Cadena perpetua a violadores vuelve a ser tema en el Congreso

Representantes y senadores coinciden en que se deben endurecer las penas para los abusadores de menores. Partido de la U insistió en debatir proyecto.

Ciudadanos realizaron un plantón a las 3pm, en la Clínica Navarra de Bogotá. Fundación Amigos Unidos

El asesinato de la pequeña Yuliana Andrea, de siete años, presuntamente a manos de un arquitecto —quien fue hallada sin vida el pasado domingo en el interior de un apartamento al norte de Bogotá—, volvió a poner en la mesa la discusión sobre la cadena perpetua para los violadores de menores de edad en el país. (Lea: Niña de 7 años asesinada y con aparentes signos de abuso en un apartamento de Bogotá)

Son varios los congresistas que, tras el hecho, se han pronunciado a favor de que se debata nuevamente el asunto en el Congreso y de endurecer las penas en contra de los violadores de niños y niñas en el país. Precisamente, Mauricio Lizcano, presidente del Senado, señaló que la cadena perpetua es la única solución para este problema. (Lea también: Asesinato de niña de 7 años en Bogotá sería tratado como un feminicidio)

"El Congreso está en mora de hacerlo. Hemos tenido una dificultad y es que la Corte Constitucional decidió, a mi juicio, de manera extralegal y quitándole facultades al legislativo, diciendo que ante lo que tiene que ver con delitos hay que ir al Consejo de Política Criminal”, dijo Lizcano.

Sin embargo, aseguró que hay una decisión por parte del Congreso para que se legisle “fuertemente” en contra de los violadores. El asesinato de Yuliana Andrea fue tocado en la plenaria del Senado de este lunes, y se recordó a la fallecida senadora Gilma Jiménez, como una de las promotoras más insistentes sobre la cadena perpetua para violadores. Asimismo, la senadora Claudia López presentó una proposición para que se hiciera un control político a la política pública de prevención de la violencia contra la mujer.

Sobre este tema también volvió a insistir el Partido de la U, al que también pertenece Lizcano. De esa colectividad, Efraín Torres Monsalvo, uno de los promotores del proyecto de cadena perpetua, señaló que casos como los de Yuliana se presentan a diario y se convierten en una razón para que exista la “mano dura” en contra de los responsables.

“Estos criminales que causan daño y dolor a nuestros niños merecen castigos contundentes. Nos han llamado populistas por emprender esta iniciativa pero cómo no luchar por esto cuando ve uno casos tan aberrantes”, sostuvo, e hizo un llamado para que no se dilaten más los debates sobre el tema.

“En diferentes oportunidades se ha hundido este proyecto de ley porque no hay ambiente dentro del Congreso para su aprobación y es importante que desde el legislativo se aporten mecanismos jurídicos que le permitan a la rama judicial actuar con mayor contundencia ante estos casos”, agregó.

Por su parte, el representante conservador Telésforo Pedraza, señaló que estos crímenes debían ir más allá de un tema coyuntural.  “Con este tipo de acciones criminales hay que ser ejemplarizantes. La sociedad debe tener la garantías de que está protegida por el Estado”, indicó.

En la Cámara también hay otras iniciativas, como la del representante Eloy Quintero, que busca restringir que personas con antecedentes de pederastia compartan espacios con menores. “Se debe tener un código de referencias para que las autoridades sepan qué personas han sido condenadas por pederastia y se evite su contacto son menores en colegios u organizaciones deportivas”, dijo.

Desde la Alcaldía de Bogotá también se anunciaron acciones especiales para tratar el asesinato de Yuliana y la estrategia jurídica para que el crimen no quede en la impunidad será tratarlo como feminicidio, una tipificación que está perfectamente configurada para Isabel Agatón, la abogada designada por la Secretaría Distrital de la Mujer para que asuma este caso.

“Este hecho nos habla de la realidad del feminicidio en Colombia. Es la máxima expresión de violencia contra la mujer y se presenta contra mujeres de todas las edades. Por eso, la justicia tanto en el proceso como en la condena debe ser ejemplarizante”, dijo la abogada.

El atroz caso de Yuliana, en Bogotá, sucede a pocos días de que en Montería también hallaran el cuerpo sin vida, semidesnudo y con golpes, de Nataly Salas Ruiz, de 19 años, y de que sucediera el brutal ataque, violación, empalamiento y asesinato de Dora Lilia Galvez, en Buga (Valle).  Se suma, además, a la ya larga y preocupante lista de mujeres víctimas de asesinato este años, que supera por más de 40 casos a la registrada en 2015.