El poder del coronel Aguilar retoma Santander

Con el triunfo de Mauricio Aguilar a la Gobernación, la casa política de su padre retoma el poder departamental. Mientras, Juan Carlos Cárdenas asumirá como alcalde y con su llegada al cargo Rodolfo Hernández asegura la continuación de su proyecto político.

-Redacción Política (politicaelespectador@gmail.com)
27 de octubre de 2019 - 09:01 p. m.
Mauricio Aguilar ganó con 380.092 votos, por encima de Pedro Leonidas Gómez (331.860) y Ángela Hernández (215.333). / Liliana Rincón Barajas
Mauricio Aguilar ganó con 380.092 votos, por encima de Pedro Leonidas Gómez (331.860) y Ángela Hernández (215.333). / Liliana Rincón Barajas

Los más de 1’700.000 santandereanos habilitados para votar decidieron sobre la reñida campaña para ocupar el cargo departamental. En el conteo de votos de la Registraduría, Leonidas Gómez, del ala alternativa, le pisó los talones. Sin embargo, con una votación de más de 380.000 votos, Mauricio Aguilar ganó la Gobernación de Santander. 

Él es el hijo mayor del coronel Hugo Aguilar y llega al poder indiscutiblemente por el impulso de su padre. El progenitor y fundador de esa casa política es conocido por haber “abatido” a Pablo Escobar y por haber sido condenado por nexos con el Bloque Central Bolívar de las Autodefensas Unidas de Colombia. Pese a que ya salió de la cárcel, el coronel Aguilar no puede aspirar a ningún cargo de elección popular. Sin embargo, con esta victoria, se refuerza el escenario de que siguen mandando en el sexto departamento con mayor potencial electoral, una joya para los poderosos. 

(Elecciones 2019: un juego de clanes)

Mauricio Aguilar, con 43 años, tiene experiencia: fue elegido senador por el extinto partido PIN (antes Opción Ciudadana) con más de 51.000 votos. Sin embargo, según un conocedor de la política local, no goza del carisma de su padre, ni el de su hermano Richard, hoy congresista por Cambio Radical. “Es el ‘patito feo’. No tiene ni el verbo ni la facha de su hermano menor. A él le tocó ser taxista para pagarse la universidad. Mauricio pertenece al mismo estrato que su padre”, expresó la fuente. 

Sin embargo, el panorama que mostraron las encuestas sobre la contienda en Santander, desde el principio el mayor de la casa Aguilar tenía todas las de ganar. Y así pasó. Con él triunfa la coalición Siempre Santander, en conjunto con el Partido Conservador. Pero vence más su grupo político, uno que los partidos en el departamento nunca han querido aceptar ni reconocer como la energía más viva de Santander, pero que siempre han deseado tener cerca.

(Lea: Daniel Quintero es el nuevo alcalde de la capital antioqueña: uribismo pierde en Medellín)

Según fuentes consultadas por este diario, el combustible de esta campaña lo dio la politiquería, la forma antigua de ganar los comicios allí. “Toda la politiquería está con los Aguilar. Tiene a todas las casas que han gobernado el departamento en los últimos años, los contratistas y el poder de una maquinaria que opera desde el Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Además, es una estructura que cuenta tres puntas de lanza poderosas en campaña”, dijo en su momento Leonidas Gómez, perdedor de la contienda. Por ahora, los siguientes cuatro años seguirán siendo de los Aguilar.

En Bucaramanga ganó el continuismo

Los 512.000 bumangueses habilitados en estos comicios eligieron, con más de 141.000 votos (99, % escrutados), a Juan Carlos Cárdenas como su nuevo alcalde. El funcionario electo, que podría catalogarse como una sorpresa electoral, aterrizó en la política justo para la contienda que libró ayer en las urnas. Con 54 años, y después de estar más de 30 por fuera del municipio, iniciará su mandato en enero de 2020 para continuar con el proyecto político de su antecesor (y padrino político) Rodolfo Hernández.

(Lea: "Estoy enfrentado a las mafias políticas tradicionales": Juan Carlos Cárdenas)

Cárdenas es un ingeniero civil formado en el mundo empresarial y radicado en Bogotá. Su último trabajo lo realizó en la constructora CEMEX Latinoamérica, compañía en la que alcanzó el cargo de vicepresidente. Renunció luego de una conversación con el exalcalde Hernández. En la charla, lo felicitó por “arrinconar” a la clase política que históricamente lideraron los liberales. A sus palabras, el propio Hernández le respondió con una invitación que él aceptó y que hoy se traduce en su triunfo: volver a Bucaramanga para ser la nueva opción “independiente” y continuar con su proyecto político. Fue tanto el apoyo, que a Hernández lo suspendieron por participación indebida en política, por lo que renunció para hacerle campaña a su pupilo. 

Ello dio espacio a que Cárdenas triunfara en las 1.490 mesas de votación. Eso sumado al controversial apoyo de Hernández, un hombre elegido por elección popular en 2015 y quien se hizo famoso en el escenario nacional por no tener pudor ni pelos en la lengua para decir las cosas sin filtros, y por pegarle a un concejal en medio de un acalorado encuentro. 

(Contexto: Las estructuras del poder en Santander)

Por ser básicamente un novato en el terreno político, Juan Carlos Cárdenas no tiene mayores reparos, cuestionamientos o tachas del manejo administrativo público. Sin embargo, le achacan señalamientos sobre la supuesta entrega de dineros de Cemex Latinoamérica a la campaña presidencial de 2014 Juan Manuel Santos, a cambio de contratos. Sin embargo, es algo que aún no está probado. “Nosotros vamos a pensar colectivamente a mediano y a largo plazo. Vamos por la defensa del Páramo de Santurbán, a proteger el agua, a mejor la calidad del aire.  Y vamos por la triple E, no la triple A, que es de la que hablan ellos y significa el agua, el aseo y el alcantarillado para su intereses personales, para sus contratistas”, son algunas de sus promesas.

Por -Redacción Política (politicaelespectador@gmail.com)

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar