Azcárate protesta: video en el que hablaba sobre paz fue subido por Uribe sin su autorización

La actriz concedió hace medio año una entrevista que ahora el expresidente y el Centro Democrático usan como nueva y hasta fue difundida en redes sociales como punta de lanza de ese sector político contra el proceso de paz. Ni lo uno ni lo otro.

Furiosa. Así está la actriz y comediante Alejandra Azcarate como consecuencia del uso abusivo desde la cuenta de twitter del expresidente Álvaro Uribe se le dio a un video suyo en el que se la presenta como estandarte de la campaña del Centro Democrático en contra del proceso de paz. (Vea el video aquí)

No es la primera vez que el expresidente, reconocido contradictor de las políticas de su sucesor (Juan Manuel Santos) se ve envuelto en este tipo de incidentes como consecuencia de errores en las imágenes, los textos y las opiniones emitidas en torno a los grandes temas de la vida nacional.

Pero aunque son muchas las ocasiones en las que el exmandatario y su equipo de redes sociales se han pifiado, lo cierto es que en pocas ocasiones han tenido una respuesta tan rápida y contundente como la que la presentadora comunicó a través de sus redes sociales.

Resulta que Azcarate concedió hace seis meses una entrevista en video a una periodista cuyo proyecto editorial consiste –según la misma Azcarate- en caracterizar a una estilista argentina. El temario de dicho encuentro fue de lo más variado posible y una de esas preguntas resultó ser sobre Colombia y sus esfuerzos por conseguir la paz. Ahí vino el primer error: la autora de la entrevista no le informó a Azcarate que dicho trabajo sería utilizado con fines políticos y no se sabe cómo el video fue a dar a la cuenta de Álvaro Uribe desde donde fue difundido. Acto seguido lo retomó la cuenta oficial de YouTube del Centro Democrático (el partido político que defiende las ideas de Álvaro Uribe) en cuestión de horas logró más de 3.000 reproducciones, causando revuelo en las redes sociales.

Y es que el Centro Democrático no solo reprodujo el video sino que se ocupó cuidadosamente en promocionarlo de tal manera que llevara que quienes lo vieran quedaran convencidos de que la actriz piensa que no existe alternativa distinta a la del castigo contra los miembros de las Farc.

El hecho de que la alusión que Azcarate hizo al tema se haya producido hace más de medio año, en un contexto muy distinto al que vive el país hoy, cuando parece inminente la suscripción de un acuerdo entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc, es más que suficiente para preguntarse si cualquier ciudadano, no necesariamente la actriz y comediante, mantendría la misma percepción sobre el tema. Es más, incluso si esa que aparece en el video fuese hoy la opinión de Azcarate en torno al proceso, lo más normal habría sido preguntarle a ella para estar seguros antes de difundir ese material periodístico.

“No soy vocera del Centro Democrático, no represento la voz de ningún partido político, no soy analista ni pretendo serlo, y no acepto que mi opinión, la cual tengo derecho a expresar como cualquier ciudadano, sea utilizada como pieza publicitaria y masiva de esta manera arbitraria”, escribió Azcarate en un comunicado difundido en twitter, la misma red donde comenzó el entuerto.

Una hora después del comunicado de Azcárate, el Centro Democrático difundió una imagen en la que muestra que fue la actriz quien hizo pública dicha entrevista en sus redes, no obstante el expresiente aún no se ha pronunciado sobre el asunto. Y sería raro que, por lo menos este último, se decidiera a hacerlo, pues tampoco dijo esta boca es mía cuando quedó en evidencia que había publicado la imagen de un soldado norteamericano en una guerra asiática haciéndola pasar por la fotografía de un uniformado colombiano inconforme con las políticas de Juan Manuel Santos. Tampoco chistó hace dos semanas cuando el Ministro de Justicia, Yesid Reyes, desnudó su mala memoria respecto al nombramiento de hijos de generales en el gobierno hecho que, según un trino de Uribe, obedecía a una estrategia de Santos para doblegar a las fuerzas armadas y obligarlas a aceptar concesiones a la guerrilla. En esa ocasión Uribe causó también revuelo en redes sociales y de nuevo se quedó callado cuando le recordaron que los nombramientos que cuestionaba los había hecho su gobierno y no el de Santos.

Queda para la reflexión saber hasta que punto el uso de fotografías, memes, frases, acusaciones y ahora videos es hecho de manera deliberada desde la cuenta del expresidente, aun a sabiendas de que las rectificaciones no se harán esperar, o si de lo que se trata es de sucesivas fallas en la estrategia de comunicación del que hasta hace apenas unos años era considerado como el presidente que mejor sabia comunicar sus mensajes en la historia colombiana.