29 May 2022 - 5:30 a. m.

La dictadura de las encuestas

Entiendo que las encuestas son un importante instrumento para mostrar una fotografía de un momento preciso. Ahora, en época de elecciones, de una u otra manera, pueden mover a los votantes de un lado para otro. Eso no es malo per se. Lo que es cuestionable es que los medios, en general, solo invitan a los debates a quienes van punteando. De alguna manera, creo yo, es una forma de discriminación. Este año las víctimas de esta situación han sido los candidatos John Milton Rodríguez y Enrique Gómez. Les he hecho un cercano seguimiento a estos dos candidatos y, confieso, ambos me parecen buenos. Esto no quiere decir que esté de acuerdo con todo lo que proponen, pero son estructurados.

Considero que, de alguna manera, no invitarlos a los debates es injusto y discriminatorio. Si las encuestas son las que marcan la pauta, ¿entonces para qué hacemos elecciones?

Así las cosas, el país podría, en teoría, ahorrarse miles de millones de pesos cada cuatro años. La verdad, es una lástima que no hayamos visto a estos dos candidatos en los debates. Gómez estuvo en el debate de RCN y le puso picante. El pastor Rodríguez, a quien he visto un par de veces, es estudioso, serio y conoce a fondo los problemas del país. En alguna oportunidad le pregunté por los asuntos que nos conciernen a todos. Sin duda tiene a Colombia en la cabeza. Además, es de resaltar que tiene un origen humilde, ya que nació en el barrio Siloé, de Cali. A punta de esfuerzo y trabajo, sacó su profesión adelante al igual que la educación de sus hijos.

A Gómez no lo conozco pero, aun cuando difiero de algunas de sus posiciones, es serio y, sobre todo, frentero. Ahora bien, resulta paradójico que algunos de los candidatos punteros hayan decidido no asistir a los debates, y los medios, en vez de invitar a los otros candidatos, dejaron la silla vacía.

La democracia consiste en visibilizar a todos los candidatos y eso no pasó en estas elecciones. Entiendo que los directores de los medios tienen total autonomía para decidir a quiénes invitan a los debates. Eso, en mi criterio, es indiscutible y respetable. Ahora bien, los debates, sin duda, ayudan a los ciudadanos a hacerse una mejor idea de quiénes son y qué proponen los aspirantes a la Presidencia. Las elecciones de hoy y las de la segunda vuelta van a marcar para dónde va a agarrar el país. ¿Izquierda, centro, derecha? Tal vez como nunca antes nuestros votos serán decisivos para el futuro de Colombia. Personalmente, y eso lo he dicho antes, creo que si gana Petro el país se va a la mierda (así me insulten los petristas, como lo hicieron con saña por la columna de hace una semana).

La democracia colombiana también está en riesgo y de eso no tengo la menor duda. Votemos por el que nos convenza, pero no le dejemos el futuro del país a nadie que llegue a destruir y no a construir. Tenemos muy buenas opciones, no las desperdiciemos. Como se dice popularmente: ahora o nunca.

Síguenos en Google Noticias