Tres candidatos por firmas divulgaron financiación de sus campañas

Así lo dice un informe de la Misión de Observación Electoral (MOE) y Transparencia por Colombia. Piedad Córdoba envió una carta asegurando que, a pesar de que ella reveló cómo financió la recolección de firmas, no fue tenida en cuenta en el estudio de ambas organizaciones.

Archivo

De los candidatos que recogieron firmas para lanzarse a la Presidencia, solo Sergio Fajardo, Juan Carlos Pinzón y Marta Lucía Ramírez han revelado las fuentes de financiación para la recolección. Así lo indica un informe de la Misión de Observación Electoral (MOE) y Transparencia por Colombia, organizaciones que han insistido en que los once grupos significativos de ciudadanos que recogieron rúbricas en el país durante los últimos meses indiquen cómo lo hicieron.

“En el marco de la iniciativa ciudadana #DeDóndeSalióLaPlata, liderada por Transparencia por Colombia y la Misión de Observación Electoral, donde se invitó a los candidatos por firmas a contarle a la ciudadanía como financiaron sus campañas, solamente 3 de los 8 candidatos certificados por la Registraduría Nacional del Estado Civil cumplieron esta solicitud”, explican en un comunicado ambas organizaciones. La financiación de las campañas de los candidatos se puede consultar en la página web de Transparencia por Colombia.

(Lea aquí: Frank Pearl, Jairo Clopatofsky y Luis Mendieta se quedan sin candidatura presidencial).

De acuerdo a la MOE y Transparencia por Colombia, los recolectores de firmas que no han dicho cómo financiaron la recolección son: el exalcalde de Santa Marta Carlos Caicedo, el exprocurador Alejandro Ordóñez, el exalcalde de Bogotá Gustavo Petro, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, el exsenador Jairo Clopatofsky, el general (r) Luis Mendieta, el excomisionado de paz Frank Pearl y la exsenadora Piedad Córdoba, aunque esta última envió una carta asegurando que dese hacía un mes ya había entregado los registros de su campaña.

Pero la presentación de estos informes, también sirvió como motivo para llamar la atención al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que haga un control más fuerte a las campañas. “Es necesario que la autoridad electoral avance rápidamente en la definición de los formatos y el ajuste del aplicativo Cuentas Claras, aplicativo web de uso obligatorio desde el año 2011, para que se entreguen los reportes contables de todas las campañas políticas. Esta herramienta además garantiza el acceso público a esta información”, dijo Andrés Hernández, director ejecutivo de Transparencia por Colombia.

Alejandra Barrios, directora de la MOE, destacó, por su parte, que de los ocho que no han rendido cuentas, cinco (Caicedo, Ordóñez, Petro, Vargas Lleras y Córdoba) pasaron el umbral y consiguieron que la Registraduría les avalara sus candidaturas. “los otros cinco precandidatos que fueron certificados por la Registraduría, aún no dan a conocer el origen y uso de los recursos, a pesar de haber tenido la oportunidad de contarle a los colombianos cómo financiaron sus campañas de recolección de firmas a la fecha”, afirmó.

Las cuentas de Fajardo, Ramírez y Pinzón

Fajardo, que recogió firmas con el movimiento Compromiso Ciudadano, entregó a la Registraduría 1.019.341 de las que le avalaron 641.471. para administrar los recursos, los canalizó a través de la Corporación Compromiso Colombia Cívica (en Bogotá). El comité recolector, explica el informe, tuvo unos ingresos acumulados entre julio y noviembre de 2017 de $530.537.570, de los que la mayoría ($343 millones) procedían de personas jurídicas.

Las empresas que donaron a la campaña de Fajardo fueron: Italtrading S.A. ($10 millones), Fundación Suramericana ($20 millones), Grupo Argos ($50 millones), Productos Naturales de la Sabana SA Alquería ($50 millones), Inversiones PEMA SAS ($11 millones), Rescia SA ($7 millones), Inversiones Jaipur SAS ($50 millones), Mineros SA ($25 millones), Seguros Comerciales Bolívar SA ($60 millones) y Banco Davivienda SA ($60 millones).

Ramírez, por su parte, recogió firmas con el movimiento Por una Colombia Honesta y Fuerte, que empezó a recolectar rúbricas en septiembre y lo hizo hasta diciembre, consiguiendo, en total 821.880, de las que la Registraduría le aprobó 440.502. durante ese tiempo, tuvo unos ingresos acumulados de $381.713.453, gestionados a través de un Fideicomiso que constituyó la Fundación Ciudadanía en Acción.

En total, a la campaña de recolección de firmas entraron $249.800.000 donados por cinco empresas: Ingenio Pichichi ($9,8 millones), Fiduciaria Colpatria SA ($50 millones), Detergentes Ltda. ($50 millones), Comercializadora Colombiana de Carbones y Coque SA ($100 millones) y Fundación Propública ($40 millones).

Por último, Pinzón recogió firmas con el movimiento Ante Todo Colombia. recibió, en total, $601 millones donados por trece organizaciones: Monsan Arcángel SAS ($20 millones), Biba Inmobiliaria SAS ($50 millones), Gaseosas Posada Tobón SA ($35 millones), Aress Corredores de Seguro SA ($35 millones), Mercantil Colpatria ($75 millones), Constructora El Castillo SA ($10 millones), Fundación Propública ($40 millones), Adminegocios & CIA ($200 millones), Inversiones Jaipur SAS ($10 millones), Itraltading SA ($5 millones), Cabrales Segovia SAS ($1 millón), Seguros Comerciales Bolívar SA ($60 millones) y Banco Davivienda SA ($60 millones).

Los reclamos de Piedad Córdoba

A pesar de las afirmaciones hechas por la MOE y Transparencia por Colombia de que ella no ha explicado cómo financió su recolección de firmas, el movimiento Poder Ciudadano, que acompañó la recolección de firmas de la exsenadora Piedad Córdoba, publicó un comunicado en el que asegura que sí lo hizo, pero que no fue tenida en cuenta por las dos organizaciones veedoras del proceso electoral.

“La Misión de Observación Electoral y la organización Transparencia por Colombia no tuvieron en cuenta para realizar un comunicado que la campaña de Piedad Córdoba sí entregó la información de la transparencia de sus gastos desde hace un mes exacto. Consideramos que dicha información le hace daño a la verdad de los hechos que necesita la opinión pública de recibir los insumos reales sobre las actividades políticas”, asegura el comunicado publicado en la página oficial de la exsenadora y candidata presidencial.

Poder Ciudadano explica que al Consejo Nacional Electoral se le entregó “el informe económico de recolección de firmas, libro que contiene 198 folios con la información sobre los ingresos y gastos del proceso de recolección de firmas que se llevó a cabo entre agosto y diciembre de 2017 por parte del movimiento”. Por eso, el grupo significativo de ciudadanos que recogió firmas para Córdoba pidió que “se rectifique esta información ajena a la realidad”.