Por: Cartas de los lectores

Glosa del exgobernador Franklin Mosquera a La Pulla sobre el Chocó

Con preocupación, desconcierto y asombro recibí de algunos amigos un video denominado "El paraíso de los corruptos, alcaldes y gobernadores en la cárcel", en donde sin ningún fundamento y prueba legal que lo sustente se refieren al suscrito, Franklin Mosquera Montoya, como segundo gobernador del Chocó, "que actuó con corrupción señalando hechos como la compra de medicamentos y compra de toldillos por encima del precio estipulado y la contratación de una orquesta musical con dinero de los desplazados". Ninguno de los hechos relacionados y mencionados tienen la firma o fueron avalados por el suscrito como gobernador del Chocó, periodo 1995-1997.

El director seccional de Salud, doctor Álvaro Rodríguez Roa --para la época era nombrado por el Ministerio de Salud, porque el departamento no estaba certificado--, fue el gestor y quien firmó los contratos señalados, como ordenador del gasto dentro de la órbita de su competencia administrativa y financiera, frente a los cuales no tuve ningún tipo de participación, lo que le ocasionó que fuera declarado insubsistente del cargo que ostentaba, y se presentara por mi despacho las denuncias penales correspondientes, como recordarán los chocoanos de la época. Nunca fui ni he sido investigado ni penal ni disciplinariamente por los hechos que se narran y mucho menos he ido a la cárcel gracias a Dios.

La corrupción es un fenómeno que carcome al mundo y Colombia no es la excepción, pero no todos los chocoanos somos corruptos y malos hijos de la tierra, como se ha querido estigmatizar a los nacidos en esta región del Pacífico a raíz de los últimos acontecimientos en que se han visto involucrados funcionarios públicos.

Franklin Mosquera Montoya.

Nota del Editor: La información que se incluyó en La Pulla fue tomada del artículo del portal Razón Pública "El Chocó (segunda parte): cleptocracia y deuda social de los políticos", elaborado por el profesor de la Universidad del Valle Javier Duque Daza. Consultado el profesor Duque, afirmó que esa información sobre Franklin Mosquera está registrada en notas de prensa de El Tiempo y Semana: El Tiempo, marzo 18 de 1998En Chocó: embolata plata de los desplazados”. Semana: 6/14/1999 “Están pillados”.

Nota del Editor / Rectificación: Con posterioridad a la publicación del capítulo titulado “Chocó: el paraíso de los corruptos”, LA PULLA tuvo acceso a una copia del fallo de responsabilidad fiscal No. 276513-0001 del 12 de febrero de 2.001, proferido por el Grupo de Investigaciones, Juicios Fiscales y Jurisdicción Coactiva de la Contraloría General de la República, en el que se resuelve fallar  sin responsabilidad fiscal a favor del Señor Franklin Mosquera, por no haber existido detrimento del erario público por los hechos denunciados por el Diario El Tiempo en publicación del 8 de marzo de 1998. Dichos hechos están relacionados todos con presuntos actos de corrupción  con dineros que el gobierno central giró al Chocó, para atender las necesidades de salud de 3.000 desplazados en el Chocó.  Los hechos denunciados en su momento por el Diario El Tiempo, fueron:  (i) Compra de medicamentos que supuestamente no habían llegado en forma completa para los desplazados del Chocó, (ii) Compra de cerca de 1.000 toldillos para desplazados, que supuestamente no habían cumplido con el trámite legal de adquisición, (iii)  Contratación del ballet folclórico de Cuba supuestamente con presupuesto asignado para la salud,  y  (iv) Contratación de  una empresa asesora y proveedores de instrumentos médicos para que prestara servicios de salud. LA PULLA ofrece disculpas al exgobernador del Chocó Franklin Mosquera por los posibles inconvenientes presentados con su publicación.

879340

2019-09-03T17:53:37-05:00

column

2019-10-17T09:17:09-05:00

ficaco04_81

none

Glosa del exgobernador Franklin Mosquera a La Pulla sobre el Chocó

67

4447

4514

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

De tanto incumplimiento…

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores