Elegibilidad política de las Farc, ¿inamovible?

El eje central del acuerdo de paz es la participación en política de las Farc, un punto crítico para los voceros del No, que se rehúsan a que los máximos responsables de delitos atroces puedan ser elegidos. Continúa el debate.

El jueves, tras debatir con los voceros del NO, el equipo de paz del Gobierno regresa a La Habana a una nueva ronda de diálogos con las Farc. / Ministerio del Interior
El jueves, tras debatir con los voceros del NO, el equipo de paz del Gobierno regresa a La Habana a una nueva ronda de diálogos con las Farc. / Ministerio del Interior

La del sábado fue una jornada larga, que comenzó amenizada por el relato que, antes de entrar al grueso de la conversación, entregó el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, sobre el accidente aéreo que sufrió el avión en el que viajaba, mientras aterrizaba en Bogotá. Ese diálogo informal fue el preámbulo de un difícil encuentro que empezó a las 9 a.m. y que se prolongó por más de ocho horas, sin descanso, en el que los voceros del Sí y del No se centraron en un tema crítico, que hoy continúa: la elegibilidad política de integrantes de las Farc, responsables de los crímenes más graves. (Vea acá el especial A CONSTRUIR LA PAZ)

Hoy, también a las 9 a.m., se dará una segunda cita y, por el lado del Gobierno, estará el jefe de la delegación paz, Humberto de la Calle; el comisionado Sergio Jaramillo y, seguramente, los mismos que fueron el sábado a la sede del Ministerio del Interior: el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas; el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo; el consejero del posconflicto, Rafael Pardo; el excomisionado de paz, Frank Pearl, y el exministro de Justicia, Yesid Reyes. La idea es debatir “de tiro largo”, según palabras del jefe negociador. Al menos, hasta este jueves 3 de noviembre, fecha prevista para que la delegación de paz regrese a La Habana para comenzar lo que sería el segundo ciclo de conversaciones de paz luego de que el Sí fue derrotado en las urnas. (Lea: Elegibilidad política, el debate entre los del Sí y los del No)

Y lo que viene no será fácil. En la reunión de hoy, los delegados del No, entre ellos, el expresidente Álvaro Uribe y sus voceros (Carlos Holmes Trujillo, Óscar Iván Zuluaga e Iván Duque), insistirán en lo que, hasta ahora, se ha convertido en uno de sus inamovibles: que los guerrilleros que hayan cometido crímenes de lesa humanidad o crímenes de guerra no tengan la posibilidad de ser elegidos. “Nuestra premisa central ha sido la de los máximos responsables. Para nosotros, no deben participar en política y eso es lo que estamos debatiendo. Hoy vamos a llegar con alternativas para darle solución a este punto”, dijo a El Espectador el precandidato presidencial del uribismo, Óscar Iván Zuluaga. (Lea: Gobierno y promotores del “No” hablaron de reforma al campo y elegibilidad política)

El Gobierno ha explicado que la mayoría de quienes representan al No entiende que el objetivo es avanzar en la búsqueda de coincidencias, recoger las inquietudes y llevarlas a La Habana para discutirlas con las Farc. “No se trata, y eso lo comparte el expresidente Álvaro Uribe, de llegar a un acuerdo único, entre todos los sectores, frente a todos los temas porque eso es imposible”, dijo a este diario el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo.

Sin embargo, El Espectador pudo establecer que esa postura no es la misma que defiende el exprocurador Alejandro Ordóñez, y así lo dejó claro el sábado pasado en la reunión. Fuentes consultadas por este diario aseguran que lo que quiere Ordóñez es lograr un acuerdo en Colombia, con unas líneas rojas y que, con ese supuesto, Gobierno y guerrilla se sienten a dialogar, reivindicando el triunfo del No en las urnas.

Pero el “inamovible” uribista sobre participación política de las Farc podría tener luz verde hoy mismo. Por un lado, el Gobierno explica que una de las alternativas que discutirán tiene que ver con la posibilidad de que, eventualmente, los máximos responsables sean elegibles en el momento en el que hayan cumplido todas sus penas. Es decir, que vayan recuperando de forma progresiva sus derechos políticos, como también lo defiende la senadora de la Alianza Verde, Claudia López. Así que, con el mismo tono positivo con el que arrancó la discusión el sábado, continúa la de hoy y “tenemos una amplia disposición para contribuir al debate”, señaló el delegado del Centro Democrático, Carlos Holmes Trujillo. Lo que quieren es dejar de lado el argumento de que “sería un mal ejemplo” para el país darles esa posibilidad a los guerrilleros. Posición que, al parecer, ha sido cuestionada por precaria según el entendido de que este punto se debe ver de manera integral, pues habrá medidas restaurativas obligatorias para las víctimas, incluida la restricción efectiva de la libertad, entre muchas otras.

Justicia transicional, fin del conflicto, reincorporación de los guerrilleros a la vida civil y el nuevo método de refrendación son otros asuntos pendientes. La justicia transicional se llevará buena parte del tiempo en la reunión de hoy dada la negativa de los del No a que se constituya un tribunal especial de paz ajeno a las instituciones. Habrá que ver hasta dónde cede el Gobierno nacional, teniendo en cuenta que otra de las críticas se relaciona con que en la selección de los magistrados que eventualmente formarán parte del tribunal, habrá cabida para jueces extranjeros. Asimismo, se debatirá si esa nueva jurisdicción podrá acoger procesos de integrantes de la fuerza pública y de terceros que hayan participado de algún modo en el conflicto armado, tal y como está establecido, o si habrá cesiones en este sentido.

Lo cierto es que, mientras se avanza en Colombia, en La Habana las Farc no parecen estar del todo cómodas. Pablo Catatumbo, negociador de paz de esa guerrilla, refleja el sentir de sus integrantes cuando afirma: “Qué fácil podría haber sido resolver las diferencias a través del diálogo directo. Obstruir eso siempre ha sido una política fracasada.

últimas noticias

El lío de las curules del Vichada

Nuevo mindefensa, ¿contra la protesta?