Publicidad

Las dudas que dejan los audios del caso “Santrich”

10 de noviembre de 2020 - 03:00 a. m.
Queda la sensación de que la Fiscalía hizo todo lo posible para sabotear la reputación y el actuar de la JEP.
Queda la sensación de que la Fiscalía hizo todo lo posible para sabotear la reputación y el actuar de la JEP.
Foto: / Ilustración: Giuseppe Minota

Las sospechas sobre los intentos de torpedear el proceso de paz durante la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez acaban de volverse más fuertes. Gracias a una investigación de Édinson Bolaños en El Espectador, ahora sabemos que, pese a contar con 24.000 audios de interceptaciones a Iván Márquez y a Jesús Santrich, el ente investigador solo envió 12 a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Esto ayudó a empeorar la crisis institucional que terminó en la intempestiva renuncia del fiscal Martínez. Además, los audios crean nuevos interrogantes sobre la labor de la DEA en Colombia, el funcionamiento interno de la Fiscalía bajo Martínez y más aspectos claves. En últimas, lo lamentable es que las instituciones colombianas y extranjeras que operan en el país no se comporten a la altura de lo que un Estado de derecho requiere.

Los audios y documentos revelados hasta el momento por El Espectador prueban varias cosas. Primero, que la Fiscalía participó en una entrega de drogas, a pesar de que el exfiscal Martínez lo niega. Segundo, que la DEA estaba realizando una operación de entrampamiento contra los negociadores de la guerrilla. Tercero, que la Fiscalía no colaboró con la JEP en un momento álgido, en medio de los intentos de Martínez por desacreditar a la justicia transicional. Cuarto, que nombres de actores del proceso de paz, como el exvicepresidente Naranjo o la exsenadora Piedad Córdoba —a las claras suplantada en una conversación—, fueron utilizados de manera extraña en la operación de los agentes de la DEA encubiertos. ¿Por qué nadie exploró un asunto de tal relevancia nacional?

Salgámosle al paso a una respuesta obvia que va a suscitar este editorial: no, no estamos defendiendo a Santrich ni a Márquez. Son criminales que traicionaron al país, traicionaron las promesas del Acuerdo de Paz y abusaron de la confianza del Estado colombiano. Su regreso a las armas no tiene justificación alguna, más que su egoísmo y su interés por mantenerse financiados en la economía legal. Ahí no hay punto de discusión.

Sin embargo, es importante regresar a la saga Santrich, pues queda la sensación de que la Fiscalía hizo todo lo posible para sabotear la reputación y el actuar de la JEP. Es lamentable encontrar que hubo “fuego amigo” con algo tan delicado como el tratamiento a excombatientes de las Farc. En entrevista con El Espectador, Martínez dijo que “todos los que nosotros teníamos relacionados con Marlon Marín y esa cosa de la droga se le entregaron”. Pero ahora sabemos que solo se entregaron 12 audios de un total de 24.000. ¿Qué pasó ahí? ¿Por qué, además, tenían interceptado a Iván Márquez? El mismo Martínez dijo: “Primera vez que escucho que tengan interceptado a Márquez”. ¿Cómo no se le informa algo así a la cabeza del ente investigador?

Además de las anteriores preguntas, nos unimos a las planteadas en la investigación de El Espectador: “¿Las alusiones a Naranjo fueron conversaciones distractoras? ¿A qué lógica corresponde incluir comentarios sobre un personaje de tan alta investidura?”. Y además, repetimos, actor central de las negociaciones en La Habana. ¿Quién nos puede contestar?

Es clave entender que, en la lucha contra los criminales, las instituciones tienen que ser transparentes en sus métodos. De lo contrario, las promesas del Estado de derecho empiezan a tambalear.

¿Está en desacuerdo con este editorial? Envíe su antieditorial de 500 palabras a elespectadoropinion@gmail.com.

Nota del director. Necesitamos de lectores como usted para seguir haciendo un periodismo independiente y de calidad. Por favor, considere adquirir una suscripción digital y apostémosle al poder de la palabra.

 

John(30701)12 de noviembre de 2020 - 12:50 a. m.
De pronto si Santrich y Márquez, no se vuelan, lo más probable es que hoy estuvieran encarcelados en EU y sin lugar a dudas con una pena en la practica de cadena perpetua, pues los jefes de la FAR son ancianos . Un crimen de lesa humanidad el que cometió nhm,al tratar de destruir la JEP y el proceso de paz, Y sin lugar a dudas los que se rearmaron no tienen futuro y terminarán como el mono Jojoy
Juan(82019)11 de noviembre de 2020 - 09:41 p. m.
¡Excelente editorial!
Norma(12580)11 de noviembre de 2020 - 08:07 p. m.
Para el editorial: fueron realmente Santrich y Marquez los criminales que traicionaron el proceso de paz y al pueblo colombiano? o los criminales son e "la DEA y parte de la Justicia Colombiana" que mediante sus maniobras lograron romper la confianza de que la paz no era posible?. Quienes traicionaron a quienes?. Difícil creer en la institucionalidad colombiana
George(98053)10 de noviembre de 2020 - 12:45 p. m.
No se trata que el Espectdor defienda a Santrich ni a Márquez, pero si no se regresan al monte, hoy estarian extraditados por cuenta del Exfiscal Martinez, que le estaba haciendo el "mandado" a los que estan contra el proceso de paz. Justifico que a los desmovilizados de las Farc que estan siendo asesinados, regresen al monte, solo por el principio de salvar sus vidas.
  • George(98053)10 de noviembre de 2020 - 12:46 p. m.
    El gobierno no esta cumpliendo con el proceso de paz, solo busca hacerlo trizas, bien extraditando o asesinando a los desmovilizados.
  • Francisco(30227)10 de noviembre de 2020 - 02:58 p. m.
    De cual paz hablas. Ja, ja, ja. Si el baño de sangre que vive el país es "paz", entonces sí. Ja.
Hermann(62494)10 de noviembre de 2020 - 12:24 p. m.
Han sido valientes al publicar los audios que sacan a la luz la trampa tendida a Santrich , y la que se pretendió tender a Márquez , Piedad Cordoba y Oscar Naranjo . Pero no entiendo porque siguen llamando criminales a los entonces exguerrilleros . ¿Para que no suene a defensa de los exguerrilleros? . Lo importante es la verdad , no como les suene a los Uribistas.
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar