El partido Liberal se despedaza a pocas semanas de las elecciones

El expresidente César Gaviria, director de la colectividad, rompió relaciones con el presidente Juan Manuel Santos, luego de una reunión entre el Gobierno y varios congresistas y candidatos afines a la llamada unidad nacional. Por su parte, el exministro Juan Fernando Cristo dijo en RCN Radio que lo mejor que podía hacer Gaviria era apartarse del partido

-Redacción Política
09 de marzo de 2018 - 04:02 p. m.
El presidente Juan Manuel Santos y César Gaviria, director del partido Liberal.  / Archivo El Espectador
El presidente Juan Manuel Santos y César Gaviria, director del partido Liberal. / Archivo El Espectador

A poco más de un mes de las elecciones a la Presidencia y a menos de dos días de los comicios para Congreso, el partido Liberal entra en una de las más graves crisis de los últimos tiempos. Aunque desde el interior de la colectividad, varios de los senadores han mostrado su inconformidad con el expresidente César Gaviria, director de los rojos, el detonante de la situación fue la reunión que el Gobierno sostuvo este jueves con varios congresistas y candidatos de los partidos de la llamada unidad nacional, de la que hace parte el partido Liberal y a la que asistió, en representación de esa colectividad, el representante a la Cámara Iván Agudelo.

“Quiero dejar sentada mi protesta ante el presidente Juan Manuel Santos por invitar y escoger a una persona, de altas calidades como el Dr. Iván Agudelo, a reuniones donde supuestamente van a tomar decisiones de mecánica electoral después de las elecciones del domingo, las cuales el partido Liberal no reconoce ni reconocerá”, dijo Gaviria en un comunicado. Aunque siempre fue un gran aliado del presidente Santos, Gaviria hoy se divorcia del presidente de la República.

Lea: Juan Manuel Santos, entre la espada y la pared: ¿Llerismo o gavirismo?

"Ya el gobierno saliente de Santos me había informado por intermedio del secretario general que actuarían de común acuerdo con el candidato y los senadores. Esa no es una opinión que comparta nuestro candidato y no será la de los senadores y representantes liberales", señaló Gaviria en la comunicación. 

Advirtió también que su partido no estará en ninguna reunión de la “vieja coalición” de la que hizo parte para apoyar el proceso de paz. “Consideramos impropia e indelicada esta interferencia del presidente en el actual proceso electoral”, acusó Gaviria, y se fue lanza en ristre, aunque sin mencionarlo directamente, contra el exministro Juan Fernando Cristo al señalarlo de “pretender socavar la unidad del partido”. “Se equivoca si cree que me faltará la entereza para hacerme respetar. Puede el excandidato perdedor tener la seguridad de que ejerceré la dirección como lo hice al frente de la oposición al gobierno del presidente Uribe”, expresó.

Las palabras de tuvieron respuesta inmediata de Cristo, quien, en RCN Radio, expresó que había sido una mala decisión haberlo escogido como director del partido Liberal. "César Gaviria le haría un bien al partido Liberal si se hace a un lado. Todo venía bien hasta que tomamos la mala decisión de nombrarlo como presidente del Partido", afirmó Cristo a la emisora, y calificó la gestión de Gaviria como incoherente y ligera. “No hay ni una sola idea del partido Liberal que haya sido defendida por él en la dirección liberal. No han acompañado al candidato De la Calle, no hay ni un solo comercial de televisión promoviendo a nuestro candidato presidencial”, dijo Gaviria en la entrevista.

Lea: Cristo crea disidencia liberal y “desconoce” dirección de César Gaviria

Más tarde, Huberto de la Calle, candidato presidencial del liberalismo, salió a decir que, tras ser informado de la reunión de candidatos, sugirió a Iván Darío Agudelo. “Actuó exclusivamente con la finalidad anotada, esto es, robustecer los resultados favorables a la paz. Por mi parte, no he realizado gestiones dirigidas a buscar alianzas”, dijo De la Calle. Asimismo, aseguró, en un mensaje directo a Germán Vargas Lleras, que no hará parte de las coaliciones en las que estén “viejos enemigos del proceso de paz, ni tampoco aquellos que pese a haber hecho parte del gobierno en altas posiciones, cambiaron de bando a última hora”.

Al contrario de Cristo, De la Calle defendió a Gaviria, lo secundó en su llamado a la disciplina partidaria y expresó que este “ha ejercido con sabiduría y eficacia la jefatura del partido”. De esta forma, se quiebra el partido Liberal, que aspira a una votación grande en las elecciones de Congreso, pero cuyo candidato a la Presidencia aún no despega de la forma deseada y se mantiene por debajo del 10 % en varias de las encuestas de intención de voto.

Lea también: Humberto de la Calle, ¿una campaña en soledad?

Por -Redacción Política

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar