que se realiza un paro armado son: para enviar un mensaje político, que busca dar a enteder que el grupo tiene poder; para generar un impacto mediático, en términos de publicidad, y para establecer control territorial en carreteras, ríos y corredores de movilidad. 

Aunque de acuerdo con el experto, la mayoría de afectaciones suelen presentarse en zonas rurales, el Eln cometió un atentado en Bogotá el 17 de enero del 2019 en el que murieron 22 cadetes en la Escuela Militar Santander. Sin embargo, Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, aseguró que el paro armado del Eln está sobredimensionado. "El principal objetivo del Eln es generar pánico colectivo. En Colombia hay más de 1.100  municipios y ellos apenas tienen control en 120 de esos, y las grandes ciudades no se van a ver afectadas", explicó. 

Ávila explicó que las zonas que se podrían ver afectadas durante este fin de semana por la presencia del grupo armado, son Arauca, el sur del Chocó, el sur del Cauca, Catatumbo y algunos municipios en Nariño.

Frente al caso del paro indefinido declarado por el Epl en el Catatumbo, ambos expertos coincidieron con que se declaró con el fin de demostrar que hay una guerra entre ambas estructuras (Eln y Epl), por lo que quieren mostrar fortaleza y dominio en la zona. 

Medidas de seguridad por el paro armado del Eln

Aunque las Fuerzas Militares están especialmente prevenidas por lo que pueda pasar en Norte de Santander y Arauca, se movilizaron tropas a distintas regiones del país en el marco de la amenaza del paro, como a Antioquia, Chocó, Casanare, Vichada y Guainía. En esos departamentos, el Ejército reforzó trabajos de inteligencia de la mano de la Policía y de la Fiscalía. En el Meta, por ejemplo, la Gobernación lideró un consejo extraordinario de seguridad este jueves para establecer dispositivos de seguridad. 

Lea: Las medidas que se han tomado en el país por el paro armado del Eln

En ciudades como Manizales también se tomaron medidas. Por ejemplo, su aeropuerto expidió ciertas normas de obligatorio cumplimiento para estos días, como que todo el personal porte su carnet de forma visible, que se revisen estrictamente los permisos de los vehículos que tratan de ingresar a zonas restringidas, las actividades antinarcóticos aumentarán y habrá plan de seguridad hasta con los taxistas.

En Bogotá, la alcaldesa Claudia López anunció un "Plan Candado", coordinado por la Policía, Ejército, Fiscalía, Fuerza Aérea, Presidencia y autoridades distritales. “Hemos evaluado el tipo de riesgos que podemos tener y queremos decirles a los ciudadanos que duerman tranquilos, estamos preparados”, dijo la mandataria hace unos días. En Cali, la conclusión del consejo de seguridad que se realizó ayer fue no imponer restricciones. “Lo que hay es un mensaje de normalidad”, dijo el secretario de Seguridad, Carlos Rojas.

Comparte en redes: