12 Jun 2020 - 1:05 p. m.

Congreso prohíbe las pruebas cosméticas en animales

Asimismo, se impidió que se importe o exporte productos que hayan sido fabricados haciendo uso de estas prácticas. A pesar de que se temía que se hundiera por tiempos, el proyecto tuvo una acogida unánime.

Que el Senado no estuviera votando proyectos durante las primeras semanas de sesiones remotas prendió las alarmas, debido a los muchos proyectos que estaban a uno o dos debates en esta corporación para lograr su aprobación y que podrían hundirse por tiempos. En este listado estaba el proyecto que prohibía las pruebas cosméticas en animales, que solo le faltaba un debate en plenaria del Senado para convertirse en ley.

Antes esta situación, su autor principal, el representante liberal Juan Carlos Losada, llamó la atención de que, si la iniciativa no era discutida y votada antes del 20 de junio, se iba a hundir por cumplimiento de los tiempos, pues el proyecto fue radicado en 2018 y se cumplían los dos años que tienen una ley ordinaria para ser discutida. Con el calendario como enemigo, tanto comisiones como la plenaria del Senado iniciaron votaciones y desbloquearon el camino para el proyecto que impide las pruebas cosméticas en animales.

Puede ver: Solo queda un debate para prohibir las pruebas cosméticas en animales

La iniciativa tuvo una acogida total en la Plenaria de este jueves, con una votación de 99 votos a favor y 0 en contra. De esta forma, en Colombia quedó prohibida la “experimentación y comercialización de productos cosméticos, sus ingredientes o combinaciones de ellos que hayan sido sujetos de pruebas en animales”.

Entre la argumentación para darle aval al proyecto está que los animales son seres sintientes y por ende deben tener una protección especial contra el sufrimiento y el dolor, sobre todo por el causado por los humanos. Bajo este marco, el Congreso recibió el proyecto de buena manera y le dio trámite por sus cuatro debates. Ahora tendrá que ser conciliado y pasará a sanción presidencial, donde hasta el momento no se espera alguna objeción.

El proyecto en cuestión, además de prohibir el testeo de productos cosméticos en animales, también prohibió la importación, exportación y venta de este tipo de sustancias que sean probados en animales. Asimismo, se estableció que en el país se apoyará las investigaciones científicas que busquen alternativas a las pruebas con animales para el campo de la cosmética. Y, por último, se determinó que se harán campañas de concientización para explicar los alcances de esta ley y sus alcances.

Tras la aprobación de la propuesta, sus autores, el representante Juan Carlos Losada y el senador Richard Aguilar, celebraron la acogida unánime de la iniciativa por parte de la Plenaria del Senado. “Estamos felices porque en el Senado se acaba de aprobar el proyecto que presentamos hace casi dos años para prohibir la comercialización, producción e importación de cosméticos que hayan sido experimentados en animales. Este es un enorme paso en la defensa de los derechos de los animales en una industria cada vez más consciente de que debemos respetar a los animales”.

Lea: Colombia busca eliminar las pruebas cosméticas en animales

“Es un avance para una ciencia más ética y una industria más ética”, añadió Losada, que en anteriores ocasiones ha dejado claro que las limitaciones son para el uso de animales para pruebas de productos cosméticos, de aseo y absorbentes. Las investigaciones farmacéuticas están por fuera de las restricciones contempladas por el proyecto que fue aprobado en la jornada de este jueves.

“Hoy Colombia avanza como país hacia un desarrollo comunitario libre de explotación animal. Nos acabamos de convertir en el primer país en la región que prohíbe la experimentación con fines cosméticos en animales. Este proyecto se produce en un momento crucial en la humanidad en la que el planeta no está dando la oportunidad de cambiar y respetar cualquier clase de vida”, expresó el senador Richard Aguilar, de Cambio Radical.

Además de prohibir las pruebas en animales, el proyecto contempla que, de incumplirse la reglamentación, el Invima podrá imponer multas entre 133 y 50.000 salarios mínimos legales a los infractores.

Comparte: