Elección de contralor: todos los caminos conducen a Carlos Felipe Córdoba

Tras la reunión con el presidente Iván Duque, y ante la realidad política representada por el apoyo de la U y Cambio Radical, Córdoba empieza a separarse del grupo de los más opcionados.

Carlos Felipe Córdoba, candidato a contralor general de la República. Prensa Senado

Con la decisión de Cambio Radical y el Partido de la U de apoyar a Carlos Felipe Córdoba a la Contraloría General de la República, la balanza a favor de ese candidato toma un peso especial y casi que determinante.

“Decisión sobre Felipe Córdoba es triunfo de la moderación sobre el radicalismo. Es buena para el país. Es buena para sectores independientes que tendrán garantías y su independencia es lo mejor para el nuevo gobierno del presidente Iván Duque”, escribió en Twitter el senador Roy Barreras.

En ese sentido, las cuentas que hace el senador de la U Armando Benedetti es que su partido y Cambio Radical hay 85 votos por Córdoba, de los 141 que necesita para convertirse en el sucesor de Edgardo Maya Villazón. De esta manera, la U y Cambio Radical se alejan un poco de las intenciones que habrían tenido las bancadas de la coalición de Gobirno, que le apostaban en principio a José Félix Lafaurie y José O’Meara.

Le puede interesar: Luna de miel entre Andrés Pastrana y el Partido Conservador

A este hecho político también se suma la aceptación que tiene Córdoba en las llamadas bancadas alternativas, de las que hacen parte el Polo Democrático, la Alianza Verde, la FARC y los Decentes, en donde hay alrededor de 40 votos.

Por los lados del conservatismo, luego de la decisión de la U y Cambio Radical, también parece haber un giro en el timón. Una voz de los azules le señaló a El Espectador que están muy cercanos a Córdoba. “Hay una realidad política hoy. Felipe Córdoba acaba de recibir el apoyo de la U y Cambio Radical. Creo que el Conservador, el Liberal y Centro Democrático, que son el núcleo de la coalición, debe tener la elección en sus manos”, señaló un senador conservador que prefirió no ser citado.

Sobre el apoyo oficial que tenía el candidato Wilson Ruiz por parte de la bancada conservadora, señaló que, en su opinión, fue una decisión bastante rara, pues, el pasado lunes, cuando se definió el apoyo a Ruiz, no se había citado a la bancada completa y hubo alrededor de 15 congresistas que no llegaron a la reunión. “Forzaron una votación y mandaron un mensaje equívoco al Gobierno. Si nosotros somos partido de Gobierno, a través de la Presidencia, no nos queda bien llevar una fórmula diferente. Eso fue una ligereza”, aseguró. Las cuentas por el lado de los azules marcan alrededor de 36 votos.

Lea también: Carrera por la Contraloría: de diez, cuatro tienen opción

En el Centro Democrático esperarán lo que se decida esta tarde en la reunión de los compromisarios de los partidos. “De la reunión que tuvimos con el expresidente Uribe salimos con un candidato unificado que no conocemos porque se hizo una votación secreta y se ha querido mantener en total reserva el nombre que se escogió ayer (miércoles). Estamos esperamos esperando que hablen los compromisarios en la tarde de este jueves. Ese tema ha sido bien manejado por el partido”, señaló el representante Juan Pablo Celis, de ese partido.

Para que haya una unanimidad alrededor del nombre de Córdoba falta un paso crucial, y tiene que ver con la decisión que puedan tomar los expresidentes Álvaro Uribe Vélez, Andrés Pastrana y César Gaviria, quien, dicho sea de paso, estuvo reunido con Córdoba en su casa, junto con la bancada roja.

Contexto: Liberales respaldan por unanimidad a Felipe Córdoba para la Contraloría

Por parte del presidente Iván Duque, sobre quien se pensaba que daría un guiño hacia alguno de los candidatos, específicamente sobre José O’Meara, los partidos expresaron que no hubo compromisos y que, al contrario, Duque expresó que no quería ni contralor de bolsillo ni contralor que ejerciera presión a través de su cargo.