30 Apr 2020 - 2:00 p. m.

Karen Abudinen, de funcionaria de Santos a ministra de Duque

La nueva ministra de las TIC, quien conoce al presidente Duque desde hace casi dos décadas, es cercana a la casa Char de Barranquilla y aunque viene de ser directora del ICBF en el gobierno anterior, fue también secretaria en las alcaldías de Elsa Noguera y Alejandro Char. Perfil.

Redacción Política - politicaelespectador@gmail.com

La funcionaria fue directora del ICBF en el gobierno Santos; secretaria de Educación de Alejandro Char, y doblemente consejera de Duque.  / Presidencia - Twitter: @karenabudi
La funcionaria fue directora del ICBF en el gobierno Santos; secretaria de Educación de Alejandro Char, y doblemente consejera de Duque. / Presidencia - Twitter: @karenabudi

Con su llegada al Ministerio de las TIC, en reemplazo de Sylvia Constaín, la barranquillera Karen Abudinen asume el cargo político y administrativo más importante de su carrera. Sin embargo, su gran éxito y ventaja es haber logrado superar con creces la polarización que se acentuó en la última década entre santismo y uribismo, y –con un decisivo espaldarazo de la casa Char– haber ocupado importantes puestos en ambas administraciones. ¿Quién es? ¿cuál es su influencia? Y ¿cómo fue su tránsito de un gobierno a otro? 

Lea también: Karen Abudinen es nombrada ministra TIC tras renuncia de Sylvia Constaín

De 43 años, esta abogada que se declara una “apasionada por los temas sociales” se inició como auxiliar en la Corte Constitucional y luego, residiendo en Estados Unidos, fue consultora del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) entre 2002 y 2008. Allí conoció a quien en ese momento era consejero: el hoy presidente Iván Duque. Posteriormente, con 32 años, aterrizó en el Banco Mundial, desde donde se acercó al sector público con énfasis en América Latina y el Caribe. 

Pasados dos años, regresó a Colombia y dirigió la fundación Nu3, dedicada a la nutrición y que se hizo a contratos públicos en Barranquilla, lo que se configuró como la plataforma para dar el salto definitivo a la Secretaría de Gestión Social de la capital del Atlántico, que en ese entonces dirigía la exalcaldesa y hoy gobernadora Elsa Noguera. Lo anterior, le permitió fortalecer lazos con la casa Char y con Germán Vargas Lleras. 

En las postrimerías del mandato de Noguera, en septiembre de 2014 Abudinen se fue al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) como directora de Primera Infancia. Allí hizo otra importante conexión al conocer a la primera dama María Clemencia Rodríguez, que estaba al tanto de los programas de la entidad. En ese entonces, la directora era Cristina Plazas, allegada a Vargas Lleras.

Luego, a principios de 2016, recién elegido como alcalde Alejandro Char, la hoy ministra decidió regresar a Barranquilla y asumir la Secretaría de Educación. Permaneció allí poco más de año y medio, hasta que en agosto de 2017 el entonces presidente Juan Manuel Santos la nombró directora del ICBF, sin duda el cargo más importante que asumía a nivel administrativo.  

Si bien el jefe de Estado defendió en su momento que Abudinen “no era ficha política de nadie”, no puede pasar por alto que durante su posesión estuvo acompañada del alcalde de su ciudad natal, Alejandro Char.  

Lea también: Nueva directora del Icbf no es ficha política de nadie, dice el presidente Santos

En ese entonces, se dijo que su nombramiento habría estado antecedido por una movida del exsecretario general de Presidencia, Alfonso Prada que, por instrucción del propio jefe de Estado, se habría reunido con partidos para reconfigurar las fuerzas en el Ejecutivo. De hecho, en los mentideros políticos se especuló que la llegada de Abudinen obedeció a las cuotas burocráticas que habría exigido Cambio Radical en el Gobierno.  

Con todo, la barranquillera logró permanecer en la entidad casi un año, justo hasta julio de 2018, meses después de que el hoy presidente Iván Duque resultara elegido. Si bien se habló de que se lanzaría como alcaldesa de Barranquilla, justo el día de la posesión de Duque fue nombrada consejera presidencial para las Regiones, echándose al hombro los talleres Construyendo País, un modelo que le sirvió al expresidente Álvaro Uribe para ganarse el apoyo de la gente. 

No obstante, en una columna publicada en marzo de 2019, el exvicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras –en medio del pulso político que venía enfrentando en su propia colectividad con la casa Char– denunció repartijas burocráticas en el Gobierno Duque. En el caso de Cambio Radical, dijo que se materializaron favores “a modo de cuota inicial” con la designación de Abudinen como alta consejera presidencial para las Regiones.  

En contexto: Vargas Lleras se va lanza en ristre contra el gobierno Duque y lo acusa de dar "mermelada"

La consejera no guardó silencio y contestó en Twitter: “Para los que se preguntan desde cuándo conozco al presidente. Es desde hace 18 años. La vida me dio la oportunidad de interactuar con él en diferentes momentos y hoy ser parte de su equipo”, escribió Abudinen, adjuntando una foto junto al primer mandatario de hace algunos años. 

Lea también: Una vez más aplazan votación de las curules de paz

En noviembre de 2019 también asumió otra consejería: la de Asuntos Políticos, cuyo paso no fue tan renombrado. De hecho, apenas en febrero pasado durante una entrevista con El Espectador, se abstuvo de hablar sobre política y solo se centró en los talleres. Eso sí, no dejó de mencionar que en las “regiones la gente quiere al presidente” y que hay que “valorar lo que está haciendo”. 

En contexto: “En las regiones la gente quiere al presidente Duque”: Karen Abudinen

Abudinen también tuvo cierta participación en el famoso episodio “de qué me hablas viejo”, la respuesta que dio Duque a un periodista en Barranquilla, la tierra de la consejera, al ser cuestionado por el bombardeo militar a disidentes de las Farc en el que murieron ocho menores.  

El comunicador Jesús Blanquicet, del diario El Heraldo, denunció haber sido agredido por agentes de seguridad y alegó que la alta consejera presidencial le pidió borrar la grabación hecha o que no lo publicara a cambio de una entrevista.  

Lea también: FLIP rechaza agresión a periodista que cuestionó a Duque por muerte de ocho menores

En los preparativos para la asamblea anual del BID –que se realizaría a finales de marzo en Barranquilla, pero que fue cancelada por el coronavirus–, Abudinen, fiel a su tierra, estuvo en correría de medios con el alcalde Jaime Pumarejo promocionando el evento del organismo al que, como se mencionó, también sirvió al inicio de su carrera. 

También le puede interesar: Barranquilla le apuntará a triplicar la inversión extranjera durante asamblea del BID 2020

Ahora, llega al Ministerio de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación justo después de que se tuviera que aplazar hasta el 8 de mayo la firma del contrato del dominio .co (aquel que identifica a Colombia en internet), adjudicado el pasado 3 de abril a .CO Internet SAS. La semana pasada, la Procuraduría puso lupa al asunto y abrió una investigación a una funcionaria del Ministerio por el proceso de licitación y pidió suspender la firma de los contratos de operación. 

Aunque la exministra Sylvia Constaín fue quien lideró el proceso de la subasta del espectro electromagnético –la principal apuesta del Gobierno para llevar internet y telefonía móvil a 3.658 localidades en áreas rurales–, será Abudinen la encargada de concretar la meta y sacar adelante el programa. Su experiencia en el ámbito social y regional será clave en esa tarea. 

Síguenos en Google Noticias