Fuego amigo entre Martha Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez

Los candidatos de la derecha colombiana a las elecciones presidenciales, discuten por la "originalidad" de una idea que busca juzgar los presuntos abusos sexuales del que habrían sido victimas mujeres que combatieron en las Farc.

Fotos: El Espectador

La afinidad política de Martha Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez pasa por un momento tenso. Hasta ahora, los candidatos a la presidencia de la República no representan a los mismos sectores de la derecha colombiana y, en tiempos electorales, las pequeñas diferencias pueden sumar o restar votos.

Este viernes ambos demostraron que la campaña va en serio y se tiraron pullas. La originalidad de una idea es la manzana de la discordia.

La cosa empezó con un trino en el que Martha Lucía Ramírez celebró que Ordóñez la acompañara en la solicitud que, según ella, “hace 10 días” le hizo al Fiscal para la creación de una unidad especial para investigar presuntos abusos sexuales en las Farc. 

Lea también: Mujeres de la Farc: Nunca fuimos obligadas a abortar

Unas horas después, Ordóñez respondió que él, antes del plebiscito del 2 de octubre de 2016, venía haciendo esas denuncias.

La discusión, aunque cordial, giró en torno a un tema que, pese a que no es nuevo, volvió a ocupar la agenda mediática por cuenta de declaraciones de mujeres excombatientes de las Farc que denunciaron haber sido víctimas de abusos sexuales por parte de jefes de la antigua guerrilla que hoy aspiran a cargos públicos.

Para muchos, Ramírez y Ordóñez, hacen política alrededor de un tema delicado que aún está por resolverse judicialmente. No se sabe si ante la justicia ordinaria, como lo piden los dos candidatos a la presidencia o, ante la Jurisdicción Especial de Paz, como lo piden desde la Farc.

Además: La guerra que se inscribió en el cuerpo de las mujeres)

En diálogo con El Espectador, Martha Lucía Ramírez calificó el reclamo de Ordóñez como “una tontería (…) lo importante no es discutir sobre la originalidad de las ideas, si no las acciones que se tiene que tomar ante la gravedad de los hechos denunciados. Lo que cuenta no es hablar a través de Twitter, lo importante es actuar”, dijo.

Para Ramírez, el reclamo de Ordóñez no tiene sentido porque “el procurador hace dos años no estaba haciendo política, él era funcionario público”.

Tras este rifirafe podría haber un disgusto por cuenta de un respaldo político. Vale la pena recordar que el pasado 7 de diciembre, el expresidente Andrés Pastrana designó a Martha Lucía Ramírez como su candidata a la presidencia, mientras que Iván Duque, fue elegido como el candidato de Álvaro Uribe. Entre ambos saldrá el candidato de la alianza entre Uribe y Pastrana.

Además: “Lo importante es el país y no las vanidades personales”: Marta Lucía Ramírez

En este contexto, Alejandro Ordóñez, quien escribió su candidatura a la presidencia con el respaldo de 2'204.065 firmas, estaría, por ahora, sin el guiño de ninguno de los dos expresidentes.  

Más allá del tema político, por lo que discuten Ordóñez y Ramírez ha tenido su eco en la Farc. Mujeres que cobatieron en la antigua guerrilla, señalaron que, "los rigores de la guerra nos obligaron a renunciar a la maternidad, no podríamos ser tan irresponsable de tener hijos en medio de la batalla diaria. Las mujeres que asumíamos militancia lo sabíamos, pero siempre tuvimos opciones. Nosotras militamos por más de 20 años en la organización y podemos atestiguar que nunca vimos un aborto forzado o un acto indebido que no fuera rigurosamente castigado".

En el comunidado, las antiguas excombatientes indicaron que, "si existen casos donde se faltó a la norma, serán juzgados por la JEP o serán remitidos a la justicia ordinaria. Así está planteado desde la mesa de negociación de La Habana".

Según dicen, "las mujeres que formamos parte de la lucha armada y que asumimos la palabra y la acción política, no nos consideramos víctimas de violencia sexual en las filas de la organización en la que militamos. Somos y fuimos combatientes por la vida y por la igualdad de derechos y deberes. Somos feministas y valientes, hemos defendido con nuestra vida la construcción de un mundo más justo y humano. Apostamos a la creación de una Colombia con justicia social".