Publicidad
5 Aug 2021 - 8:33 p. m.

Gobierno articula acciones para abordar crisis migratoria en Necoclí

Este viernes, las cancilleres de Colombia y Panamá sostendrán un encuentro para abordar la problemática social que se vive en la frontera con la migración.
Miles de migrantes de Cuba, Haití y países africanos están represados en Necoclí, Antioquia. La crisis es grave.
Miles de migrantes de Cuba, Haití y países africanos están represados en Necoclí, Antioquia. La crisis es grave.
Foto: Agencia AFP

En promedio, hay 700 casos de migración irregular que están impactando a diario regiones estratégicas en las fronteras del país. No es solamente la migración venezolana, sino ciudadanos procedentes de Cuba, Haití y algunos países africanos. Esta es la migración que ha ido llegando a Necoclí.

Así lo aseguró la vicepresidenta y canciller Marta Lucía Ramírez, al instalar este jueves la VI sesión de la Comisión Intersectorial de Lucha contra el Tráfico de Migrantes, que precisamente busca atender la emergencia ocasionada por el alto flujo migratorio en esta región antioqueña. Esta sesión se llevó a cabo previo a la reunión que sostendrá Ramírez con su homóloga panameña, Erika Mouynes, en aras de encontrar acuerdos que solucionen la crisis de migrantes.

Lea también: Defensorías del pueblo buscan salidas a la crisis migratoria de Necoclí

La vicepresidenta y canciller expresó la preocupación del gobierno Duque por el represamiento de migrantes irregulares en el norte del Urabá Antioqueño, provenientes –principalmente– de Haití, Cuba y África, y que intentan llegar a Norteamérica. En este sentido, instó a todas las entidades del Estado a trabajar de manera engranada para abordar esta problemática, “proponiendo soluciones de fondo que permitan verdaderamente responder de manera asertiva, eficiente y eficaz a las necesidades de la población que habita en estas zonas de tránsito y a las necesidades de la población migrante”.

Ramírez recalcó que el Gobierno tiene entre sus prioridades multilaterales la protección de la población que llega a Colombia, huyendo de la crisis social, política o económica que se vive en sus países de origen. “Nosotros tenemos acá una gran responsabilidad por evitar que las personas migrantes en Colombia sean objeto de cualquier tipo de abuso y se vuelvan el objetivo de las redes del crimen organizado para el tráfico de personas”, dijo.

Finalmente, frente a la reunión con la canciller panameña, este viernes, señaló que la idea es hablar con las autoridades del vecino país “para regularizar ese paso de los migrantes y establecer controles que nos permitan asegurarnos que estas personas, que huyen en busca de una vida mejor, no sean objeto de esas redes y ese tráfico infame de personas”.

Lea también: “Esta es la mayor crisis de la región de Urabá”: alcalde de Necoclí, Antioquia

En la Comisión participaron, además de Marta Lucía Ramírez, los alcaldes de Turbo, Necoclí y Acandí; la viceministra de Asuntos Multilaterales, Adriana Mejía; el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa; y representantes de las carteras de Comercio, Industria y Turismo, Salud, Interior, Justicia, Defensa y de entidades como el ICBF, UIAF, DNP, Dirección Nacional de Inteligencia, Armada Nacional, Policía Nacional, Fiscalía General de la Nación y Procuraduría General de la Nación.

La Comisión Intersectorial de Lucha contra el Tráfico de Migrantes es el mecanismo encargado de coordinar y orientar las acciones que se adopten contra el delito de tráfico de migrantes y está presidida por el Ministerio de Relaciones Exteriores y la secretaría técnica la ejerce Migración Colombia.

Síguenos en Google Noticias