ICA desmiente que el virus Newcastle, reportado en Cundinamarca, sea contagioso en humanos

La emergencia, según el Instituto Colombiano Agropecuario, ya había sido reportada por ellos desde hacía un mes. Hasta el momento se han registrado 8 focos de esta enfermedad que solo puede trasmitirse entre aves y que tampoco se pasa por consumo de productos como carne o huevo.

La enfermedad Newcastle afecta exclusivamente a las aves, diferente a lo que se había alertado este martes en la mañana. Tomado del Instituto Colombiano Agropecuario.

Horas después de que se conociera la alerta de un brote de virus aviar en Cundinamarca, llamado Newcastle, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) salió a desmentir que esa enfermedad, que supuestamente podía trasmitirse a las personas, fuera contagiosa. De acuerdo con la entidad, esta infección no es considerada una zoonosis y tampoco puede trasmitirse por consumo de productos como el huevo y la carne. (Lea: Alerta en Cundinamarca por brote de virus aviar que puede trasmitirse a los humanos) 

En el comunicado, el ICA aclaró que esta emergencia sanitaria había sido reportada por ellos mismos desde el 28 de diciembre de 2017, hace casi un mes. Y que, además, desde aquel entonces se establecieron las medidas para controlar y erradicar los focos presentados. Una suma de ocho puntos identificados, uno de caracter comercial y los otros 7 de traspatio, es decir, criaderos de aves de uso familiar. 

De hecho, los expertos estuvieron tranquilos por la seguridad humana. El asunto, que les preocupó desde el principio, es la agresividad del virus en las aves. La enfermedad de Newcastle suele provocar alta mortalidad en animales que no están vacunados y en las gallinas ponedoras hace que decaiga sus picos de producción, aunque por dentro de sus organismos es peor.  

De manera silenciosa este virus crea causa dentro de sus organismos lesiones respiratorias, neurológicas y hemorrágicas a nivel intestinal. El mayor problema es que se trasmiten esta enfermedad entre ellos, por contacto directo o indirecto, "por vías respiratorias y con menor frecuencia por vías digestivas; por introducir en granjas objetos contaminados como ropa, calzado y vehículos, y por el manejo inadecuado de las aves sacrificadas, de las que mueren y de las que están enfermas", según el ICA. 

Pero esos males nunca pasan a los humanos. A lo sumo, el virus de Newcastle puede causar en quienes manipulan aves enfermas, síntomas que van desde congestión nasal o una leve reacción alérgica. No obstante, el plan de control está activado en el departamento, sobre una zona denominada "de intervención” que comprende 10 municipios: Cáqueza, Fómeque, Choachí, Ubaque, Chipaque, Une, Fosca, Guayabetal, Quetame y Gutiérrez.

“Queremos dar un parte de tranquilidad a los productores y a los consumidores, pues el ICA activó todo su plan de contingencia para frenar el avance la enfermedad y controlar los 8 focos presentados, como lo hemos hechos en situaciones similares presentadas en granjas comerciales de Santander hace varios años”, concluyó el gerente general del ICA, Luis Humberto Martínez Lacouture.