Publicidad
16 Dec 2021 - 4:02 a. m.

“Al Pacto Histórico: bájenles a las agresiones”:Carlos Amaya

El precandidato en la Coalición Centro Esperanza cuestiona las decisiones de la Alianza Verde, su partido, y habla de afianzar un liderazgo colectivo.
Juan Sebastián Lombo

Juan Sebastián Lombo

Periodista de la sección Política
Carlos Amaya es candidato presidencial en la Coalición Centro Oxígeno Verde. / Archivo
Carlos Amaya es candidato presidencial en la Coalición Centro Oxígeno Verde. / Archivo

Carlos Amaya fue uno de los afectados ante la decisión de que la Alianza Verde declarara que sus miembros quedaban en libertad para apoyar al candidato que quisieran. En plata blanca, ello significó que no iban a darle el aval a nadie para la Presidencia, al cual aspiraba el exgobernador de Boyacá. Por eso tuvo que sondear en otras colectividades la bendición para aspirar y lo encontró en Verde Oxígeno, el partido que Íngrid Betancourt fundó, que desapareció tras su secuestro y al que el CNE le acaba de revivir la personería jurídica. En Entrevista con El Espectador, Amaya habla sobre estos hechos y otros aspectos de la Coalición Centro Esperanza.

Puede ver: “Poner líneas rojas no lleva sino al sectarismo”: Petro sobre Luis Pérez y Gaviria

¿Cómo resume la situación de la Alianza Verde, que de tener seis precandidatos pasaron a cero?

Eso fue crónica de una frustración anunciada. Es algo muy triste, llevo 14 años en el partido y ha sido el único en el que he militado. Entré al verde cuando decían que era neoliberal y las organizaciones de izquierda lo acusaban a uno de traición. Fui congresista y director de jóvenes de la ola verde de Antanas Mockus. Consolidé la organización de jóvenes. Fui gobernador y lo hice quedar muy bien, pues hicimos un papel destacado. Hicimos crecer al partido. Y hoy, con todo mi reconocimiento, no me dejan ni siquiera competir. No decía que me dieran el aval, solo que me dejaran estar en una consulta o que se tuvieran en cuenta las encuestas, en las que en la mayoría ganaba. Pedía competir y me cerraron la puerta y creo que desafortunadamente eso nos va a debilitar. Pero hay que seguir adelante para que la fuerza verde no se disperse, sino que apoye a un candidato verde, como yo.

¿Qué piensa de quienes lo señalan como uno de los responsables de la situación en la Alianza Verde por pedir que lo esperaran para participar de la consulta?

Es absurdo y falso. Me culpan por querer participar y pedir democracia. Es falso y es un cuento que se ha inventado el sector petrista de la Alianza Verde para encontrar una excusa para lo que hicieron, pero es que siempre lo habían querido. Dicen que la historia hubiera sido diferente si elegimos candidato en febrero, pero es puro cuento. Carlos Ramón González, Inti Asprilla y Camilo Romero siempre quisieron estar donde Petro, y eso es respetable, pero no digan mentiras. Es más, tampoco digan la mentira de que van a competir con Petro. Díganle la verdad al país: van a ir a cargarle la maleta. No digan mentiras. Además, hubiera sido antidemocrático y contradictorio que el partido que defiende la educación me hubiera castigado por ir a estudiar.

Puede ver: “Me encantaría que Petro fuera mi vicepresidente”: Roy Barreras

¿Qué opina de Camilo Romero en todo este asunto?

Es un gran dirigente y tiene una historia política interesante. Es hijo de un exmilitante del M-19, hizo su primer ejercicio en el Polo y fue interesante lo que hizo en el Senado. Luego lideró la revocatoria al Congreso e hizo su gobernación en Nariño, donde uno encuentra una mirada diferente a la que tienen de mí en Boyacá. Él me acusa de que yo usé el poder para elegir a Ramiro Barragán, mi jefe de gabinete y sucesor, y es injusto porque yo he sido decente y no pude obligar a 400.000 boyacenses que voten por él. Solo es la gratitud del pueblo. Eso no pasa en Nariño. Camilo tuvo una de la peores favorabilidades y eso lo demuestra las cabezas verdes de Nariño, que ahora están conmigo. Su liderazgo ha sido crecer él y ya, mientras que el mío ha sido que las bases crezcan.

Solo le deseo lo mejor en el Pacto Histórico, pero que no diga que quiere una coalición de todos los alternativos y después nos ataque todos los días a los verdes y a la Coalición Centro Esperanza. Está bien que quiera ganarle a Petro, aunque todos saben que allá ya hay ganador. El problema es que si sigue atacándonos puede que se generen heridas que no se puedan cerrar para unirnos en segunda vuelta. A todo el Pacto Histórico, y sobre todo a Camilo: bájenles a las agresiones. Sean coherentes con la búsqueda de unidad, aquí la pelea es con la Coalición de la Experiencia o de la Apariencia, que es el continuismo de Duque y el uribismo.

¿Quedó golpeada la Alianza Verde para el futuro?

Estoy absolutamente seguro de que sí. Esto fue un gran error que implicará que no crezcamos en las elecciones regionales de 2023. Veníamos creciendo mucho. Tuvimos cinco alcaldías, mantuvimos la Gobernación de Boyacá y sacamos 1.492 credenciales. Sin duda vamos a perder espacio. Sin embargo, sigo jugado para trabajar en el verde, tratar de recomponer y que sigamos creciendo.

Además: “Voy a llegar a la segunda vuelta con Petro y le voy a ganar”: Sergio Fajardo

Dice que está comprometido con la Alianza Verde, pero iría a la presidencia por Verde Oxígeno, ¿cómo se entiende eso?

Eso es solo consecuencia de la equivocada decisión del verde. Que Camilo o yo tengamos que salir a buscar un aval es por las directivas del partido, que no fueron democráticas y no representaron a las mayorías. Si las hubiera representado, el candidato sería yo y estaríamos directamente en la Coalición. Pero sin el aval propio, pues tenemos que buscar otras formas de estar en esa alianza de centro y que otro partido nos dé el aval. He venido hablando con Íngrid Betancourt porque allí hay coherencia. No voy a pedirle el aval a la U o a Cambio Radical, sino al primer partido verde que hubo en la historia de Colombia. Hay coherencia, familiaridad y una claridad de principios. Pero yo no voy a llevar todo mi equipo a Verde Oxígeno, porque mi meta es que la Alianza Verde tenga los mejores resultados.

Ya que usted dice que no fue democrática la decisión del partido, pero era imposible convencer al sector petrista, ¿cuál era la salida?

Una convención nacional con los elegidos de Colombia, militantes de las regiones y ahí se decidía democráticamente. El que ganara se iba con su candidato. Y no era atropellar al que perdiera, porque los partidos deciden en democracia y eso se acata. Pero es que Inti Asprilla comenzó a decir que eso era atropellarlo. Yo no puedo querer que gane un presidente que no era mi candidato y decir que ese no es mi gobernante. Eso no es atropellar, es respetar la decisión de las mayorías.

Cuando la antigua Coalición de la Esperanza le dio el ultimátum a Alejandro Gaviria para entrar a ella, usted se apartó, ¿por qué se arriesgó a tanto?

A ellos los quiero mucho. Pero también creo que si uno quiere a alguien y es su amigo, pues hay que decirles las cosas. En ese momento tuve que decirles que era un gran error no facilitar la entrada de Alejandro Gaviria. Por eso dejé en ese momento de participar de las visitas de la Coalición. Pero no los ataqué, agredí o hablé mal de ellos. Solo dije que tenía una opinión de que no debíamos rechazar a Alejandro, y también le dije a él que creía que era clave acá. Les dije: Yo creo que la Coalición de la Esperanza no tiene futuro sin Alejandro y él no va a representar esperanza sino está con la Coalición. Los dos nos necesitábamos. Alejandro Gaviria en la coalición de la mermelada -digo, experiencia- no iba a generar una esperanza para Colombia porque allá están los mismos. Y nosotros necesitábamos el refuerzo en la opinión que tiene él y los votos liberales decentes que representa. Lo bueno es que lo que me decían que era imposible, ahora es realidad.

Además: ‘Fico no es el gallo tapado del uribismo’: Óscar Iván Zuluaga

Salieron del cónclave y estaban en esa luna de miel, pero luego hubo nuevos roces. ¿Les durará esa unidad hasta marzo?

Estoy seguro de que sí. Tendremos momentos difíciles y controversias, pero de eso se trata la democracia. La importancia de la Coalición Centro Esperanza es el ejemplo que le da a Colombia: diferentes se unen en un propósito común de sacar adelante al país y presentar una alternativa de cambio profundo. Pero sin rabia y sin miedo, porque uno puede motivar el cambio a punta de miedo e indignación o mantenerse en el poder de la misma forma. Eso de “pilas, nos vamos a volver como Venezuela”, que ya somos muy parecidos a ellos con el uribismo, o “pilas con la inseguridad”, cuando ya estamos bastante inseguros, no es la salida. Lo que necesitamos es unir un sector importante para que se sienta recogida la mayoría de la población -que es diferente entre sí- en un liderazgo colectivo, no un mesías, para competir fraternalmente. Estoy seguro que de nuestra coalición saldrá el próximo presidente. Yo competiré de forma fraternal, pero cualquiera que gane lo acompañaré muy feliz.

Usted dice que son diferentes, pero en la Coalición solo hay hombres blancos, no hay diversidad, ¿qué dice sobre ello?

A mí me parece incoherente eso. Podríamos tener una mujer, como ocurre en el Pacto Histórico, pero es que me parece que allá, tanto a Francia Márquez como a los otros, los están irrespetando porque los ponen a competir cuando ya saben quién va a ganar. Además, es que le he pedido a Íngrid (Betancourt) que compita porque tiene todas las condiciones. Pero buscar a una mujer por solo buscarla para incluirla en la foto es irrespetuoso. Además, quiero que sepan que una mujer es la que lidera nuestra coalición. Ella es nuestra vocera entre seis hombres y eso no es menor. No pueden decir tampoco que solo hombres blancos cuando está Colombia Renaciente con Jhon Arley Murillo y su compañera. Además, yo también represento campesinos, jóvenes e indígenas. También tenemos en nuestro equipo a un diputado del Vichada que es indígena. Es falso que nuestra coalición no recoge la diversidad de Colombia. Lo que necesitamos es impulsar mujeres para que un día nuestro proyecto, con vocación de permanencia, solo tenga mujeres como precandidatas.

Que en la foto aparezca Juan Fernando Cristo e incluso usted es usado para decir que la Coalición está llena de la vieja política. ¿Qué responder usted?

Eso solo lo dice el uribismo que gobernó 50 años en Boyacá. A mí me acusó de malos manejos Ciro Ramírez, que es el hijo de un condenado por parapolítica y politiqueó a su anchas en el departamento. A mí me acusan de malos manejos por unos cubiertos que compró la dirección administrativa y costaron $3 millones, cuando en esa casa se gastaban $600 millones antes. La Contraloría investigó y vio que no había malos manejos. Esos son solo chismes y yo tengo las manos limpias. “El chino de la ruana”, como me dicen despectivamente, les quitó el poder y por eso inventan. También dicen que Alejandro Gaviria es malo por ser ministro de Santos, y pues no hay mucho que decir. Petro votó por Ordóñez y no le dicen mucho. Yo no creo que sea un buen argumento. Somos diferentes y hay unos principios y un decálogo que vamos a defender. En el caso de Sergio Fajardo, hay que decir que es una persecución política bastante injusta. Y pues no pueden echar cuentos de que Robledo es política tradicional, cuando toda su vida ha hecho oposición.

Al centro se le cuestiona por supuestamente no ser propositivo y solo decir que no somos ni Petro ni Uribe...

Eso no es cierto, vean nuestro decálogo. Solo miren la Coalición de la Experiencia -mermelada- y solo sacaron cinco puntos generales vagos. Petro tiene unas propuestas interesantes, no compartimos algunas, como el fin de la exploración de hidrocarburos en el primer día de su gobierno, pues no habría financiación para temas como la educación pública. Pero si leen nuestro decálogo sabrán que hay una profundidad importante y cada palabra tiene una razón. Lo largo del cónclave no fue hablando de mecánica electoral sino de lo programático, viendo temas como la educación gratuita, el fortalecimiento del sector industrial y agropecuario. Esos son posiciones ideológicas y de fondo. El centro tampoco es tibio. Yo soy antiuribista y lo anuncio. Pero eso no me hace querer agredir a nadie. Tengo mis posiciones y no pueden decir que soy tibio por ser de centro izquierda. Es carreta que digan que no tengo propuestas porque hay una propuesta muy seria para Colombia.

Se ha dicho que las consultas del Pacto Histórico y de la Coalición de la Experiencia están decididas, ¿usted cree?

Petro sí gana sobrado. En la de mermelada no se sabe, pues dicen que Federico Gutiérrez es el de Uribe pero no sabemos si tiene tanta fuerza. Y también están partidos con muchos votos, como el Conservador y la U. Y en nuestra Coalición hay dos fuertes que son Alejandro Gaviria y Sergio Fajardo, pero Juan Manuel Galán está creciendo mucho y yo también creo que tengo opciones. Tengo una base fuerte en Boyacá y represento algo nuevo para Colombia.

¿Centro e izquierda llegan a segunda vuelta?

Sueño con que sí. Espero que la Coalición Centro Esperanza y el Pacto Histórico se enfrenten. Ese es mi sueño, porque la gente está tan aburrida de la corrupción, que buscará el cambio.

¿El rival sí o sí es Petro?

Espero que sí. Hay una teoría de que él ya está en segunda vuelta, pero no lo creo. Se ha mantenido en lo mismo, por lo que hasta podríamos ser el centro contra la derecha. Pero lo que sí creo es que nosotros sí vamos a pasar a segunda vuelta. Espero ganar y enfrentarme a él en segunda vuelta, porque Colombia podría escoger la mejor alternativa de cambio. La que representa Petro con su liderazgo individual o la de nosotros con un liderazgo colectivo.

Ustedes destacan que no tienen maquinarias, ¿pero los acercamientos de Petro con Luis Pérez y otros sectores no demuestra que necesitan maquinaria?

Eso toca que se lo pregunten a Petro, yo no voy a hablar mal de él. Si está haciendo eso, yo creo que se equivocaría, pero toca que le pregunten a él sobre eso.

Síguenos en Google Noticias