Entraría a operar en los primeros meses de 2021

RefoEnergy recibe visto bueno para suministrar energía en Vichada

Noticias destacadas de Nacional

Tras cumplir casi un año de tener listo el proyecto para mejorar el servicio de energía en Vichada, la empresa recibió el aval por parte de la Junta Directiva de Electrovichada.José Insuasti, director del Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para Zonas No Interconectadas (IPSE), habló con El Espectador de la entrada y la crisis energética de Venezuela.

Electrovichada es la empresa que suministra el servicio de energía eléctrica en el Vichada. Una compañía que no se ha caracterizado precisamente por la buena prestación del servicio. Las constantes quejas por los apagones y el alto costo de los recibos son algunas de las inconformidades de sus usuarios.

Con el fin de mejorar la prestación del servicio energético se firmó un convenio binacional en 2001, celebrado entre Colombia y Venezuela, para que el país vecino vendiera energía a Puerto Carreño, la capital de Vichada. Se empezó a realizar la interconexión internacional con la empresa venezolana Cadafe y se firmó un convenio binacional entre esa compañía y el Gobierno Nacional. Dado que es un convenio internacional, ni Electrovichada ni la Gobernación podían suscribir el convenio. Esta fue la razón por la cual el Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para Zonas No Interconectadas (IPSE), entidad que hace parte del ministerio de Minas y Energía, firmó dicho convenio y entró a participar en ese mercado.

La participación accionaria está dividida principalmente en tres grandes grupos: más del 65% es de la Gobernación, el socio y dueño mayoritario de Electrovichada, el 24,89% del IPSE y el restante de unos socios minoritarios.

También le puede interesar: Apagones constantes y un lío entre dos empresas: la crisis de energía en el Vichada

Con la creciente crisis energética en Venezuela, los problemas para la prestación del servicio desde ese país cada vez fueron más evidentes. Es por eso, que la Junta Directiva de Electrovichada decide que la solución sería un proyecto energético que no dependa del país vecino. Ahí es donde entra RefoEnergy, que en 2018 le compró el proyecto a EcoEnergía. El objetivo era venderle energía a Electrovichada y servir para mitigar las fallas que se presentan desde Venezuela.

El proyecto, que busca generar energía limpia renovable en base a biomasa-diésel, tenía como fecha inicial el 2 de agosto de 2019. Desde RefoEnergy aseguran que aunque están listos para operar desde entonces, no ha sido posible por las trabas que pone Electrovichada. Esos obstáculos, según la empresa de suministro de energía, venían desde la gerencia que encabezaba Luis Herney Curbelo, quien aseguraba que no estaban listos para entrar en operación. Sin embargo, tras alegatos entre las partes, RefoEnergy logró que la junta directiva les diera vía libre para ejecutar dicho proyecto. En medio de esa discusión, Curbelo decidió renunciar a la gerencia de Electrovichada el jueves 22 de octubre de este año.

También le puede interesar: En Puerto Carreño, Vichada, se ha interrumpido 10 veces el fluido eléctrico en un solo día

José Insuasti, director del Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para Zonas No Interconectadas (IPSE), habló con El Espectador de la entrada de RefoEnergy, la crisis energética de Venezuela y la renuncia de Curbelo.

¿Cuál es la responsabilidad del IPSE con el suministro de energía en Vichada?

Dado que Vichada es un departamento no interconectado, el IPSE promociona y planifica soluciones energéticas en toda la zona. Más allá de la relación accionaria que tiene el IPSE con Electrovichada, Vichada como departamento es uno de los focos de atención del IPSE dado que pertenece a la zona no interconectada. Ahí estamos revisando de qué manera se mejora el servicio a las poblaciones que no tienen energía por el sistema conectado nacional. Esto nos ha hecho llevar proyectos durante todos los años, no solamente a Puerto Carreño, sino a otros municipios.

¿La crisis energética en Venezuela afecta el suministro en Puerto Carreño?

Claro. La preocupación permanente del ministerio de Minas y el IPSE, desde hace dos años, es saber cómo hacemos para independizar el suministro que depende de Venezuela para que en el momento que Venezuela decida hacer un corte definitivo de esa red, Puerto Carreño no se quede sin el suministro de energía eléctrica.

¿Cómo se encuentran las relaciones con Cadafe?

Ese acuerdo,donde el IPSE representa a la Nación, tenía apartado unos costos de la energía en invierno y unos costos en verano. Esos costos de manera universal, en un comunicado unilateral por parte de Cadafe, simplemente se incrementaron en un 2000%. Producto de eso ha habido una imposibilidad de pago de las facturas desde hace dos años. Si bien nos vienen suministrando la energía, nosotros como nación venimos haciendo ese balance contable, esa búsqueda de transacción para poderles pagar. Estamos comunicados permanentemente para que no nos vayan a cortar el suministro. Paralelamente buscamos alternativas que permitan que no se queden sin energía los usuarios. Ahí es donde nace Refoenergy.

¿Qué acciones están ejecutando?

Esa preocupación se ha venido reflejando en diferentes proyectos. Apoyamos para robustecer el parque de generación de energía de Puerto Carreño. Se adquirieron en un momento unas plantas propias de generación diésel. Ampliación de cobertura a través de paneles solares. Desde 2015-2016 se empezó a trabajar en el contrato de RefoEnergy.

¿Es viable la puesta en marcha de RefoEnergy?

Ese contrato fue avalado por la junta en su momento. Contó con vigencias futuras, hubo un Conpes que permitió que ese proyecto fuera una realidad. Pero dada las particularidades del departamento y los problemas financieros que tuvo la empresa, vendieron el contrato. Primero era una empresa primaria la que se ganó el contrato y luego vino RefoEnergy a comprar el contrato 084 de 2016. Ellos empiezan con el proceso de hacer un parque de generación híbrido: biomasa-diésel.

¿Qué ha pasado con el proyecto?

Dada las particularidades políticas, gerenciales y de orden público, tanto por temas de Electrovichada y del privado, el parque tuvo sus rechazos en la entrada en operación.

¿Cuáles son los avances del proyecto?

Su parte de diésel está 100% construido y la parte de biomasa está en prueba. Entraría a operar en los primeros meses de 2021. Hubo muchos conflictos al principio y se procede a un inicio de una liquidación de manera unilateral, pero RefoEnergy planteó que no se podía dar de esa manera. Revisando todas las acciones contractuales lo que planteó el IPSE y la Gobernación fue que el contrato es sujeto de mejoras para permitirle la entrada en vigencia inmediata a Refoenergy por las alertas de corte. Se empezó a trabajar en un proceso modificatorio de ese documento para permitir la entrada en vigencia. Tuvimos el acompañamiento de la Procuraduría, quienes nombraron un agente especial. Se hicieron mesa de trabajo entre la Gobernación, Procuraduría, IPSE, Junta directiva, tendientes a tener un documento que permitiera la entrada de un parque de generación que está listo para generar energía.

¿Qué resultados se dieron en las reuniones?

Dadas esas condiciones la Junta Directiva empieza a darle las instrucciones a la gerencia para que realice el proceso, encontrando una resistencia administrativa compleja en la gerencia de Curbelo. Por esa razón, después de muchas reuniones se toma la decisión de empezar a hacer un proceso de rendición de cuentas específicas al gerente, dando como resultado su renuncia. A partir de allí la junta ratifica la instrucción a Electrovichada de permitirle la conexión a RefoEnergy y modificar el contrato con las mejores condiciones posibles.

¿Tiene que rendir cuentas aunque haya renunciado?

Él renuncia el jueves 22 de octubre. La junta directiva fue el martes 20 de octubre y se suspende por unos informes que se le pidieron adicionales al gerente. El viernes 23 se nombró un encargado y vamos a proceder con la gobernación a hacer una publicación de convocatoria de nuevo gerente.

¿Qué pasa ahora con RefoEnergy?

Ya dieron el punto de enclavamiento, que es el punto en el cual la empresa va a poder inyectar energía y empezar a hacer pruebas de inyección de la energía del parque diésel. Lo que se trabajó en el documento modificatorio es que el parque no tenía que entrar 100% listo desde el inicio. Pues esa fue una de las trabas que había puesto la gerencia desde el principio.

Comparte en redes: