Publicidad
19 Jul 2021 - 9:08 p. m.

“Estamos abiertos a propiciar un acercamiento Colombia-Venezuela”: embajador ruso

Nikolay K. Tavdumadze dice que espera que Bogotá y Caracas establezcan una línea de dialogo y busquen superar las dificultades que existen hoy entre los dos países. Vacuna rusa está a puertas de ser aprobada por el Invima y se vendería también al sector privado colombiano.

William Acero Arango / Especial para El Espectador

El embajador de Rusia en Colombia, Nikolay K. Tavdumadze (izquierda), en diálogo con el programa "La hora de Acero".
El embajador de Rusia en Colombia, Nikolay K. Tavdumadze (izquierda), en diálogo con el programa "La hora de Acero".
Foto: Archivo particular

Para el embajador de Rusia en Colombia, Nikolay K. Tavdumadze, el diálogo es el único camino que queda a seguir para lograr un acercamiento entre Bogotá y Caracas, y su país está dispuesto a servir de puente para ello. En diálogo con el programa La hora de Acero, que se transmite por Telecafé y el Canal del Congreso, y El Espectador, el diplomático habla de ese espinoso tema, del intercambio comercial actual entre las dos naciones y de la llegada de la vacuna rusa.

¿Cómo ve hoy Rusia a Colombia?

Como un país amigo, donde cada día queremos estrechar lazos de amistad y cooperación multifacética. Vemos que sus ciudadanos son amables, abiertos, tienen un calor especial, igual al que tenemos nosotros, y queremos seguir fortaleciendo nuestra amistad.

¿Se podría llegar a pensar en la posibilidad de una visita del presidente Vladimir Putin a nuestro país?

Sería bastante difícil para mí hablar de una visita de nuestro presidente a Colombia. Todo depende de las relaciones bilaterales y nosotros estamos abiertos a una cooperación más amplia, más diversa, diferente y con muchos más sectores. Estoy aquí con esa misión, la de hacer todo lo posible para que nuestras relaciones se fortalezcan mucho más.

Lea también: De Biden-Putin a Duque-Maduro

Es sabido que Rusia es mantiene una estrecha relación con Venezuela, ¿podría ser el puente para que los gobiernos de Bogotá y Caracas se sienten a discutir sus diferencias?

Estamos abiertos a hacer todo lo posible para ayudar a los dos países para que se acerquen, para que establezcan contacto. Todo depende de la voluntad de Bogotá y Caracas. Para mí, como veo la situación, lamentablemente las sospechas, las acusaciones y otras cosas no ayudan para nada a un proceso de diálogo. Pero hay que ver la situación mirando el futuro y este debe ser pacífico, sin conflicto y mucho menos armado. Lamentablemente, Venezuela no está entre las amistades de Colombia y lamentamos mucho que las relaciones entre las dos naciones, que son como hermanas, hoy estén tan distanciadas. Es cierto, nosotros tenemos unas relaciones muy amistosas con Venezuela y tenemos mucha cooperación en diversos sectores de la economía, la cultura, en materia energética y en otros frentes. De la misma manera, estamos abiertos a esa cooperación con Colombia, incluso en el sector de defensa. Nosotros tenemos la posibilidad de exportar, por ejemplo, helicópteros, no solo en el área comercial sino en el militar. Esperamos que Colombia y Venezuela establezcan una línea de dialogo, una línea de contacto, y que busquen juntos superar esas dificultades que existen entre los dos países. Creo que la falta de un canal de diálogo es un factor muy negativo. Hay que tener en cuenta que incluso quienes son enemigos también hablan para establecer salidas a la confrontación, a las diferencias. Se debe firmar un acuerdo de paz y esa es la calle que no se puede evitar.

Le insisto, ¿podría usted como embajador servir de puente en de un eventual acercamiento entre los dos países?

Como dije, hay que exprimir la voluntad de ambas partes de dar esos pasos. Rusia claramente apoya en su posición la voluntad de resolver las diferencias que existen entre los dos países.

Habla usted de cooperación, ¿cómo está hoy ese intercambio comercial entre Rusia y Colombia?

Tenemos algunos productos en los que estamos trabajando. Importamos desde Colombia cosas muy tradicionales, como café, flores, frutas, cosas de este tipo, y carne también. Desde Rusia exportamos fertilizantes, insumos agrícolas. Estamos trabajando para ampliar ese comercio bilateral, que a hoy asciende a unos US $500 millones. Lamentablemente, por la pandemia, bajamos mucho, pero tenemos diversas oportunidades donde se puede trabajar juntos para buscar nuevos mercados entre las dos naciones y en temas donde nos estaríamos beneficiando mutuamente, como por ejemplo en el campo energético, en el del transporte, en infraestructura. Rusia tiene mucho que aportar en infraestructura y podría participar en algunos de los grandes proyectos que aquí se adelantan. Estamos trabajando con distintos ministerios de Colombia para conseguir más puntos de encuentro, donde compañías rusas, con capital estatal y privado, puedan participar y contribuir al desarrollo de la economía local.

Lea también: Colombia en riesgo: ¿paranoia o realidad?

Colombia vive hoy una polarización política muy aguda y una palabra que siempre está en el centro del debate es “socialismo”, ¿cómo ven los rusos ese término en la actualidad?

El socialismo fue creado en el siglo XIX y se vivió en diversos países, entre ellos la Unión Soviética, pero tenía sus problemas. Era como un sueño de la humanidad de vivir en un paraíso y lamentablemente se dieron abusos y falta de democracia. Debo señalar que Rusia no es un país socialista. Todo cambió con la desintegración de la Unión Soviética y Rusia hoy es un país libre de mercado, donde hay un Partido Comunista que está en la oposición, está presente en el Parlamento, tiene algunos gobernadores, pero en realidad es una ideología que está en la oposición. Los que piensan que Rusia es la cuna del socialismo, se equivocan.

Por cierto, ¿qué hay detrás de las acusaciones al gobierno ruso de presuntamente intervenir en elecciones de otras naciones?

Esas historias de algunos periodistas y de políticos, intentando acusar a Rusia de todos los males e intervenciones en elecciones en muchas partes del mundo, es algo parecido a una broma. Tenemos muchos problemas por resolver y son muchos y más importantes para la sociedad de nuestro país que intervenir en elecciones en otros países. Le puedo señalar con absoluta seguridad que nosotros no estamos en esas intervenciones, y cuando hablan de ello en las redes sociales y en los medios de comunicación acusándonos, es algo que no tiene ningún soporte, ninguna prueba. Son fantasías.

Hablando de la pandemia, ¿va a llegar la vacuna rusa a Colombia?

Nosotros vemos que la vacunación está procediendo en Colombia, con algunos problemas en el ritmo, como en el resto del mundo. Nuestra vacuna está pendiente de la entrada. Después de que el Invima dé la aprobación, esperamos poder contribuir a la situación tan difícil que está viviendo la humanidad y a que se puedan vacunar muchas personas más.

¿Cuántas vacunas estarían llegando?

Al momento no sabemos. No existe un número porque antes de firmar el contrato debemos tener la aprobación del Invima, posteriormente firmar y después de ese proceso lo sabremos.

¿Le estarían vendiendo la vacuna a los privados?

Probablemente sí, porque el gobierno de Colombia aprobó la posibilidad que se le pueda vender directamente a los sectores privados.

¿Y ya tienen solicitudes de privados en el país?

Han llegado diversas peticiones a nuestra embajada, pero hemos contestado indicando la situación que aún estamos a la espera de la aprobación de las autoridades colombianas.

Recibe alertas desde Google News