El país de las maravillas

Ayuda inesperada

Noticias destacadas de Opinión

Ha sido tan descarada la desinstitucionalización y tal el irrespeto por las normas y la legalidad en que ha caído este Gobierno que hasta Estados Unidos, el cacareado mejor amigo, ha tenido que ponerles cortapisas a tantos desafueros.

Cuando ya había quienes cantaban victoria porque Mancuso se iría con sus verdades a otra parte, como lo obligaron a hacerlo hace 12 años, la decisión de deportarlo a nuestro país, justificada por Estados Unidos con que enviarlo a Italia iba en contravía de sus intereses, también es un mensaje para quienes, escondidos en presunta negligencia o incapacidad para traerlo a declarar, quieren ocultar su gigantesco rabo de paja o el de sus amigos. Es una vieja estrategia gringa de poner al borde del abismo incluso a sus aliados, pero sin empujarlos, dejándolos comprometidos hasta el cuello.

 

Comparte en redes: