Las dos caras del humedal La Vaca: la triste, en Vaca Sur

Columnista invitado EE
25 de abril de 2017 - 05:47 p. m.

Por: Daniel Bernal*

(Lea aquí: Las dos caras del humedal La Vaca: la feliz, en Vaca Norte) 

La cara triste de Vaca Sur 

Visitar un humedal por lo general es motivo de gozo y relajación, pero infortunadamente algunos motivan tristeza y desolación.

El pasado sábado 4 de marzo con la guía de Dora Villalobos y su esposo Don Tito y luego de muchos intentos, por fin logré tomar buenos registros del humedal La Vaca sector Sur. Recordemos que el humedal La Vaca se divide en dos sectores: La Vaca Norte (vecina a Corabastos) y La Vaca Sur (cerca a la Avenida Villavicencio Barrio Villa Nelly).

Después de salir del hermoso espectáculo que me regaló La Vaca Norte, entré a otro mundo: el de la desolación y el abandono.

En solo dos cuadras de recorrido ya había quedado fuertemente impactado: parqueaderos, invasiones desordenadas y un gran botadero de basuras conforman el actual humedal La Vaca Sur.

Foto del Sector Oriental de La Vaca Sur, conformado por invasiones de viviendas, bodega de reciclaje  y un parqueadero de carros. Todos invadiendo descaradamente los predios del humedal.

Foto del sector occidental conformado por algunas invasiones para vivienda, cambuches de habitantes de calle y un gigante botadero de basuras donde los vecinos observan como cínicamente empresas de colchones, de la construcción y cualquier inconsciente arroja sus residuos allí.

Paradójicamente la valla instalada por el Acueducto de Bogotá durante la “Bogotá Positiva” de Samuel Moreno, que anuncia la existencia del humedal, sobrevive en medio de un cambuche y los residuos de construcción, allí se anuncia:

Predios para la protección y recuperación ambiental de la ronda de los cuerpos de agua. Para su conservación SE PROHÍBE:

*Botar escombros y basuras.

*El ingreso de personas no autorizadas.

*Los asentamientos humanos.

Gracias a la ayuda de la comunidad y líderes ambientales y comunales de los barrios vecinos de la UPZ 80, se me permitió subir a la terraza de la casa de una vecina del sector y allí tomé fotografías y videos panorámicos donde se aprecia el terrible panorama.

El día de mi visita, el sector tenía “poca basura” debido a que el carro recolector y la mini-pala de Ciudad Limpia, empresa operadora del servicio de aseo, ya habían recogido 2 viajes de basura. Hoy pasados 12 días de mi visita el basurero es gigantesco, como siempre. La empresa realiza dicha recolección cada 8 días.

El resumen de esta triste historia comienza cuando el humedal es declarado por la Administración Distrital en noviembre del año 1999, primera alcaldía de Enrique Peñalosa. Allí comienzan los estudios y el reasentamiento de familias. Durante varios años se registró fauna y flora propia de humedal y era un lugar para la recreación de los vecinos. Luego a partir del año 2006 aproximadamente, se evidencia el fuerte deterioro del lugar y por ello, años después durante la Bogotá Positiva de Samuel Moreno, se realizó un cerramiento temporal con alambre de púas y polisombra y se instaló la valla anunciando la existencia del humedal. Después le aparecieron dueños al humedal, con escrituras y abogados formaron un embrollo del que no se ha logrado salir. El encerramiento temporal fue desmantelado y comenzó la catástrofe ambiental que se evidencia en su estado actual.

Hacemos un llamado urgente a toda la ciudadanía y las autoridades: la Secretaría de Ambiente, la Alcaldía de Kennedy, la Alcaldía Mayor de Bogotá, los vecinos, los líderes ambientales, medios de comunicación y a quien desee apoyar, para que actuemos mancomunadamente y le devolvamos la sonrisa al humedal La Vaca Sur.

Esta es la primera parte de una serie de artículos sobre la Vaca Sur, en este generamos la alarma #SOSvacasur. La historia, fotografías del antes, imágenes satelitales, testimonios y el embrollo jurídico se contarán más adelante.

*Integrante de la Fundación Humedales Bogotá

daniel@humedalesbogota.com,

Twitter @danielbernalb

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar