Publicidad

Calma, señor presidente; escuche y reflexione

23 de abril de 2024 - 09:00 a. m.
Al atrincherarse en su incapacidad de reflexión, el presidente Petro permite que sea la oposición más radical la que dicte los términos que definirán su mandato.
Al atrincherarse en su incapacidad de reflexión, el presidente Petro permite que sea la oposición más radical la que dicte los términos que definirán su mandato.

El presidente de la República, Gustavo Petro, vio a cientos de miles de colombianos tomarse las calles y decidió entrar en negación. Su respuesta a los marchantes, en la que los tildó de desinformados, de añorar “la represión abierta, las masacres paramilitares y los asesinatos de jóvenes” y de querer “tumbar el gobierno popular y matar al presidente”, muestran que cuando convoca al “pueblo”, se refiere solo a quienes están de acuerdo con su plan de gobierno. En el juego de contar cabezas en las calles en que anda empeñado, el mandatario pidió que las manifestaciones del próximo 1.° de mayo sean una respuesta. Es decir, seguiremos en perpetua campaña política, porque la propuesta de tender puentes con los diferentes quedó en ascuas. Paradójico: al atrincherarse en su incapacidad de reflexión, el presidente Petro permite que sea la oposición más radical la que dicte los términos que definirán su mandato. El resto del país queda condenado a padecer la polarización y ver crecer los extremismos.

Condenamos a quienes pidieron actos de violencia contra el presidente de la República. También merecen rechazo vehemente quienes piden un golpe de Estado que no permita que el gobernante termine su periodo constitucional. En eso no hay campo a mayor discusión. Empero, reducir la manifestación de cientos de miles de personas a sus versiones más radicales es una forma rastrera de manipulación. ¿No se lamentaba la izquierda cuando salía a marchar y el presidente de turno se concentraba en la violencia de unos pocos para deslegitimar toda la protesta? ¿No se sentían infantilizados cuando los mandatarios respondían diciendo que salieron a marchar desinformados? ¿No aprendió nada el presidente de la República de subestimar a quienes se le oponen?

Lo curioso es que dentro del Gobierno hubo voces sensatas. Luis Fernando Velasco, ministro del Interior, dijo que las marchas enviaban “un mensaje político que [sabrán] recibir” y que el Ejecutivo no es solo para quienes están de acuerdo con este, “sino también para aquellas personas que tengan una voz crítica”. Laura Sarabia, mano derecha del presidente y directora del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, escribió que “esta es una semana que como gobierno debemos afrontar en reflexión y autocrítica”. Iván Cepeda, senador clave del Pacto Histórico, explicó que el deber del Ejecutivo es “escuchar la inconformidad y las críticas de la ciudadanía y la oposición”. No era tan difícil tener una respuesta razonable a lo ocurrido, pero el presidente Petro decidió seguir atrincherado en sus rencillas eternas.

No se trata de sobredimensionar las marchas. Hemos sido críticos de la democracia plebiscitaria entendida simplemente como quién es capaz de sacar más personas a las calles. Se trata, sí, de comprender que el presidente lo es de todos los colombianos, que el Gobierno ha cometido errores, que el descontento es un lenguaje político válido y que no se puede responder con agresividad siempre que hay una crítica.

Si el presidente Petro decide gastar los años que le quedan de mandato hablando de golpe de Estado y destilando el mismo odio que dice recibir, en la práctica habrá permitido que sus oponentes radicales definan su Presidencia. Un final lamentable para el primer gobierno de izquierda en Colombia.

¿Está en desacuerdo con este editorial? Envíe su antieditorial de 500 palabras a elespectadoropinion@gmail.com.

Nota del director. Necesitamos de lectores como usted para seguir haciendo un periodismo independiente y de calidad. Considere adquirir una suscripción digital y apostémosle al poder de la palabra.

 

Hermann(62494)25 de abril de 2024 - 01:24 p. m.
Ósea que hacer claridad a los miles de marchantes que los motiva el odio a la persona de Petro es malo? A cuantos se le pregunto cuales aspectos de la reforma a la salud no comparte y solo decían Petro se robó la plata de los colombianos. Que triste espectáculo ver a gente bien diciendo fuera petro y eso es pedir que se respeten las instituciones? Los grandes periodistas no son objetivos porque divulgan su posición personal, toman partido o les hacen tomar partido por los dueño del periódicos.
Pedro Juan Aristizábal Hoyos(86870)24 de abril de 2024 - 02:51 a. m.
Petro es un gran gobernante así no lo crean. Conoce bien el país y maneja la economía bien, la inversión extranjera crece y es un líder internacional. Tendrá demoras en la ejecución pero está cambiando esa situación como explicó la ministra de Vivienda y agua Catalina Velasco. Adelante con los cambios
Pablo(15789)24 de abril de 2024 - 01:50 a. m.
Una enorme masa de marchantes el 21, que no sabían ni que estaban haciendo por allá. Solo obedecían como buenos lavaperros a sus mafiosos jefes. Quieren que el presidente se siente a negociar la impunidad para los bandidos? Pues NO. Somos mas de 11 millones de Colombianos decentes, trabajadores y honestos que queremos cambios y apoyamos a nuestro presidente. No mas poder para esos bandidos y bandidas que están perdiendo la capacidad se seguir robando al estado.
blanca(17546)24 de abril de 2024 - 01:13 a. m.
Saber escuchar es de sabios, no hay que cerrarse porque supuestamente salieron a marchar disque 250.000, pero mi pregunta es: cuantos salieron conscientes de por qué marchaban? Creo que ni el 10%. Los #s realmente no hablan, son zombies, en su mayoría pagados y alucinados con $ 10.000 o un tanto más que les dan los que siguen, arrancandose los pelos por haber perdido el poder. Hay que oír a la Cabal y compañía que está llena de angustia manifestada en palabras que solo manifiestan odio y pesarpo
enriqueparra1978(84821)24 de abril de 2024 - 01:05 a. m.
Salen a la calle a gritar e insultar. Y luego quieren dialogo. Otros partidos en diferentes países hacen manifestaciones sin groserías y logran más que los marchantes uribistas. Como quieren concertación si Petro gano con más de 11 millónes de votos y las manifestaciones de la oposición no llegan ni a los 200.000 ciudadanos?
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar