Estudio desde casa

Las clases virtuales: un trabajo en equipo

Noticias destacadas de Novedades

El éxito de las clases virtuales no depende solamente de los alumnos. El rol de los padres de familia o cuidadores resulta vital en esta tarea que para muchos continuará hasta el próximo año. Consejos para no fallar en el intento.

Si bien es cierto que en el desarrollo de los niños nunca será igual una interacción con un par que con un adulto, Marcela Vallejo, orientadora del colegio Rochester, afirma que “en estos tiempos, el papel de los padres o cuidadores es fundamental para el éxito de las clases virtuales. Este debe ser un acompañamiento activo, donde los padres estén listos para jugar, cuidar y apoyar los procesos”.

Sin embargo, es importante resaltar que debe ser un papel acordado con las maestras donde haya trabajo en equipo, y esto les permita llegar a los niños y por medio de mil estrategias pedagógicas asegurar el aprendizaje de acuerdo con cada una de las edades.

Sobre todo si se tiene en cuenta que algunos niños necesitan más acompañamiento que otros y las clases virtuales y el aprendizaje en casa requieren mayores tiempos de atención, procesos de ejecución más prolongados, fácil adaptabilidad a las situaciones y regular los tiempos de escucha y participación.

También le puede interesar: Estudiar con ganas

Para Vallejo, “lo positivo de las clases virtuales -emocionalmente hablando- es la cercanía que están teniendo los estudiantes con sus padres y la sensación de seguridad de su entorno. Por otro lado, el aprendizaje en casa, por lo menos en los más pequeños ha beneficiado la apuesta educativa de que cada niño pueda ir aprendiendo a su ritmo. Y casi que con atención personalizada entre padres y maestros se ha ido asegurando que así sea”.

Las siguientes son siete claves para lograr con éxito los colegios digitales, brindadas por Jennifer D. Klein, rectora del gimnasio Los Caobos y pionera en educación global.

Priorizar la experiencia

Pensar en educación digital, no virtual. La palabra “virtual” quiere decir que sea diferente de lo “real,” y eso no es el punto de una buena educación en línea. Traten de hacer todas las experiencias de aprendizaje lo más verdaderas y relevantes posible, enfocándose más en la experiencia que en las herramientas tecnológicas.

Uso medido de la tecnología

Usar interacciones “sincrónicas” en vivo a un ritmo apropiado para la edad de los estudiantes. Los estudios demuestran que pasar demasiado tiempo usando pantallas tiene impacto en el desarrollo cerebral, particularmente entre los más jóvenes, así que hay que informarse y tener cuidado con la cantidad de tiempo en pantalla.

Recurrir a la imaginación

Asegurar que las experiencias sean lo más enganchadoras e interactivas posibles, dentro de los límites de la tecnología. Eso puede incluir colaboraciones en grupos grandes o pequeños, retos relevantes que están enfrentando en casa, construcciones e inventos, o cualquier juego que sus estudiantes puedan inventar.

Aprovechar los elementos en casa

En medio de las tareas y los compromisos escolares, también es importante utilizar el tiempo de los estudiantes en actividades en casa que no requieran pantallas. Que involucren el uso de herramientas que les permita conocer las historias de la familia, de ayudar con el día a día e incluso crear soluciones para los retos que se enfrentan en cuarentena. La mejor recomendación es aprovechar el tiempo en familia.

Blindarse de seguridad

Trabajar asuntos de seguridad en internet con sus estudiantes. Poner en práctica el pensamiento crítico y fomentar la capacidad de distinguir lo cierto de lo falso. Tomen la oportunidad de discutir los riesgos en internet con sus estudiantes y enseñarles cómo evitarlos.

Explorar las plataformas digitales

Utilizar el mundo digital y sus herramientas de forma profunda, aprovechando las circunstancias para buscar nuevos sitios y explorar plataformas con sus estudiantes. Por ejemplo, pueden visitar de forma digital los mejores museos y bibliotecas del mundo y ver hasta dónde podemos usar el mundo digital como herramienta de aprendizaje.

Generar el acompañamiento adecuado

Incluir el apoyo y acompañamiento de adultos según la edad de los estudiantes. Muchos de los indicadores en los primeros años de la educación formal requieren la intervención de un adulto, porque es apropiado; en cambio, para los adolescentes es mejor fomentar la autonomía con sus estudios.

Comparte en redes: