Publicidad
13 Mar 2022 - 4:50 a. m.

A Quemarropa con Ariel Ávila, candidato al Senado por Alianza Verde

El candidato, conocido por su trabajo como investigador y analista político, ya tiene redactado un proyecto de acto legislativo para que los terceros civiles que hicieron parte del conflicto sean juzgados en la JEP. También buscará crear el tribunal electoral y cambiar la forma en cómo se elige el Consejo Nacional Electoral (CNE).
Ariel Fernando Ávila es el #69 del tarjetón de Senado de la Coalición Centro Esperanza.
Ariel Fernando Ávila es el #69 del tarjetón de Senado de la Coalición Centro Esperanza.
Foto: Archivo

¿Cuál es su mayor motivación para ser congresista de Colombia?

Me cansé de que mis investigaciones sirvieran para enviar políticos corruptos a la cárcel y que desde allí eligieran a sus hijos, esposas o esposos para gobernar en cuerpo ajeno. Entendí, al final, que para sacarlos hay que ganarles en democracia.

Por eso, con mi experiencia como investigador, analista y docente sobre el fenómeno de la corrupción, la gobernabilidad y la seguridad en Colombia, quiero como senador formular propuestas serias y profundas de las reformas que necesita el país.

¿Ha tenido alguna investigación disciplinaria o penal? De ser así, cuéntenos su caso.

No, nunca.

¿Cómo está financiando su campaña al Congreso?

Hacer campaña política en este país es muy difícil. Siempre denuncié cómo las economías ilegales, los grupos armados ilegales y los recursos públicos vía corrupción financian campañas.

Muchos políticos terminan, literalmente, empeñados. Así que, decidí que la campaña se iba a financiar, principalmente, con recursos de préstamo del partido contra reposición, recursos propios y donaciones de ciudadanos, principalmente en una vaki y lo que nos pudiera aportar el Partido Verde, como donación. Esta es una campaña austera y alternativa.

De ser electo, ¿cuál será su principal proyecto en el Congreso?

Son tres. El primero, buscará reformar la ley 30 de 1992, en los artículos 86 y 87 e incrementar el presupuesto de la universidad pública para lograr la matrícula cero universal.

El segundo, es un proyecto de acto legislativo, ya redactado, para que los terceros civiles que hicieron parte del conflicto sean juzgados en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

El tercero, crear el tribunal electoral y cambiar la forma en cómo se elige el Consejo Nacional Electoral (CNE).

A su criterio, ¿cuáles son los principales problemas de Colombia y cómo solucionarlos?

Las grandes crisis de Colombia se resumen en: Crisis en seguridad alimentaria, inseguridad, de legitimidad política, migratoria y protesta social.

En el tema relacionados con equidad social se propone una reforma tributaria progresiva, donde el que más tenga pague más, y que el que menos tenga, menos pague.

En los temas de seguridad vamos a proponer crear una policía, separar a la policía del Ministerio de Defensa y crear un Ministerio para la seguridad y la convivencia ciudadana.

¿Realizaría alguna modificación al Acuerdo de Paz? ¿Cuál y por qué?

Al Acuerdo de Paz hay que rodearlo y protegerlo, no debe impedirse su cumplimiento como lo ha hecho el gobierno actual, al contrario, hay que fortalecer su financiación y los fondos para que los puntos pactados entre el Gobierno y las extintas FARC-EP sean exitosos y no genere mayores problemáticas en la sociedad colombiana. Lo único que tocaría es devolverle a la JEP la jurisdicción para juzgar a terceros civiles como lo mencioné anteriormente.

¿Está de acuerdo en que el Gobierno adelante diálogos de paz con el Eln? ¿Por qué?

Sí. El Acuerdo de Paz con las ex FARC-EP logró el desarme de más de 13 mil personas, con un porcentaje de éxito de más del 90%. Esto permitió que saliéramos del letargo del conflicto para centrarnos en problemas como la corrupción.

Ya se hizo un proceso de desmovilización con los paramilitares y proceso de paz con las FARC. Nos queda el compromiso para negociar con el Eln porque es un deber ético, moral e institucional de Colombia.

¿Qué posición tiene sobre la legalización de las drogas?

Se debe legalizar el cannabis, lo que permite generar unos impuestos para nuestro sistema de salud. Frente al tema de drogas duras, como la cocaína, indudablemente la legalización le quitaría miles de millones de pesos a las organizaciones criminales, pero en la vida real, ese escenario de legalización es imposible por las dinámicas internacionales. Nos toca continuar avanzando en el camino de la regularización.

¿Ampliaría los derechos sobre aborto y eutanasia que ya contempla la Corte Constitucional bajo jurisprudencia?

No, el pronunciamiento de la Corte Constitucional se ajusta a los derechos de la mujer y el Congreso tiene que ratificar eso. En el tema de la muerte asistida, las personas tienen el derecho a morir dignamente, la sociedad colombiana puede avanzar más en estos procesos que garanticen los derechos y la dignidad humana.

Hay muchos obstáculos para que funcionarios cumplan las sentencias de la Corte Constitucional sobre derechos de personas LGBT+ y parejas del mismo sexo. ¿Qué acciones impulsaría para acabarlos?

La Corte Constitucional ha tomado decisiones que han permitido reivindicar a la comunidad, sin embargo, hay muchos funcionarios que quieren pasar por encima de la ley y oponerse a ella, por ende, el Congreso tiene que hacer mucho control político para que se cumpla la ley y por parte del gobierno, se debe hacer control para que se nombren a las y los funcionarios adecuados, que tengan en cuenta los avances en derechos de la población LGBTIQ+.

¿Está de acuerdo con que las iglesias paguen impuestos como el de la renta? ¿Por qué?

Sí, deben pagar impuestos, ellas recaudan plata, particularmente, las evangélicas tienen una tarifa del 10%. Eso nos permitiría avanzar en la recaudación fiscal del Estado.

¿Estaría de acuerdo con una reforma a la Policía? Y, en esa línea, ¿cree que debe acabarse el Esmad?

Acabar el Esmad no es la solución porque al siguiente día se va a carear otro cuerpo con otro nombre y mismas funciones. La solución, en primer lugar, es acabar el fuero penal militar. Un cuerpo civil como la policía no debe estar cobijada por ese tipo de figura.

Entre mis propuestas está la reforma integral de seguridad nacional, en la cual se cambie la doctrina del enemigo interno y se pase a la política de protección de Derechos Humanos.

¿Qué propuesta concreta tiene para garantizar la paridad y los derechos de la mujer?

Control político para que se cumpla la ley, como el de los feminicidios y exigir que las autoridades judiciales cumplan con todo lo estipulado.

La participación política es fundamental. Se debe garantizar los cursos de formación son básicos, pero también garantizar esa elegibilidad de la mujer en los cuerpos colegiados, financiación, apoyo en las campañas de las mujeres; y avanzar en el reconocimiento de la economía del cuidado.

¿Qué propone para reformar la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes y lograr resultados tangibles en su labor?

Es fundamental que, en el Congreso, la Comisión de Acusación, esté en manos de la oposición para que se garantice el control político, hasta hoy se nombra a gente como Laureano Acuña, el Gato volador, y no pasa absolutamente nada, se convierte en una Comisión de absoluciones.

La corrupción es un problema de primer orden en el país: entre 2018 y 2021, según Invamer Poll, el porcentaje de personas que considera que es un asunto que está empeorando pasó del 71 % al 90 %. ¿Cuál es su propuesta concreta para hacerle frente a este flagelo y lograr resultados?

-Crear el tribunal electoral.

-Cambiar la forma de elección del Consejo Nacional Electoral, asignar un presupuesto propio, lo cual permitirá hacer un verdadero control político, porque los magistrados son elegidos por los Partidos Políticos.

-Crear un pasaporte político y transparencia, donde la hoja de vida financiera de los políticos y familiares sea pública.

-Reformar las corporaciones autónomas regionales.

Tres de cada cuatro colombianos, según Invamer Poll, tienen una imagen desfavorable del Congreso. ¿Qué haría para contrarrestar esa imagen negativa?

Al Congreso se le cambia sacando a los clanes corruptos. Se le cambia retomando la confianza con la ciudadanía, realizando reformas y proyectos de ley que representen a los y las ciudadanas que aguantan hambre, a los jóvenes desempleados, a todos aquellos que pagan impuestos honradamente.

La solución propuesta es reformar la Ley 5, el Régimen de inhabilidades e incompatibilidades, donde el congreso sea transparente y se rindan cuentas a la ciudadanía, no a esos intereses particulares.

¿Propondría desde su posición de congresista un acercamiento diplomático y comercial con Venezuela con miras a restaurar las relaciones entre ambos países?

Sí, por supuesto. Lo único que ha hecho el cierre de fronteras y las peleas entre Duque y Maduro es dejar expuestos a colombianos y venezolanos migrantes a la ilegalidad, la criminalidad, sin garantía de derechos. Para estas elecciones los colombianos que votaban antes en Venezuela en los consulados no lo podrán hacer, porque no tenemos canales diplomáticos.

Lo que hay que impulsar es la formalización, los canales de comercio, el emprendimiento binacional, y evitar caer en ese círculo vicioso de discrepancias.

Si quiere conocer más de esta candidatura visite sus redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/ArielAvilaAnaliza

Twitter: https://twitter.com/ArielAnaliza

Instagram: https://instagram.com/arielavilaanaliza

Nota del editor: ¿Es candidato al Senado o a la Cámara en las próximas elecciones? Lo invitamos a responder el cuestionario de A Quemarropa para que los lectores de El Espectador conozcan sus propuestas y posiciones frente a ciertos temas de interés nacional. Para conocer las condiciones sobre cómo participar, visite el siguiente link.

Síguenos en Google Noticias