Publicidad
4 Oct 2022 - 7:22 p. m.

Así quedó la ponencia de la reforma a la ley de orden público del Gobierno Petro

Fue presentada la ponencia del proyecto que modifica y extiende la ley 418, que permite adelantar diálogos con grupos al margen de la ley. Se espera que pueda ser debatida mañana en el Congreso.
La ponencia eliminó del proyecto la creación del Fondo para la Paz.
La ponencia eliminó del proyecto la creación del Fondo para la Paz.
Foto: EFE - Luis Eduardo Noriega A.

El senador y coordinador ponente de la reforma a la ley 418 o ley de orden público, Ariel Ávila, radicó ayer lunes, la ponencia que será discutida en el Congreso. El texto tuvo algunos cambios clave respecto al proyecto que había presentado el Gobierno Petro inicialmente.

El proyectó, que fue enviado con mensaje de urgencia, será debatido con esos ajustes: lo que determinará la política de paz de Estado durante el Gobierno Petro y modificará algunas de las disposiciones contenidas en esa ley.

(Le podría interesar: “Gobierno y Eln anuncian desde Caracas el reinicio formal de diálogos de paz”)

Si bien el proyecto radicado por el ministro del Interior, Alfonso Prada, buscaba “adelantar diálogos, negociaciones y firmar acuerdos con voceros y miembros de grupos organizados al margen de la ley”, la ponencia presentada, luego de reuniones y análisis, abriría dos tipos de procesos: uno de negociaciones de paz y otro distinto de sometimiento a la justicia.

“Los representantes autorizados expresamente por el Gobierno Nacional, con el fin de promover la reconciliación entre los colombianos, la convivencia pacífica y lograr la paz, podrán realizar todos los actos tendientes a entablar acercamientos y conversaciones y diálogos con estructuras de crimen organizado de alto impacto que demuestren voluntad para transitar hacia el Estado de Derecho”, dice la ponencia.

(Lea: “Rodolfo Hernández radicó su primer y último proyecto en el Congreso”)

De modo que, con ese texto, el ELN entraría dentro del margen de una negociación política y para otros actores se abre la vía de acogimiento a la justicia, pero no serían elevados a tal índole.

“No queremos es darles estatus de beligerancia a organizaciones criminales que no tienen estatus de beligerancia. Las negociaciones de paz aplicarían únicamente para la guerrilla del ELN”, afirmó Ariel Ávila para Caracol Noticias.

El otro punto tiene que ver con la creación de las “Regiones de Paz”: la ponencia agrega un parágrafo al proyecto para aclarar que estas zonas no serán “zonas de ubicación temporal ni de despeje de la fuerza pública”.

Recordemos que las zonas de despeje han resultado problemáticas pues en los intentos fallidos de dialogo con las extintas FARC-EP durante el gobierno de Andrés Pastrana, entre 1998 y 2002, esa guerrilla tomó el control de la zona de distención del Caguán, aprovechando la falta de control de las Fuerzas Armadas.

>Lea más sobre el Congreso, el Gobierno Petro y otras noticias del mundo político

Respecto al “servicio social para la paz”, una propuesta que había hecho el Gobierno como alternativa al servicio militar obligatorio, la ponencia lo mantiene, pero a diferencia de la propuesta inicial, elimina una parte del parágrafo que determinaba que, dentro de los dos meses siguientes a la entrada en vigencia de la ley, el Gobierno Nacional reglamentaría ese servicio. La ponencia determina que la “implementación se hará de manera gradual”.

Igualmente eliminó del proyecto la creación del Fondo para la Paz, “teniendo en cuenta que, por la naturaleza y misionalidad de los fondos, no se considera viable integrarlos como subcuentas del Fondo para la Paz”, dice la justificación de las modificaciones propuesta al articulado.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.