Renuncia Nayid Abu Fager, director de derechos humanos del Mininterior

El funcionario, investigado por la Procuraduría por supuestas irregularidades administrativas, afirmó que fue" víctima de discriminación y trato inhumano por ser cristiano".

Tres meses después de que por lo menos diez trabajadores del Ministerio del Interior le contaran a El Espectador haber recibido, presuntamente, malos tratos por parte del recién posesionado director de derechos humanos, Nayid Abu Fager Sáen, el funcionario renunció al cargo, según informaron activistas sociales. De acuerdo con un mensaje difundido en redes sociales, Fager habría dirigido a la ministra del interior, Nancy Patricia Guitérrez, una misiva en la que denuncia haber recibido discriminación, humillación y trato inhumano por ser cristiano. (Lea aquí: Las quejas contra el director de derechos humanos del Mininterior)

“Perdono tantos obstáculos a mis actividades pasando por alto mis calidades académicas y profesionales. Oro a Dios para que no tenga en cuenta estos errores en mi contra. Sin duda no soy perfecto. pero no hice nada para recibir tal discriminación... pues soy un hombre que respeta a Dios y a mi prójimo con base en la Ley y la Integridad de la palabra de Jesús. Que el amor del Señor les permita el genuino arrepentimiento en sus corazones para que se conviertan de las tinieblas a la Luz!!! Si alguno de Ustedes quiere escuchar las palabras del Señor Jesucristo, estoy a su servicio para dar por gracia lo que he recibido por gracia”, añadió Fager, según difundió el abogado y activista LGBT Alejandro Michells. (Lea aquí: Investigan al director de DD.HH. del Mininterior por maltrato laboral)

La renuncia, sobre la que el Ministerio del Interior no ha querido pronunciarse, se da después de que los trabajadores inconformes afirmaran que Fager, quien trabajó en el pasado con la senadora Viviane Morales, intentó entorpecer el trabajo de la líder del equipo para asuntos LGBTI, que este año adelantaría la implementación de la política pública para esta población.

La Silla Vacía reveló que Fager fue fundador de la Mesa Nacional de Educación y Autonomía (MenaceA), que lideró el movimiento contra las cartillas de educación sexual de la exministra de Educación, Gina Parody, en 2016 por supuesta ideología de género. Y que él y su esposa ayudaron a la diputada santandereana Ángela Hernández al llamado “Bus por la libertad”, para oponerse a la adopción de parejas del mismo sexo. Es decir, que Fager, antes de ser funcionario público, había expresado públicamente su desacuerdo con los asuntos LGBT, una de las dependencias claves en la dirección de derechos humanos que él asumió en el Ministerio del Interior.

Otros trabajadores manifestaron su inconformismo por supuestos malos tratos. “Les rompe papeles a compañeros en la cara, les retiene documentos arrebatándoselos, los descalifica y les dice que no sirven para nada, nos trata con lenguaje humillante, nos obliga a repetir oficios y nos hace firmar porque él no lo hace, ni siquiera las tutelas (…) la especialidad de su maltrato son las mujeres”, agregó una de las personas consultadas.

Por este tipo de declaraciones, el pasado 3 de diciembre la Procuraduría General de la Nación abrió una investigación disciplinaria contra el director de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, Nayid Abú Fager Sáenz, por presuntas irregularidades administrativas. “El Ministerio Público busca determinar si Fager Sáenz pudo incurrir en falta disciplinaria, al presuntamente haber actuado con irrespeto, y obstaculizado la gestión, labores y actividades de los funcionarios y contratistas de los diferentes grupos de trabajo de la dependencia bajo su cargo”, dijo el ente de control.

“El ente de control ordenó compulsar copias a la Procuraduría Delegada para la Defensa de los Derechos Humanos, para que desde la función preventiva se adelanten las acciones necesarias para determinar lo relacionado con posibles actos constitutivos de detención, freno o entorpecimiento de la política pública dirigida a la promoción y protección de los derechos de la comunidad LGBTI. Así mismo, ordenó remitir copias al Comité de Convivencia Laboral o el que haga sus veces en el Ministerio del Interior, para que se investigue si existió acoso laboral. La Procuraduría General decretó la práctica de diferentes pruebas con el fin de verificar la ocurrencia de las conductas y determinar si son constitutivas de falta disciplinaria”, concluyó la Procuraduría.

841890

2019-02-25T17:08:56-05:00

article

2019-02-25T17:12:26-05:00

pcuartas26_114

none

- Redacción Nacional

Nacional

Renuncia Nayid Abu Fager, director de derechos humanos del Mininterior

70

5221

5291